Marchista indígena pierde a su bebé y otras madres gestantes corren riesgo de abortar

Nuevamente otra marchista en defensa del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) perdió a su bebé en el trayecto Yolosa a Chuspipata, y otras se encuentran ante posibles abortos. El primer embarazo interrumpido de otra indígena ocurrió en el trayecto San Borja a Yucumo.

image RIESGO. Una mujer encinta encabezaba la marcha indígena en días pasados. Foto ilustrativa La Prensa

Nazaret Flores, vicepresidenta de la Central de Pueblos Indígenas del Beni (CPIB), que perdió a su bebé se recupera en el hospital La Merced de La Paz, la misma marchista, el 12 de octubre, ya sufrió un desmayo durante la caminata del tramo Caranavi y San Pedro.



“Una de ellas llegó con aborto incompleto y perdió a su bebé parece por esfuerzo físico y tratamos con las medidas que corresponden. Otras están con amenazas de abortos porque son embarazos menores a 20 semanas de gestación y otra señora que se encuentra con embarazo de 39 a 38 semanas en buenas condiciones que estamos esperando que se produzca el parto”, explicó a Erbol el gerente del hospital La Merced, Renan Crespo.

En tanto, las indígenas María Nujo, Jhessy Gonzales y Ruth Quenebo están internadas en el hospital La Merced porque se encuentran ante posible riesgo de abortos que está siendo tratado por los especialistas en la sede de gobierno.

El galeno agregó que la noche del pasado domingo recibieron a ocho pacientes de los cuales cuatro son mujeres. Otro niño de seis meses con neumonía severa, un adolescente de 14 años con salmonelosis y deshidratación severa y, otro marchista que ingreso con bronconeumonía.

“Hoy en la mañana llegaron siete pacientes marchistas, de los cuales tres niños se están internando con cuadros severos de bronconeumonía y una paciente adulta mayor por problemas de gastroenteritis; que en total tenemos a 12 pacientes”, señaló Crespo.

Sin embargo, según los monitoreos médicos de la unidad móvil paceña que acompaña la marcha indígena se prevé que la cantidad de los pacientes crecerá debido a la hipertensión arterial y la deshidratación que afecta a los marchistas.

Desde el inició de la 8va. Marcha Indígena se produjo dos abortos. El primero ocurrió en el trayecto de San Borja a Yucumo; en tanto, el segundo sucedió en el tramo de ascenso de Yolosa a Chuspipata.

Fuente: ERBOL