Bolivia. Transporte pesado anuncia el cierre de fronteras desde el lunes

Ayer bloquearon Aduanas.

La Cámara Boliviana del Transporte Internacional anunció ayer que a partir del próximo lunes los puestos fronterizos de Yacuiba, Pisiga, Tambo Quemado, Desaguadero y Puerto Suárez serán bloqueados exigiendo “un tributo justo y consensuado” por la nacionalización de remolques y semirremolques.

image Vehículos de alto tonelaje cierran el ingreso a la Aduana de Cochabamba, el jueves.  Los Tiempos



Ayer, este sector cumplió su segundo día de paro y amplió los bloqueos de los ingresos a los recintos aduaneros de La Paz, Oruro, Cochabamba, Santa Cruz, Yacuiba y sus respectivas zonas francas.

Los dirigentes del sector afirmaron que el Ministerio de Economía y Finanzas rechazó reuniones con el transporte internacional para definir los tributos aduaneros por la nacionalización de remolques y semirremolques.

“Hace dos semanas hemos presentado una carta solicitando consensuar los tributos aduaneros a pagar por la nacionalización de aproximadamente 17 mil remolques y semirremolques, y lamentablemente nos hemos chocado contra una muralla de indiferencia y soberbia de parte del Ministro de Economía y de la Viceministra de Política Tributaria”, sostuvo Fidel Baptista, presidente de la Cámara Boliviana de Transporte Internacional.

Reiteró que el transporte internacional no pagará la suma de 1.300 dólares por la legalización de sus herramientas de trabajo, debido a que las respectivas tablas de valoración de impuestos “fueron aprobadas bajo los caprichos” del Ministerio de Económica y el Viceministerio de Política Tributaria.

El Presidente de la Cámara Boliviana de Transporte rechazó que los montos de los tributos aduaneros (1.300 dólares por remolque) hayan sido consensuados con el sector y aclaró que si hubo algún acuerdo fue con la Confederación de Choferes que agrupa al transporte urbano, y que “lamentablemente no está involucrada en la problemática”.

Un ampliado de emergencia programado para este sábado por la tarde en la ciudad de La Paz evaluará el curso del conflicto por la reducción de los tributos aduaneros por la nacionalización de los remolques y adoptará otras medidas radicales hasta lograr una entrevista directa con el Primer Mandatario, toda vez que no existe voluntad política del Ministro de Economía para atender el conflicto, que bloqueó los recintos aduaneros.

Una mayoría de los 17 mil remolques que operan en Bolivia no fueron importados sino adquiridos en los últimos 20 a 25 años de importadores de maquinaria, entre 10 y 15 mil dólares, razón por la que considerarán demasiado elevado el impuesto por su regularización.

En los últimos cinco años surgieron en las localidades de Sacaba, Quillacollo y Vinto, alrededor de 10 talleres que fabrican chatas o remolques, de diferente tamaño y capacidad.

Transportistas sindicalizados dicen que pagarán tributos

La Confederación Sindical de Choferes iniciará el pago de al menos 2.500 ‘chatas’ (remolques) a partir de diciembre, informó el viernes el presidente de esa organización sindical, Franklin Durán.

"Nosotros tenemos 2.500 chatas  y a partir del mes de diciembre se va a pagar en plazos diferidos un costo de 1.300 dólares" por unidad, dijo Durán en conferencia de prensa, según ABI.

El máximo líder de los choferes bolivianos informó también que a partir de la próxima semana se iniciará la elaboración de una reglamentación para la resolución ministerial que ordena el saneamiento y regularización de ‘chatas’ o remolques en el país.

"Se han acordado algunos temas que quedaban pendientes y vamos a trabajar a partir del día miércoles una reglamentación a la resolución ministerial, donde se ha podido ampliar algunas ventajas a favor de nuestros afiliados", dijo.

Según el Viceministerio de Política Tributaria, el proceso de regularización de remolques o ‘chatas’ se inicia en diciembre con una duración de 50 días.

Los Tiempos – 12/11/2011