Más de 100 efectivos buscan a narcos prófugos

Nadie reclama el cadáver del colombiano.

Más de 100 efectivos de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar) continúan con la búsqueda de los presuntos narcotraficantes de nacionalidad colombiana y boliviana que —según información de inteligencia— siguen internados en el monte del Parque Isiboro Sécure después de la intervención del campamento de cristalización de droga en Santa Rosa, el pasado miércoles.

imageEfectivos de la Fuerza antidroga de Bolivia (Felcn). Foto ilustrativa ABI.



El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, indicó ayer que el rastrillaje continuará en la zona y que no existían más novedades.

El comandante nacional de Umopar, Pastor Orellana, informó que cada día las patrullas ingresan y relevan el control en la zona por vía terrestre, sobre todo en las noches y en los lugares que pueden conectarse con el área donde estaba el campamento.

También se realiza el patrullaje en centros de salud, debido a que se sospecha que algunas de las más de 25 personas prófugas resultaron heridas en la balacera que se registró entre policías y narcotraficantes, en la que murieron dos personas (un boliviano y un colombiano) y otras tres resultaron heridas (dos bolivianos y un colombiano).

El cadáver del colombiano Jeison Sosa Rincón, continúa en la morque de Villa Tunari porque ni el Consulado de ese país ni sus familiares lo reclamaron. En los próximos días será enterrado en una fosa común.

Mientras, el colombiano detenido, José Toro García, permanecerá internado en una clínica de Santa Cruz hasta que se recupere, luego será trasladado a la cárcel de El Abra en Cochabamba en cumplimiento de la orden judicial.

Los Tiempos