Tipnis. Sancionan ley corta y Arce dice que la consulta es vinculante; indígenas rechazan

Oficialismo asegura que consulta previa es vinculante. Representantes de los indígenas del parque Isiboro Sécure rechazan la ley y demandan anular el proyecto carretero.

La Razón – Paulo Cuiza – La Paz

Sancionan ley corta y Arce dice que la consulta es vinculante



La Asamblea Legislativa sancionó la madrugada de hoy la ley corta que encamina la consulta previa sobre la construcción de la ruta Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, por el TIPNIS. El oficialismo afirmó que la consulta será vinculante, pero los indígenas, pese a ello, ratifican su rechazo a la norma y piden anular la obra vial por su territorio.

imageETAPA. Los senadores del oficialismo aprobaron la norma que busca resolver el conflicto por el TIPNIS.

Los senadores debatieron el proyecto de ley corta para la consulta sobre la carretera por el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) por más de siete horas y a la 01.10 la sancionaron. La Cámara de Diputados, como cámara de origen, aprobó la madrugada del martes la iniciativa legal.

La norma establece en el artículo 3, “la suspensión de la construcción del tramo II de la carretera interdepartamental Villa Tunari-San Ignacio de Moxos que pasa por el  Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) y se dispone el inicio de la consulta previa libre e informada a los pueblos indígenas del TIPNIS…”. El artículo 4 dispone elaborar un estudio de alternativas respecto al trazo de la carretera.

En este contexto, el presidente de los diputados, el oficialista Héctor Arce, afirmó que la consulta previa que plantea la ley será vinculante. “Se suspende la construcción a la espera de la consulta. Y se va a aplicar íntegramente los resultados de la consulta al proyecto de carretera. Otro aspecto que hace que sea vinculante es que el Art. 4 de la ley establece el estudio de alternativas para el tramo II, en función de lo que diga la consulta”.

Los legisladores Ingrid Zabala, Rhina Aguirre y Eugenio Rojas afirmaron el martes que la consulta no tenía carácter vinculante, porque la Constitución Política del Estado no contempla esta característica. La Carta Magna no refiere este alcance.

Arce insistió que en este caso sí procede el carácter vinculante.

La norma aprobada establece que el TIPNIS es de los pueblos indígenas Tsimane, Yuracaré y Mojeño-trinitario, además dispone la elaboración del estudio de alternativas respecto al trazo de la carretera y prohíbe nuevos asentamientos humanos en la zona.

La senadora oficialista Gabriela Montaño afirmó que la consulta no es extemporánea.  “La consulta no es extemporánea porque, según la Constitución, se debe hacer antes del inicio de obras, en este caso, antes de las acciones concretas de construcción en el tramo II. En este momento ni siquiera existe un diseño de ese tramo, estamos a tiempo”, afirmó.

La carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, de 360 kilómetros, tiene tres tramos. Los indígenas se oponen a la construcción del tramo II porque parte en dos el parque nacional Isiboro Sécure.

El proyecto aprobado es el resultado de una conciliación entre las propuestas del Ejecutivo y de los indígenas. La primera planteaba cuatro mecanismos de consulta a diferentes niveles, mientras que los marchistas rechazan cualquier obra por su territorio y piden abrogar la ley que da curso al crédito de 332 millones de dólares para la carretera.

El debate senatorial estuvo marcado por algunos incidentes. “Sáquese ese arete…” gritó el opositor Róger Pinto al oficialista Adolfo Mendoza, quien suele utilizar ese accesorio en la oreja izquierda.  Mendoza respondió: “Yo me saco el arete y se termina el problema, pero lo que usted trae en el cerebro lo trae de nacimiento”. Pinto no replicó.

El legislador indígena Bienvenido Zacu ratificó que el Gobierno, con la ley aprobada, viola los derechos indígenas a la consulta previa. Los marchistas exigen que el proyecto vial vuelva a “fojas cero”, porque cualquier consulta debe hacerse antes de firmar contratos de crédito o contratos de obras.

Los indígenas marchan rumbo a La Paz en rechazo a la obra caminera. 

Ley de siete artículos

La ley corta consta de siete artículos que declaran al Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) como Patrimonio Sociocultural y Natural; y reconoce al parque en su doble categoría: territorio indígena y parque nacional. Incorpora la posibilidad de realizar estudios alternativos y dispone la elabo- ración participativa de un plan integral de protección del TIPNIS; y prohíbe asentamientos humanos ilegales.

Ovando felicita a marchistas del TIPNIS

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Wilfredo Ovando, felicitó ayer a los marchistas que defienden el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) por aplazar su llegada a la ciudad de La Paz, a fin de evitar problemas en las elecciones judiciales que se celebrarán el domingo 16 de octubre.

“El organismo electoral quiere hacer pública la felicitación a nuestros indígenas del TIPNIS por ese gesto democrático que han informado —a través de los medios de comunicación— de que no están interfiriendo en el proceso electoral porque estarían llegando el día lunes o martes a La Paz”, sostuvo la autoridad, según ANF.

Ovando calificó de “valorable” la decisión de la marcha y pidió a los indígenas que acudan al recinto de votación más cercano al campamento que instalarán, para recibir un documento de impedimento.

El dirigente Rafael Quispe explicó que la decisión de no llegar a La Paz antes del 16 de octubre tiene el fin de desvirtuar las acusaciones de que la marcha busca afectar los comicios.

La marcha llegará hasta Sacramento

La VIII Marcha Indígena en defensa del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) llegará hoy hasta la localidad de Sacramento, La Paz. Ayer descansaron en Yolosa. El dirigente Fernando Vargas indicó que una torrencial lluvia caída en Yolosa impidió que retomaran la caminata.

Rafael Quispe, dirigente de la marcha y representante del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), señaló que desde las 04.30 hasta las 06.30 aproximadamente llovió torrencialmente, por lo que los indígenas tuvieron que ver la manera de dormir y no ser afectados por el agua, que convirtió en lodo gran parte del campamento. “Todo está mojado”, relató.

CAMBIO. El cambio de clima también afectó la salud de los marchistas. Rafael Moreno, de San Ignacio de Moxos, Beni, señaló que su esposa además de fiebre presenta dolores de cabeza. A diferencia de otros de sus compañeros, la familia Moreno carece de una carpa, por lo que cada vez que descansan en un pueblo, buscan un lugar cerrado para poder albergarse.

Los niños sienten la rigurosidad del clima paceño. Se reportaron males estomacales y resfríos. La marcha indígena pretende llegar a La Paz el martes o miércoles de la próxima semana. El dirigente Adolfo Chávez sostuvo que no cesarán en sus medidas hasta que se anule el proyecto vial por el TIPNIS.

Oficialismo aprueba ley de consulta

Tipnis. En una sesión maratónica y pese a los cuestionamientos de la oposición, los senadores masistas aprobaron la norma. Falta que la promulgue el presidente.

Marco Chuquimia. La Paz. El Deber

Pese a la protesta y la crítica de los opositores, el rodillo masista sancionó esta madrugada los siete artículos de la denominada ley corta sin modificaciones y pasará esta mañana al Poder Ejecutivo para su respectiva promulgación.

Recién a las 18:05 la bancada masista logró instalar la sesión que dio paso a la aprobación de la norma que prevé la consulta previa para la construcción de la vía por el Tipnis.

El oficialismo, de acuerdo con la explicación del senador Adolfo Mendoza, esperó un pronunciamiento de los dirigentes de la marcha, pero como no se recibió nada se decidió reinstalar la sesión, suspendida en la víspera.

El diputado Bienvenido Zacu reiteró que el documento fue rechazado porque los indígenas exigen que la vía sea suspendida en su totalidad y ahora se apunta a llegar a la sede de Gobierno para reunirse con el presidente y discutir el pliego de 16 puntos.

Los senadores emplearon cinco horas para aprobar en grande el proyecto oficialista y en todas las intervenciones los masistas insistían en que el documento fue “concertado” con los marchistas.

Los opositores calificaron el proyecto como “demagogo”. En el debate, el senador Bernard Gutiérrez, planteó que se tomaran dos iniciativas: la primera es que se suspenda de manera definitiva la construcción de la carretera para iniciar el proceso de consulta; la segunda propuesta es replantear todo el proyecto y que la ABC presente alternativas para la ruta trazada.

Tanto oficialistas como opositores protagonizaron enfrentamientos verbales en tres oportunidades acusándose mutuamente de falsear los argumentos, pero la voz de los siete opositores que concurrieron a la sesión no fue suficiente para detener la aplanadora oficialista.

Mendoza admitió que el Gobierno no escuchó el pedido de consulta previa que hicieron los indígenas en 2010.

García: “Se juega futuro de Beni”

“El destino de Beni está en juego. Todos quienes viven aquí tienen que ponerse la mano al pecho”, afirmó ayer el vicepresidente Álvaro García Linera, en Trinidad, donde escuchó el apoyo de algunos lugareños a la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

El mandatario indicó que visitó muchos lugares del departamento beniano, recorrido en el que la gente le pidió que el Gobierno no se olvide de ellos.

“Para ir a Trinidad ‘necesito 1 o 2 días’, me dicen. Otros necesitan hasta 6 días para hacer trámites en La Paz o Santa Cruz. Los que tienen dinero no tienen problemas porque pueden usar avioneta, pero el pueblo sencillo no puede viajar en avión”, reflexionó.

Por su lado, el asambleísta del MSM Mario Orellana señaló que la consulta previa y vinculante sobre la ejecución del tramo dos de la carretera solo debe hacerse a los tres pueblos indígenas que habitan en el Tipnis: yuracarés, chimanes y moxeños trinitarios, mientras que los colonizadores, madereros y cocaleros “no tienen nada que ver”.