Acuerdo Bolivia-EEUU tiene 10 artículos marco y está “blindado” por el respeto mutuo

El canciller Choquehuanca dice que el Acuerdo de Bolivia con EEUU está blindado con principios de respeto mutuo y que se negociarán convenios específicos.

Acuerdo con EEUU tiene 10 artículos marco

El Canciller dijo que negociarán y firmarán acuerdos específicos.

La Razón – Carlos Corz



El acuerdo marco entre Bolivia y Estados Unidos consta de diez artículos vinculados a diferentes temáticas de interés bilateral que serán operativizados con la firma de convenios específicos, informó el canciller David Choquehuanca.

Entre los diez articulados están los referidos a los principios que guiarán la relación bilateral, el diálogo político, cooperación, lucha contra el narcotráfico y comercio, informó el Canciller en una entrevista en el programa televisivo a Todo Pulmón de Cadena A.

Explicó que representantes de ambas naciones negociarán y firmarán convenios específicos que pondrán en marcha el acuerdo. “Este convenio no debe estar orientado a beneficiar a ciertos sectores, sino a los intereses de todos nuestros pueblos”, sostuvo.

El vicecanciller Juan Carlos Alurralde, por su parte, explicó que el acuerdo marco no anula los proyectos en marcha. “Este instrumento no deroga lo que ya está en marcha, sería un congelamiento de procesos”. Alurralde informó de que remitirán a la Asamblea Legislativa Plurinacional el documento firmado en Washington, después de una negociación bilateral de tres años.

El diputado masista Edwin Tupa anticipó que el oficialismo ratificará el acuerdo en caso de que el Ejecutivo lo remita al Legislativo. En la oposición, anuncian que pedirán un informe pormenorizado.

Acuerdo de Bolivia con Estados Unidos está blindado con principios de respeto mutuo

image

    La Paz, 11 nov (ABI).- Bolivia y Estados Unidos han suscrito esta semana un acuerdo que defiende los intereses de los pueblos, impide la injerencia política en la decisión soberana de los Estados y establece la necesidad de llevar adelante una lucha frontal contra el narcotráfico con responsabilidad compartida.

     Esas afirmaciones fueron formuladas por el canciller boliviano David Choquehuanca, al ser entrevistado por la cadena A y su programa "Todo a Pulmón", donde dejó en claro que el acuerdo se sustenta en principios fundamentales a ser respetados mutuamente.

    "En este convenio se estableció que es necesario reconocer los diferentes niveles de desarrollo que tenemos ambos países sobre diferentes temas", dijo.

    Señaló que "Este convenio debe estar en función de los intereses de todos nuestros pueblos y al respeto al ordenamiento jurídico respectivo de cada país".

    Destacó que el convenio fija como prioridad su desarrollo en el marco del mutuo respeto para dejar en el pasado vínculos donde exista intromisión, antes que el respeto mutuo y cooperación.

    "Este convenio no debe estar orientado a beneficiar a ciertos sectores, sino estar en función de los intereses de todos nuestros pueblos", puntualizó el Ministro.

    Choquehuanca hizo hincapié en el establecimiento en el convenio de una serie de principios que son el principal que inspira su implementación.

    Dijo que esos principios son el respeto a la igualdad soberana y la integridad territorial de los Estados, el deber de abstenerse de intervenir en asuntos internos de otro Estado, el derecho de cada Estado a elegir sin injerencias externas su sistema político, económico y social.

     Agregó que otro de los principios es el respeto universal y observancia a los derechos humanos y libertades fundamentales, el desarrollo de relaciones amistosas y de cooperación basadas en el respeto al principio de igualdad de derechos.

    El Ministro destacó que el cumplimiento de estos principios permitirá "construir relaciones respetuosas".

    "Bolivia es un país  pequeño, pero digno y la implementación de este convenio nos va a permitir construir una relación positiva con Estados Unidos", remarcó.

    Anotó que este convenio tiene 10 artículos en base a principios y con objetivos como el diálogo político, la responsabilidad compartida en la lucha contra el narcotráfico y la cooperación y comercio.

    Choquehuanca indicó que el acuerdo también busca sentar las bases para "mejorar el desarrollo humano, económico, social y cultural de manera ambientalmente sustentable, así como la paz, salud, bienestar de los ciudadanos de cada parte, está dentro de los objetivos llevar delante de manera conjunta la lucha contra el narcotráfico en el marco de la responsabilidad compartida".

    Al referirse al tema de la extradición, manifestó que se estableció con claridad la necesidad de ampliar la cooperación en la aplicación de la ley, incluyendo la extradición y asistencia legal mutua con temas sobre narcotráfico y otros temas.

    Señaló que en este acápite se abordará el tema de la extradición del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997) (2002-2003).

    El convenio ha sido negociado durante tres años para que incorpore todas las expectativas de las dos naciones y defienda principios que no dificulten el desarrollo de relaciones amistosas.

    Las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Bolivia no fueron suspendidas, solamente ingresaron en un paréntesis desde octubre de 2008 tras la decisión del presidente Evo Morales de declarar persona no grata al entonces embajador estadounidense, Philip Goldberg, al verificar sus actividades de intromisión en los asuntos internos del país.

    La salida de Goldberg precipitó igualmente la expulsión de la misión de la Oficina anti drogas de Estados Unidos (DEA) por el mismo motivo.