EEUU tiene cinco comandos antidrogas en Latinoamérica

Estrategia. Cada escuadrón está conformado por 10 soldados de elite que se encargan de efectuar misiones secretas en varios países de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe

image Policías antinarcóticos de Honduras extraditan a un narcotraficante a EEUU, el mes pasado. – Ap Agencia



Washington | La agencia antidroga estadounidense tiene cinco comandos operativos que llevan a cabo misiones secretas en países de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe, según reveló ayer el diario The New York Times.

Ese pequeño Ejército de operaciones especiales se creó hace seis años para combatir el cultivo de opio por parte de los talibanes en Afganistán, pero en los años recientes, y en el contexto de la oleada de muertes que han provocado en México la actividades de los cárteles de la droga, la Casa Blanca ha autorizado que se envíe al cuerpo en misiones a países vecinos.

Hasta la fecha, y según ha revelado el diario citando fuentes anónimas de la Administración norteamericana, estos soldados han llevado a cabo misiones en Honduras, Haití, La República Dominicana, Guatemala, y Belize, entre otras naciones.

Fue el expresidente de EEUU, George W. Bush, quien creó los cinco comandos secretos bajo el nombre de Equipo de Apoyo y Asesoramiento de Despliegue Extranjero (FAST, por sus siglas en inglés). Cada escuadrón cuenta con 10 soldados.

En 2005, el entonces jefe de operaciones de la agencia antidroga (DEA, por sus siglas en inglés) Michael A. Braun, admitió la existencia de ese programa ante la Cámara de Representantes.

“Cada uno de los cinco grupos de FAST estará compuesto por un agente especial que es el supervisor, cuatro agentes especiales, y un especialista de investigación en inteligencia. Los grupos FAST, que recibirán formación especializada, serán desplegados en Afganistán, dos grupos simultáneamente y rotarán cada 120 días”, dijo.

Fue el actual presidente Barack Obama quien autorizó, después de su llegada al poder en 2009, el despliegue de esos cinco escuadrones de la DEA en Latinoamérica, más allá de las zonas de cultivo de opio en Afganistán.

Algunos países se han negado a la presencia de tropas estadounidenses en su suelo nacional. Ese el caso de México, que, sin embargo, sí ha aceptado otro tipo de asistencia, como el espionaje de narcotraficantes a través de aeronaves no tripuladas, o “drones”.

Ya en los años 80 del siglo pasado, bajo la supervisión del expresidente Ronald Reagan, la DEA protagonizó misiones en alianza con Gobiernos en países como Bolivia o Perú.

Latinos llaman a protestar

La comunidad latina en Estados Unidos debe ejercer una mayor presión sobre la administración federal y mostrar su inconformidad con el sistema político y económico nacional, comentó ayer el diario californiano La Opinión.

En este país, una "minoría ruidosa", que hable fuerte puede, muy a menudo, tener una influencia mucho mayor que su tamaño, como mismo ocurre con el movimiento de protestas Ocupar Wall Strett (OWS) en varias ciudades del país, estimó el rotativo.

Este lunes, latinos de Nueva York marcharon junto a afroamericanos, a fin de denunciar los efectos de la crisis económica y financiera provocada por Wall Street en sus comunidades.

A menudo parece que la política estadounidense está en manos de una "dictadura de las minorías", donde un puñado de congresistas puede detener un proyecto de ley que favorece, sin embargo, a la mayoría de la población, indicó el periódico.

Puso como ejemplo el caso del Tea Party, ala conservadora del Partido Republicano, reconocido por su activismo a favor de severos recortes públicos y a la privatización de los seguros médicos, medidas impulsadas por el presidente Barack Obama.

Por Internet – Agencia, Los Tiempos