El Soviet Cocalero

SOVIET Ahora resulta que la denominada “Cumbre Social” a realizarse en diciembre también tendrá el cometido de fijarle límites a los medios de comunicación, según el parecer de las organizaciones cocaleras y afines.

Si la agenda del evento oficialista ya era suficientemente terrorífica, con amenazas de avalar un “gasolinazo” y de impulsar la invasión del TIPNIS, el nuevo punto a tratar completa el panorama negro sobre el encuentro de las entidades paramasistas.

“Una cosa es la libertad de expresión, siempre será respetada; pero cuando el Estado, mediante el gobierno, quiere defenderse de las tergiversaciones o mentiras de los medios de comunicación, pues nos dicen que no hay libertad de prensa”, afirmó Evo Morales, al momento de anunciar la inclusión del tema medios en la agenda.



Lo cierto es que lo que se prepara para el mes entrante no es otra cosa que un gran Soviet Cocalero, una asamblea dominada monopólicamente por ese sector, más específicamente por los cultivadores del Chapare, desdoblados a través de organizaciones-títere como la CSUTCB y la Federación “Bartolina Sisa”.

Representantes de poco más del 2% de la población nacional, que pretenden imponerle su diktat al restante 98%.

Llama la atención, en este contexto, el anuncio de la confederación empresarial con sede en la ciudad de La Paz, la CEPB, sobre su participación en el encuentro.

¿Se busca la benevolencia del régimen para evitar nuevas restricciones y confiscaciones? ¿Resultado de chantajes y presiones? ¿Colaboracionismo en busca de contratos con el Estado?

notishots@gmail.com