El Gobierno ofrece facilidades a transportistas pesados para regularizar sus remolques

La Paz. Los transportistas pesados pueden acceder a un plan de pagos para cumplir con los desembolsos tributarios correspondientes que permitirán regularizar los remolques que tienen en propiedad.

image La viceministra de Política Tributaria, Susana Ríos, aseguró que "se les está dando un plan de pagos, no hay razón coherente para las medidas de presión, que sólo perjudican el desarrollo del país".

El transporte pesado declaró emergencia en sus filas y procedió desde el pasado jueves al bloqueo de algunas vías como la avenida 6 de Marzo en la urbe alteña, en la ciudad de La Paz, en rechazo del pago de los impuestos y en casos en exigencia de una rebaja.



Ríos manifestó, en entrevista con la Red Uno, que entre las facilidades, el Gobierno prevé también realizar un registro de los componentes nacionales que tienen las denominadas "chatas" para determinar el correcto tributo. La reunión está fijada para este martes y se llevará adelante con la Confederación de Choferes de Bolivia.

No obstante, la representante de la Cámara del Transporte Pesado, Layda Nuñez del Prado, en contacto con la red Bolivisión, rechazó esta alternativa y aseguró que no corresponde un pago y menos una multa porque sus afiliados no son "evasores" y además, porque los remolques no fueron importados recientemente, sino hace más de 10 años.

La Viceministra admitió que evidentemente es la primera vez que se realiza la regularización, que está en el marco de las normas vigentes y afirmó que el único beneficiado con la medida será el país en su conjunto.

Explicó que el principal proveedor de los remolques en el país es Brasil donde una maquinaria de éstas cuesta unos 15.800 dólares, en cambio una europea llega a costar hasta 28.000 dólares, no obstante, la industria china es la más barata, pues exige un pago de 12.500 dólares.

A este último costo se suma el factor de depreciación, antes de calcular el tributo, y se establece unos 1.300 dólares como pago, siempre partiendo del precio inicial de la mercancía.

La autoridad indicó que desde julio se comenzó a trabajar con los choferes sobre este tema y se levantó un registro en el Viceministerio de Transportes por el cual se calcula que en el país hay unos 10.000 remolques.

Ríos aseguró que llama la atención que quienes se rehúsan a pagar son empresas de transporte que generan un gran movimiento económico a través del flete de los remolques, claro en épocas altas, aunque el comercio es permanente y "tratándose de empresas, lo correcto sería que digan sí vamos a pagar porque tienen más ingresos, pero no quieren contribuir".

Según Núñez del Prado la presión de los transportistas se concentra en los departamentos de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz y no se descarta el bloqueo de puntos fronterizos. (ABI).