Bolivia en narco-cuarentena

Brasil-ejercicios-militares Brasil anuncia la militarización de su frontera, con la movilización de 6.500 efectivos, en lo que el Ministerio de Defensa del vecino país define como “la mayor acción conjunta de las Fuerzas Armadas”. Por supuesto, la frontera con Bolivia será uno de los principales escenarios del despliegue, que tiene por objeto combatir el gigantesco flujo de cocaína hacia las favelas brasileñas.

Mientras tanto, Paraguay realiza ejercicios de puntería con misiles antiaéreos para derribar narco-aviones procedentes de Bolivia. Por su parte, Chile analiza la instalación de una frontera electrónica, al tiempo que Argentina estudia la posibilidad del derribo de avionetas.

Este es el crudo panorama regional al que ha llevado al país el régimen cocalero de Evo Morales, permitiendo que Bolivia se convierta en “el mayor abastecedor de cocaína del mercado sudamericano”, en palabras del representante de la agencia antidroga de la ONU en Bolivia, César Guedes.



El Estado Plurinacional resultó ser el Estado Pluri-aislado, a raíz de una política de tolerancia al cultivo ilegal de coca-para cocaína.

También es cierto que hay un fracaso de la política exterior, al haberse priorizado el acercamiento con el “club de las dictaduras” (Cuba, Irán, Venezuela y Libia antes de la caída de Gadafi), antes que la buena sintonía con vecinos más democráticos.

Bolivia está entrando en narco-cuarentena, pero en lugar de darle una señal positiva al mundo firmando el convenio trilateral antidroga con Brasil y Estados Unidos, la administración evista se empeña en dilatar el asunto.

Sigue primando el interés de la lumpen-burguesía cocalera sobre los intereses nacionales…

notishots@gmail.com