Segunda ronda de elección judicial fue un fracaso

Radio noticias. En Cruce Ocotavi, Oruro, votación se suspendió a los pocos minutos por amenaza de quema de ánforas. En Santa Cruz el ausentismo superó el 60%.

20111031_122359_0

Comunarios del Cruce Ocotavi, del departamento de Oruro, tampoco votaron ayer por amenaza de quema de ánforas en el proceso de elección judicial



Oruro: Ayer debió realizarse la votación en la comunidad de Cruce Ocotavi, donde el pasado 16 de octubre se suspendió ese acto por conflictos de circunscripción entre los municipios de Caracochi y Soracachi.

Precisamente por los mismos motivos ayer minutos después de haberse iniciado la votación la misma se cerró en la mesa correspondiente impidiendo que los más de 140 ciudadanos inscritos emita su voto debido a un ambiente tenso y ante amenazas de quema de ánforas.

El presidente del Tribunal Electoral Departamental, Benjamín Moya, señaló que ya no habrá una nueva votación.

“No se ha suspendido, hemos aperturado la mesa, los señores jurados han hecho su votación correspondiente, pero los señores que están apoyando al municipio de Caracochi ha interrumpido y han amenazado con quemar las ánforas y demás situaciones, entonces para dar seguridad ha venido la Policía y el comandante quería evitar un poco de líos, entonces se ha decidido cerrar”, indicó.

Moya dijo que la votación ya no se llevará a cabo y que otorgarán certificados de impedimento a los 140 ciudadanos habilitados en esta mesa. (Erbol)

La segunda ronda de las judiciales en Santa Cruz fue un fracaso, el ausentismo llegó a más del 60% del electorado cruceño que acudió a votar

Santa Cruz: Colegios vacios, mesas desiertas, ánforas a la espera, fueron las características que marcaron la segunda ronda electoral en los recintos donde se debió aperturar las 35 mesas que fueron anuladas por el tribunal supremo electoral el pasado 16 de octubre.

Las autoridades del Tribunal anularon estas mesas en Santa Cruz por irregularidades que se presentaron por falta de firmas de seis jurados de mesa, para habilitar la mesa de sufragio o algunos desmanes registrados por terceras personas. De las mesas anuladas, 24 de ellas estuvieron en la ciudad y 11 en provincias. Raúl Paredes confirmo:

“La asistencia de la población fue muy irregular, las elecciones se realizaron con normalidad, no hubo mucha asistencia de las personas habilitadas, asistieron menos de un 40%”

En el departamento de Oruro en Ocotavi, también se había anulado una mesa en la que también tenían que volver a sufragar, pero no se aperturó por problemas limítrofes en la zona.(Panamericana)