Luego de 65 días, los indígenas llegan a La Paz

El periodista Jhon Arandia, anoche entrevistó desde el lugar de la marcha a los indígenas que marchan en defensa del Tipnis quienes ratificaron que no se irán de La Paz sin una ley que proteja el Tipnis. La marcha que defiende la preservación del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) llegó ayer a las puertas de La Paz, la tranca de Urujara, tras conquistar La Cumbre, a 4.700 metros sobre el nivel del mar, y pasar el tramo más difícil de los 65 días de esta movilización que recorrió 602 kilómetros entre Trinidad y La Paz. Al promediar las 18.00, los caminantes llegaron a Urujara, a 12 kilómetros de La Paz, hasta donde se desplazaron cientos de paceños para darles la bienvenida.

Los vecinos de la comunidad recibieron a los indígenas con panes, café, mate de coca, frazadas y ropa, y expresiones de aliento con los acordes de una banda de música. Horas antes los indígenas expulsaron virtualmente a las ministras de Transparencia, Nardy Suxo; Desarrollo Rural, Nemesia Achacollo, y de Justicia, Nilda Copa, que llevaron ayuda al campamento de Urujara. Las mujeres marchistas mostraron su molestia hacia las autoridades de gobierno, por considerar que en su momento no quisieron atender sus demandas y ahora pretendían "mostrar un afecto que no existe".

La misma suerte corrió el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro, quien llevó una carta del presidente Evo Morales para los dirigentes marchistas. Miguel Charupá, secretario de movilizaciones de la marcha, dijo que la "expulsión"del viceministro se debió a la actitud que tuvo el pasado 24 de septiembre, junto al canciller David Choquehuanca. Se espera que hoy al mediodía estén en la sede de Gobierno.



Fuente: Jhon Arandia, Todo A Pulmón, Cadena A.

[vid url=http://cd1.eju.tv/videos4/E1110190700.mp4]