Marcha indígena retoma caminata; hay problemas de salud en niños

La marcha indígena está a 98 kilómetros del municipio paceño. La Alcaldía de La Paz anunció que proveerá víveres y ropa a los marchistas cuando lleguen a su jurisdicción.

La Razón – Micaela Villa – Santa Barbara

Los indígenas retomarán a las 06.00 la marcha rumbo a la ciudad de La Paz, por un camino alterno a la carretera principal, porque existen lugares para descansar y disponibilidad de agua de ríos para el aseo. La alimentación y los problemas de salud constituyen las principales dificultades de la columna que marchó desde Trinidad.



image

Alimentos. En ollas comunes preparan el alimentos del mediodía de los indígenas.

Tienen previsto recorrer 31 kilómetros; les restará al menos 98 kilómetros para llegar a su objetivo. Retoman la caminata, luego de rechazar el proyecto de Ley corta aprobado en la Cámara de Diputados, que prevé la suspensión de trabajos en el tramo II de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos hasta tanto se realice una consulta no vinculante.

“Rechazamos la Ley corta, nosotros no hemos dicho  suspensión temporal y derecho a la consulta. Las 34 naciones y el Conamaq (Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu) no la aceptamos”, indicó Adolfo Chávez, presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB).

La carretera que unirá Cochabamba y Beni consta de tres tramos. El segundo es rechazado por los indígenas, porque pasará por el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS). Los dos tramos restantes (I-II) están en construcción.

Los indígenas iniciaron la marcha el 15 de agosto, en Trinidad. El 25 de septiembre, en Yucumo, Beni, fueron golpeados, amordazados y maniatados con cinta adhesiva por policías. El viernes 7 llegaron a Caranavi y el domingo 9 retomar la marcha.

Los dolores de cabeza, mareos y resfríos aquejan a muchos de los marchistas, especialmente niños, a medida que se acercan al frío altiplano paceño. “Por el momento sólo contamos con la ayuda de cinco médicos de la CIDOB (Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia), en algunos pueblos que llegamos también nos brindan ayuda, pero lo que más necesitamos son medicamentos para evitar o contrarrestar estos problemas”,  informó Laida Humaday, responsable de salud de la marcha indígena.

Dieta. Sobre la alimentación, Humaday indicó que no cuentan con carne para la preparación de los alimentos. “No comemos carne hace como una semana”, informó.

Chávez informó que la marcha llegará a la urbe paceña después de las elecciones judiciales del domingo.  En la ciudad sede de gobierno, mantienen una vigilia miembros del Conamaq y otros sectores que apoyan la marcha indígena.  La Alcaldía paceña, en coordinación con la Federación de Juntas Vecinales, prevén entregar ropa, alimentos, medicamentos y carpas a los marchistas cuando entren a jurisdicción edil, informó Edwin Herrera, director de Comunicación de la Alcaldía.

Concierto a favor de indígenas

Las organizaciones que participan de la vigilia a favor de la columna de marchistas indígenas, organizaron para hoy un concierto de solidaridad en la plaza San Francisco. Informaron que participarán artistas como Luis Rico y grupos como Altiplano. El concierto empezará a las 17.00 de hoy. Los indígenas del Conamaq y otros grupos hacen

la vigilia.

El Presidente denuncia que hay actos de venganza

El presidente Evo Morales aseguró que “algunos tratan de vengarse del Gobierno” en referencia a los hechos de violencia ocurridos en Yucumo, Beni, en contra de la marcha indígena. Reiteró que el Gobierno no ordenó la represión a la marchistas.

“Cuando tratamos de intentar   mejorar la situación de un sector, de una institución, mejorar su imagen, su trabajo, que (implica) afectar intereses de grupos, por eso algunos tratan de vengarse”, afirmó el Mandatario en alusión a uniformados de la Policía.

El Presidente, en reiteradas ocasiones, denunció que oficiales de la institución del orden buscan dañar la imagen del Gobierno con las características de la intervención policial a la marcha indígena.

En Yucumo, Beni, un contingente de al menos 500 policías golpeó, amordazó y maniató con cinta adhesiva a los marchistas. El ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez, suspendió de sus cargos al subcomandante de la Policía, general Óscar Muñoz, y al director de Instrucción y Enseñanza de la Policía, coronel Óscar Chávez, para que asuman su defensa sobre los hechos de Yucumo.

Decenas dejaron las clases por la marcha

El número de menores en edad escolar que abandonaron la escuela porque acompañan a sus padres en la marcha, es indeterminado, pero La Razón contó a al menos 50 niños en edad escolar. Uno de ellos es Carlos, de seis años edad, quien dice “extraño a mis amigos”, mientras escribe en una hoja de papel la inicial de su nombre.

Juan José tiene seis años, es del pueblo Sirionó en Beni y también dejó la escuela. Su madre Amelia explicó que debido a que es desobediente con su abuela, no podía dejarla con ella para que continúa sus estudios.

Rosa Cuéllar, de la comunidad de Santiago del Río Ichoa, en el Parque Nacional Isiboro Sécure, aseguró que debido a que el profesor de la escuela rural Santa Fe no asiste a sus clases regularmente, decidió que su hija Fabiola (12) los acompañe.

Los niños no son los únicos que abandonaron sus estudios. Marciano (17), oriundo de San Borja, cursa segundo de secundaria, pero dejó su colegio por decisión propia. “Vine a la marcha con mi madre Ramona, estaba en el colegio La Cruz, quise pedir permiso, no pude”, contó.

Liz (10) y Claudia (10) están resignadas. “No creo que el profesor me acepte al volver”, dice Liz.