Indígenas prefieren “escolta ciudadana” y no policial en La Paz; CIDH pide garantizar la integridad de los marchistas

Indígenas llegaron a Pongo. Rechazan la “escolta policíal” que ofreció el gobierno en las últimas horas. El dirigente Adolfo Chávez asegura que aún tienen que sanar "las heridas profundas". La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pide al gobierno boliviano garantizar la integridad de los marchistas en defensa del Tipnis.

imageIndígenas marchan en defensa del TIPNIS en un tramo en Yungas. Foto La Razón

Marchistas llegan a Pongo y piden “escolta ciudadana” en La Paz



La Paz, 17 Oct. (ANF).- La marcha indígena que defiende el Territorio Indígena y  Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) llegó este lunes hasta la población de Pongo, a 37 kilómetros de La Paz y la dirigencia ratificó su intención de llegar a la sede de gobierno el miércoles. Adolfo Chávez El presidente de la Confederación de Pueblos Indígena de Bolivia (CIDOB) dijo preferir una “escolta ciudadana” a una “escolta policial” para su arribo.

La marcha llegó hasta ese  punto cerca de las 15:00 horas  e inmediatamente se instalaron con sus carpas en la cancha de fútbol del poblado que se encuentra a 3.500 metros sobre el nivel del mar, altura similar a la de La Paz. Si bien quedan pocos kilómetros los marchistas deben pasar la etapa más dura  el ascenso  al cumbre a más de 4.000 metros donde el frio es más intenso.

Respecto a la escolta Policía que ofreció el gobierno nacional para su ingreso a la cumbre Adolfo Chávez dijo que “lo importante serán los ciudadanos paceños y de otros puntos el país  hagan un cordón humano, agradecer a la policía, pero no estamos bien para mirarles el rostro, hay heridas profundas que tienen que cicatrizar” dijo en referencia a la represión de Yucumo.

Asimismo comunicó que los marchistas tienen “la gran esperanza” que  el gobierno de Evo Morales de respuestas a los 16 puntos del pliego indígena. “Ayer el país le dijo  al presidente que  debe dejar de insistir de atravesar el TIPNIS, está muy claro, el diálogo debe ser sincero”.

Acerca del día de la llegada de la marcha dijo que la dirigencia quiere  ser responsables en el paso por la cumbre, donde se puede presentar mal clima, lluvias o nevadas y  “muy posiblemente el miércoles estemos ingresando a La Paz”.

Asimismo un grupo de avanzada de la marcha llegó a la ciudad de La Paz para organizar la llegada de la columna principal junto a quienes hacen la vigilia en plaza San Francisco.

El ministro de gobierno Wilfredo Chávez afirmó que se garantizará la seguridad para los más de 2.000 marchistas indígenas mientras el Comando General de la Policía determinó este lunes escoltar a los marchistas del TIPNIS a su llegada a La Paz.

12 pacientes entre niños, mujeres y hombres que participan de la marcha en defensa del Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), fueron internados desde el jueves en el Hospital Municipal La Merced. Los mismos reciben tratamiento por las diferentes enfermedades que adquirieron durante su marcha e ingreso al municipio paceño, según el director de este hospital, Renán Crespo.

De estos doce pacientes, seis fueron internados por neumonía severa. Cinco de ellos son menores de entre seis meses a dos años, y una persona adulta de sexo masculino de aproximadamente 35 años.

Policía escoltará a los marchistas a su ingreso a La Paz

ANF.- Jorge Santiesteban, comandante General de la Policía, no quiso dar más datos acerca de la operación que se ejecutará el día del ingreso de la marcha, sin embargo recalcó que se colaborará a los indígenas en su recorrido a la sede de gobierno.

"Si se va escoltar, se hará los servicios de acuerdo a un plan de operaciones que tenemos, estamos previendo, hemos hecho esto desde antes y ahora estamos continuando, es un servicio policial por eso es que hoy haremos conocer a todos los efectivos policiales el plan, será la cantidad necesaria (de policías)", dijo el general.  

La Policía vulneró el pasado 25 de septiembre mediante un operativo dispuesto por orden superior los derechos humanos de los indìgenas del Parque Nacional Isiboro Sécure, que se oponen a la construcción de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos por el TIPNIS. 

En esa oportunidad, los uniformados atacaron con gases lacrimógenos y maniataron a los marchistas con cinta masquín en su campamento de San Lorenzo cerca del pueblo de Yucumo, a más de 300 kilómetros de La Paz.

Hasta el momento no se dio a conocer el nombre de la persona que ordenó la intervención. Producto de esta renunciaron el viceministro de Régimen Interior de ese entonces , Marcos Farfán y el ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, quien responsabilizó a Farfán de este exceso, no obstante el aludido descartó cualquier responsabilidad en su carta de renuncia.

CIDH pide garantizar la integridad de los marchistas en defensa del Tipnis

ERBOL.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) urge al Estado de Bolivia a garantizar la integridad física y seguridad de los manifestantes indígenas que se oponen a que la construcción de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos atraviese el Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

“En vista del uso excesivo de la fuerza por la policía en la represión de la marcha del 25 de septiembre de 2011, la CIDH hace un llamado al Estado de Bolivia a adoptar de manera urgente todas las medidas necesarias para la debida protección de todos los manifestantes”, señala el comunicado de prensa No. 108/11 del organismo internacional.

La Comisión Interamericana, dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), recuerda al Gobierno Boliviano que los Estados tienen la obligación de garantizar la seguridad a todas las personas bajo su jurisdicción e implementar acciones de prevención y medidas operativas eficaces para preservar los derechos de las personas.

“El Estado boliviano debe ejercer el control de las manifestaciones dentro del marco de respeto de los estándares interamericanos de derechos humanos (…) el accionar de las fuerzas de seguridad no debe desincentivar los derechos de reunión y de manifestación, sino protegerlos”.

Washington D.C., 17 octubre de 2011 – F.C./