Cinco claves para entender qué pasó en Grecia y cuál es su futuro

La grave crisis que atraviesa este país parece que se resolvería en lo económico, aunque lo social se complica

Después de casi dos años de crisis y tras una serie de desaciertos políticos, Georgios Papandreu dio un paso al costado y acordó con la oposición formar un Gobierno de gran coalición, el mismo que marcará las pautas del rumbo griego y establecerá las medidas de austeridad para la recuperación económica de este país. De no haberlo hecho, Grecia podía haber caído en quiebra (‘default’), vuelto a la dracma y desatado una crisis financiera que muchos temían en el Viejo Continente. Si aún no comprendes las aristas de la complicada crisis que azotó Grecia, los economistas Jorge Gonzales Izquierdo y Eduardo Morón ayudan a entenderla.

1. ¿De dónde salió la gran deuda que hoy tiene Grecia?

El país alcanzó un déficit fiscal de alrededor del 13% (gasta mucho más de lo que percibe) y una deuda del 160% con respecto a su PBI. Una situación gravísima. Según explica el economista y ex ministro Jorge Gonzales Izquierdo —coincidiendo con lo que dijo en su momento Papandreu— “la principal causa eran los desmedidos beneficios del Estado del Bienestar que se brindó por años a los sectores menos favorecidos de la sociedad griega. Soltaban el dinero a base de endeudarse más y más. Creció la deuda pública como una bola de nieve que tarde o temprano acabaría en catástrofe”. “Grecia tenía políticas muy generosas para sus niveles fiscales”, refuerza Eduardo Morón , ex viceministro y economista. Especialistas añaden que en la gran crisis 2008 y 2009, Grecia hizo una política contracíclica, expandió el gasto fiscal para combatir la crisis mundial y siguió elevando la deuda pública.



2. ¿Por qué fue tan repentina la caída griega?

Durante los años previos a la llegada de Papandreu, Grecia maquilló sus deudas, presentando a la Unión Europea (UE) informes que no reflejaban la gravedad de la situación. A finales de 2009, con la llegada al poder del nuevo gobierno del Pasok, se ponía al descubierto la dramática realidad económica de su país (déficit público superior al 13% del PIB, cuando el anterior primer ministro Kostas Karamanlis decía que solo era del 4%). Los mercados se echaron encima del país heleno, la bolsa cayó por los suelos y las agencias calificadoras de riesgo calificaron los bonos de Grecia como “basura”. Surgió el miedo de la repercusión en otros países.

3. ¿Cómo se produce el rescate de la UE a Grecia?

Viendo la situación insostenible de una pieza en su rompecabezas, los líderes de la Eurozona – Merkel, Sarkozy y cía. (con importante colaboración del FMI)- acordaron hace dos semanas un segundo paquete de ayuda de 130.000 millones de euros para la economía griega, así como la condonación del 50% de la deuda de este país para hacerla sostenible. Llegaron muy lejos. “Papandreu, para sorpresa de todos, dijo que sometería la ayuda a referéndum. Es como si, a punto de ahogarme, alguien me tiende la mano y yo dijera ‘lo voy a pensar’”, sostiene Gonzales Izquierdo. No obstante, los mandatarios lograron convencer al hoy ex primer ministro heleno de retroceder con el tema al referéndum (ya pensaban en sacar a Grecia de la UE). Con este rescate, Grecia se comprometió con la UE, tal y como lo dijo su ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, “a reducir al 120% (es decir un 50%) del PIB la deuda hacia 2020”. Cosa que solo se lograría con durísimas medidas de austeridad.

4. ¿Por qué fue difícil rescatar a un país tan chico como Grecia que representa menos del 3% de la economía de la UE?

Pese a lo pequeña de esta economía y su respectiva deuda, significaba mucho para los bancos privados de la región. Grecia emitió bonos a distintos bancos de Europa (Alemania, Italia, etc.), quienes en el pasado los compraron porque lo consideraban una buena inversión. “Cuando la economía griega amenaza con quebrar, aquellos bonos se podían convertían en nada desestabilizando a estos bancos y provocando que la gente desconfíe y retire su dinero. Es como un castillo de naipes, todo cae”, sostiene Gonzales Izquierdo. “Una quiebra de Grecia implicaba poner sobre presión a estos bancos. Y si Grecia caía en ‘default’, iban a tener que rescatar a los bancos a lo Lehman Bros., cosa que ciudadanos “indignados” no ven bien últimamente, solo vean a Occupy Wall Street”, asegura Morón.

5. ¿Qué tan duro será el efecto de los ajustes a nivel social en Grecia?

Medidas de austeridad ya se han venido dando desde el año pasado, ni bien conocerse el grave déficit fiscal del país heleno. Un buen ejemplo de ello es el despido de 30.000 trabajadores del sector público en febrero. No obstante, las protestas que se vienen probablemente sean más intensas y violentas que las que ya hemos visto. “Con una jubilación a los 50 años, salud gratis, entre otros beneficios, hacían vivir a los griegos en una suerte de paraíso insostenible”, coinciden especialistas.

No obstante, es evidente la existencia de voces disidentes en Grecia en cuanto al origen de la deuda y posterior crisis. El periodista y economista crítico griego Leonidas Vatikiotis (@leonidasv), autor del documental “Debtocracy” afirma que pretenden echar al pueblo heleno la culpa de la crisis tildándolos de “vagos”, cuando para ellos “las tasas de interés que se pagan a las deudas externas son muy altas, los capitalistas griegos se beneficiaron con las subvenciones del Estado, hay corrupción por investigar en los Juegos Olímpicos del 2004, las clases dominantes evaden impuestos oficialmente y se gasta dinero en armas (por la amenaza de Turquía y la participación griega en la OTAN)”. Con él están los ‘indignados’, quienes ya desde hace mucho tiempo vienen tomando y haciendo sentir su descontento en las calles de Grecia.

Fuente: www.elcomercio.pe