Bolivia pide a Chile reposición de Mecanismo de Consultas y la administración de ferrocarril Arica-La Paz

Bolivia urge a Chile reposición de Mecanismo de Consultas y postula mediación de UNASUR. Bolivia urgió el domingo a Chile la reposición del Mecanismo de Consultas Políticas, principal nexo de relacionamiento de dos países que carecen de relaciones diplomáticas, varado hace un año, para reconducir el Tratado de Límites de 1904 en lo concerniente al puerto de Arica, y postuló a la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) como gestor de un entendimiento.

image

"Queremos avanzar, queremos que se enmienden errores del pasado y que tratemos de construir lo que nosotros queremos, este mecanismo de integración tan importante que es UNASUR que resuelva este problema pendiente en su propio seno", sostuvo el vicecanciller boliviano Juan Carlos Alurralde en declaraciones a la radio y televisión estatales.



    La decisión boliviana de involucrar en el litigio marítimo boliviano chileno a la UNASUR, se suscita a raíz de la privatización del puerto de Arica, por donde Bolivia tiene derecho, fruto del Tratado de 1904, a fluir su comercio ultramarino.

    La privatización del puerto de Arica en 2006 y el vaivén de su transferencia reciente a la estatal Empresa de Transportes chilena, llevó al Gobierno de Bolivia a pedir el control del ferrocarril La Paz-Arica, varado hace una década por decisión de Santiago, y también el puerto de Arica en lo concernido al comercio boliviano.

   "Tres cosas que le pedimos a Chile: compromisos y responsabilidades emanadas de tratados internacionales, deben mantenerse bajo esfera pública. Le pedimos fraternalmente a Chile que rectifiquen el error que ha cometido en el puerto de Arica. Le pedimos en ese sentido, bajo este paraguas, transfiera la administración del ferrocarril a Bolivia", postuló.

    También que "transfiera la administración del puerto a Bolivia", afirmó.

    "Bolivia tiene que administrar su comercio, sus mercancías, bajo el tratado de 1904, todo lo que se interponga en este derecho legítimo que tenemos nosotros consideramos una afectación a este tratado", es decir, "tanto el puerto como el ferrocarril", resumió.

    "El tema del puerto de Arica tiene que subir al mecanismo de consultas políticas", urgió el Vicecanciller boliviano, al referir que pese a solicitarlo formalmente, la Cancillería de La Paz no ha recibido respuesta sobre la recentísima transferencia del puerto de Arica, por parte del Ministerio de Exteriores de Chile.

    "Hemos pedido en reiteradas oportunidades que se convoque al Mecanismo de Consultas Políticas" para tratar el problema que engendra la privatización del puerto chileno de Arica, afirmó en declaraciones a la radio y televisión estatales.

    Alurralde deploró la actitud de La Moneda de rehuir sistemáticamente la reposición del Mecanismo de Consultas Políticas, condenado al congelador desde noviembre de 2010 por decisión de la administración chilena del presidente Sebastián Piñera.

    "Chile sí menciona diálogo, pero muchas veces, pero no da un paso concreto, efectivo, oficial forma para reunirnos", denunció el funcionario boliviano, al subrayar que las alusiones al diálogo bilateral por parte de Santiago, no pasan del verbo.

    "Es fácil hablar de diálogo y diálogo, pero si uno no está dispuesto a sentarse a la mesa y discutir desde los temas más sensibles hasta los más profundos (de la relación bilateral) entonces es solamente discursivo", argumentó.

    Bolivia patentó en marzo pasado su decisión de sentar a Chile ante tribunales internacionales para obtener una salida soberana al Pacífico, de que fuera privada hace más de 130 años, luego de una serie secular de negociaciones sin resultados.

    Tal determinación enfrió la Agenda de 13 Puntos, que incorporó el histórico reclamo marítimo boliviano y que La Paz y Santiago negociaron entre 2006 y 2010, durante la administración de la presidenta socialista Michelle Bachelet.

    "No puede ser que toda la agenda bilateral entre dos países quede congelada por alguna interferencia, una susceptibilidad que existe por parte de Chile respecto a uno de los puntos", lamentó Alurralde.

    Sin renunciar al proceso en preparación en La Haya, "nosotros hemos pedido que nos sentemos en esta agenda de 13 puntos abierta además sin exclusiones y avancemos", sostuvo.

    Distanciados hace décadas por el contencioso marítimo, Bolivia y Chile, que libraron una guerra de posesiones a finales del siglo XIX, carecen de relaciones diplomáticas desde 1976.

    Sus vínculos, desde entonces, se remiten a lo estrictamente consular, no obstante los acercamientos entre 2006 y 2010. (La Paz, ABI).

Viceministro pide que Bolivia administre vía férrea a Arica

ALURRALDE RATIFICA TEMOR DE QUE LA GESTIÓN DEL FERROCARRIL PASE A MANOS PRIVADAS EN 2012.

image Autoridades chilenas rubrican la entrega de la administración del ferrocarril a EPA, el viernes. Foto ABI

Los Tiempos – 21/11/2011

El viceministro Juan Carlos Alurralde pidió ayer al Gobierno de Chile que otorgue a Bolivia la administración de ferrocarril Arica-La Paz, que el viernes fue otorgada a la Empresa Portuaria de Arica (EPA).

El Gobierno chileno entregó a EPA el mantenimiento y administración del ferrocarril de la ruta Arica-La Paz, por lo que el Gobierno está preocupado que luego pase a manos de una empresa privada.

Durante una entrevista en el programa El Pueblo es Noticia, de la Red Patria Nueva, el viceministro Alurralde pidió disculpas por haber señalado que EPA era una empresa privada cuando pertenece al Estado  chileno.

Según Alurralde a Bolivia le pertenecería, merced a un tratado internacional y la práctica, la administración del ferrocarril y del puerto de Arica. El 90 por ciento de la mercancía que transita por esa región es de Bolivia.

"Bolivia tiene que administrar su comercio, sus mercancías bajo el tratado de 1904. Todo lo que se interponga en este derecho legítimo que tenemos nosotros lo consideramos una afección", sostuvo.

Por otra parte, Alurralde admitió que se equivocó el pasado viernes al calificar de privada a la estatal Empresa Portuaria de Arica (EPA) a cargo de esa rehabilitación, pero ratificó su temor de que esa compañía transfiera en 2012 el ferrocarril a la firma Terminal Puerto Arica (TPA), de capitales privados chilenos y peruanos, como hizo en su momento con la administración de la terminal marítima.

"Tenemos mucho temor, yo lo digo con franqueza, de que EPA vuelva a transferir a TPA la administración del ferrocarril, como ha ocurrido con el puerto de Arica, y eso para nosotros sería consolidar un monopolio que nos está asfixiando", dijo Alurralde.

El funcionario recordó que Bolivia ha hecho reclamos a EPA porque TPA subió "indiscriminadamente", hasta en un 100 por ciento, sus tarifas provocando problemas a los exportadores bolivianos.

Enfatizó que el ferrocarril fue construido por Chile como una compensación por la pérdida territorial sufrida por Bolivia en la guerra del Pacífico librada a fines del siglo XIX.

"A un privado no le interesa obedecer o respetar un tratado internacional, le interesan las ganancias", dijo Alurralde.

El reclamo

El vicecanciller Alurralde dijo que cada día suben los costos de los productos que se importan por el puerto de Arica, lo que asfixia nuestra economía.

Aguardan señal positiva

Alurralde también pidió que Chile dé "una señal concreta, real y positiva" y convoque con fecha a un encuentro del mecanismo bilateral de consultas políticas que no se reúne hace un año, con fin de analizar estos temas y otros de la agenda bilateral de 13 puntos.

El asunto central de esas conversaciones congeladas en noviembre del 2010 es la demanda boliviana de obtener una restitución de su salida al mar, perdida en la guerra del Pacífico.

"Dónde está la voluntad de dialogo de Chile yo me pregunto. Los estamos esperando, queremos hablar, queremos resolver este tema y queremos avanzar", dijo.