Intangible

Elio Pedraza Vargas

elio-pedraza El artículo 1 de la Ley sobre el TIPNIS nos dice: “Se declara al Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure – Tipnis, como zona intangible”. Y según las alocadas declaraciones de algunas Senadoras del MAS y cantinflescas afirmaciones de otros senadores del movimiento en el gobierno, al igual que los y las opositoras, nos dejan cada vez más sorprendidos por su ¡profundo razonamiento y discernimiento de algunas palabras o frases!

Por ejemplo la Senadora Gabriela Montaño afirma haberles advertido a los indígenas del riesgo de incluir el término intangible y, otros consideran que no se debe mover una hoja en el parque por ser considerada zona intangible y es más, les están prohibiendo a los indígenas –propietarios del parque* – cazar para su alimentación.



Este falso debate en el que se pretende salvar al primer mandatario, luego de haberse lavado las manos y dejado a la suerte lo que venga de aquí en adelante con la protesta de los cocaleros y colonizadores, nos da la espina de que muy pronto con la presión de no permitir que se hagan modificaciones o se establezcan fuentes laborales, educativas y de sanidad en el territorio indígena, estos se vean con la urgente necesidad de ceder ante la presión del Estado para el desarrollo de cualquier otro proyecto destructor, por el Tipnis.

Pero es bueno dejar claramente definida la frase “zona intangible”. Porque en primer lugar los parques nacionales están dentro de las llamadas zonas intangibles y en segundo lugar, las zonas intangibles son espacios protegidos de importancia cultural y biológica, en donde no se pueden realizar actividades extractivas, es decir, actividades petroleras, mineras, de colonización e incluso la extracción de madera o cualquier otro tipo de actividad humana que ponga en riesgo la diversidad cultural y biológica que se desarrollan en la zona.

Pero quiero considerar que los asesores del presidente Morales tomaron en cuenta que la declaración de zona intangible es para proteger la diversidad de culturas existentes en el parque y su rica diversidad biológica ampliamente difundida en estos últimos meses. Y me obliga a partir de algunas consideraciones.

a) Es política del gobierno buscar opciones con los indígenas para el manejo de la madera, antes de entrar en concesiones petroleras, mineras, dando coherencia y equilibrio a la política de aprovechamiento de los recursos naturales.

b) Hay necesidad de buscar alternativas para salir de un contexto normal de desarrollo, preservando zonas que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las generaciones presentes y futuras.

c) Es responsabilidad del Estado valorizar y reconocer los sistemas culturales y conocimiento de los pueblos indígenas, los cuales han contribuido en el manejo de la medicina natural y en beneficio de la medicina científica.

d) Es obligación gubernamental desarrollar una economía en base a un enfoque integral y sostenible, con perspectiva de mediano y largo plazo, en donde se considere el valor futuro y de utilidad más rentable y beneficiosa que los parques nacionales proporcionan a un país, principalmente por los recursos biológicos.

e) Hay que tomar en cuenta que es deber del Estado mantener el equilibrio de la gestión pública, en donde se respeten las áreas protegidas, a la vez que se permita el equilibrio entre las zonas dedicadas a la extracción de materiales y las zonas en las cuales se conserve la biodiversidad.

f) En donde no hay que perder el norte, es que las comunidades que habiten la zona intangible pueden hacer uso de la tierra según la necesidad y no del abuso, pues ellos son los dueños de su tierra.

g) Se debe establecer una alianza que se base fundamentalmente en el respeto a los pueblos indígenas, sus territorios, sus culturas y las áreas de conservación.

h) Estas alianzas serán el fundamento y base para los acuerdos entre las instituciones estatales, las no gubernamentales y las organizaciones indígenas que estarán involucradas en la administración de áreas protegidas y principalmente en territorios indígenas.

i) Es menester que se reconozca los aportes, los argumentos y acciones de varios sectores de la sociedad que han procurado encontrar formulas viables de protección a los indígenas del Tipnis y de su espacio vital en el que habitan.

Esta es una realidad que golpea la razón y dejarnos llevar por los lanza globos del gobierno y de la oposición sobre lo intangible, sin buscarle alternativa de desarrollo sostenible y de provecho para los pueblos del Tipnis, sería mejor dejarlos a su suerte y recogerlos como mendigos, así como se encuentra ahora la casi extinguida tribu Yuqui, que tan sólo se la recuerda por la canción de los cambitas.

Y ahora ya es tiempo de ejercer con plenitud la autonomía indígena originaria campesina, para eso está en la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia. Porque las otras autonomías, están por verse…

*Art. 2; 30-I-;190-I-II,1,2,4,6,10,14,15,16,17,III; 269-I-;293-I-;296; 304;388 y 403 de la CPE