La falta de gas para el Mutún obliga a replantear proyecto

Se necesita que el energético llegue en diciembre de 2014. El retraso en las inversiones se debe también a las fallas de gestión del Gobierno de Evo Morales.

image La maquinaria de Jindal realiza trabajos en el Mutún. DPA

Página Siete, Natalí Vargas / La Paz



La falta de gas para el Mutún obliga a replantear proyecto

Retraso. Un miembro del directorio de la ESM explica que la responsabilidad del retraso en las inversiones se debe también a las fallas de gestión del Gobierno.

La falta de garantías en la provisión de gas natural para el Mutún obliga a una reprogramación del proyecto siderúrgico a cargo de Jindal Steel Bolivia.

“Este proyecto hay que reconducirlo, hay falencias del Estado que no ayudan a que la Jindal invierta lo que debe. Tiene que haber una reprogramación para ver los términos, de otra manera no será posible llegar al 2014 con lo que se había proyectado”, indicó José Padilla, ex representante de la Gobernación de Santa Cruz en el directorio de la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) y actual asesor del Comité Cívico.

A su vez, el actual delegado en ese directorio, Hugo Sosa, lamentó el retraso que existe para dotar de gas al proyecto. “Vemos que no se ha iniciado la construcción de ningún ducto. Sea responsabilidad de quien sea, necesitamos que en el Mutún se garantice la provisión de gas”, dijo.

Los responsables de garantizar el energético son la ESM y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), porque Jindal no puede hacer contratos con otra empresa, añadió.

El jueves, el gerente general de asuntos corporativos de la empresa india, Jaime Valencia, explicó a Página Siete que “no hay gas en la cantidad y el volumen necesarios que hayan sido otorgados al proyecto” y que “si no hay gas no hay proyecto”.

La Jindal necesita seis millones de metros cúbicos de gas para la primera fase del proyecto, desde diciembre de 2014.

Según los estudios, el tendido del gasoducto demoraría al menos 36 meses; o sea, si se quiere cumplir con el cronograma del contrato, desde el próximo diciembre -a más tardar- deberían comenzar las obras.

Para Padilla es necesario replantear el proyecto para que el Estado le garantice a Jindal el gas comprometido, asegure la provisión de 100 metros cúbicos de agua por tonelada de hierro y se defina si se tenderán rieles para ferrocarril, se abrirá un camino o un canal hasta el puerto.

Estos trabajos pueden demandar entre uno y dos año y hasta ahora no hay definición.

“Decir que toda la responsabilidad del retraso la tiene la JSB es una posición cómoda para justificar la falla de gestión del Gobierno”, reflexionó Sosa.

Gobierno no da su posición

ESM. Este medio se contactó con el presidente de la ESM, Sergio Alandia, quien dijo: “No opino sobre lo que dicen otros”.

YPFB. El presidente de YPFB Transporte, Fernando Vincenti, y el gerente de proyectos, Jaime La Fuente, desconocen el pedido de gas de Jindal.

Gobierno. Personeros de comunicación de YPFB dijeron que debe opinar el Ministerio de Hidrocarburos; allí piden que se pregunte a YPFB.

Punto de vista

Bernardo Prado, Analista

Un tendido de ductos desde el gasoducto que va al Brasil hasta el Mutún se podría hacer en menos de 36 meses, tal vez incluso en 28, pero de nada sirve que sea menos el tiempo si no tenemos el gas, el asunto es ¿de dónde sacaremos ese gas? Sabemos que hay gas, pero ¿cómo haremos para que se invierta para sacarlo?La petrolera que saque ese gas tendrá que ser YPFB Chaco o alguna de las subsidiarias de YPFB y tendrá que definir a qué precio va a vender el gas. Porque no se incentivará la producción de más gas si es que se pagará poco. El tema del precio se tiene que atender con mucho cuidado y tiene que ser muy bien concertado porque además el gas para el Mutún tiene dos precios, uno para la generación de energía eléctrica y otro para los procesos para la industrialización del hierro, pero son precios mucho más bajos que los que las petroleras obtienen por la exportación a la Argentina y al Brasil.

Hay que ver si las petroleras estarán de acuerdo con eso, porque hasta ahora no se ha visto que se haya tocado el tema del precio.

YPFB decía que no había recibido solicitud formal de la Jindal, pero ellos sabían que en algún momento debían dárselo porque hay un contrato con el Estado en rango de ley.