Ambientalistas alemanes paralizan tren con basura nuclear

Las protestas de ambientalistas alemanes bloquearon hoy el avance del tren que traslada residuos nucleares altamente radioactivos desde Francia hasta un depósito ubicado en la localidad de Gorleben, norte del país. Los manifestantes colocaron bloques de hormigón en varios puntos de la vía férrea y muchos organizaron sentadas sobre los carriles, principalmente, en la localidad de Harlingen, próxima al destino final del cargamento de desechos. De acuerdo con la televisión local, el convoy de 11 contenedores apenas logró avanzar en la última noche y las primeras horas de este domingo, pese a la vigilancia de unos 21 mil agentes policiales.

Cerca de Gorleben, una manifestación de miembros del grupo ecologista Greenpeace consiguió la víspera encadenar durante seis horas a varios de sus integrantes a las vías, hasta que fueron desplazados por la policía. El nuevo traslado de residuos nucleares constituye el duodécimo que se transporta por vía férrea desde Francia a Alemania, y aunque el actual trató de efectuarse en secreto, no impidió la acción de los activistas antinucleares. Analistas consideran demasiado inseguro el depósito de desecho atómico de Gorleben, ubicado a 800 metros de profundidad bajo un salar en la antigua frontera con la extinta República Democrática Alemana.

El envío, que actualmente transita un tramo de dos mil kilómetros en territorio germano, es el último procedente del Estado galo, según fuentes oficiales. Inicialmente estaba previsto que el controvertido cargamento llegara a su destino final este domingo, pero aún se desconoce en qué momento pudiera tocar la última parada en Dannenberg, para continuar luego en camiones hasta el cementerio de desechos. Alemania sigue recuperando los residuos enviados del extranjero para su procesamiento, pese a que cinco años atrás el Gobierno y las compañías energéticas acordaron poner fin a esas prácticas.



Fuente: Unitel.

[vid url=http://cd1.eju.tv/videos4/E1111291406.mp4]