Histórica mayoría absoluta del PP y debacle récord del PSOE

mariano El Partido Popular ha ganado las elecciones generales con una mayoría absoluta histórica de 186 escaños y el 44,52% de los votos y el PSOE se ha hundido hasta los 110 diputados con el 28,65% de los apoyos, el peor resultado en democracia, según los resultados con el 95,90% del voto escrutado.

El PP ha ganado 32 escaños más respecto a los 154 que tenía en la Cámara baja en la actualidad y, con prácticamente los mismos votos que hace tres años, algo más de 10 millones, ha conseguido superar la marca histórica de Aznar en el año 2000.

El PSOE ha perdido 59 diputados respecto a los 169 que obtuvo en los anteriores comicios de 2008 y cerca de cinco millones de votantes. Pasa de los casi 11,3 votantes de Zapatero en 2008 a más de 6,5 millones por el descalabro en comunidades como Andalucía y Cataluña, donde deja de ser la fuerza más votada.



CiU seguiría siendo la tercera fuerza política en diputados con 16 escaños en un Congreso, en el que entra Amaiur con grupo parlamentario propio al obtener 7 diputados, lo que supone el regreso de la izquierda abertzale tras los buenos resultados de Bildu en las elecciones municipales y el anuncio de ETA de dejar de matar.

Izquierda Unida, con 11 diputados, y UPyD, con 5, logran grupo parlamentario propio. El PNV lo mantiene a pesar de perder un diputado y quedarse con 5 escaños. Esquerra, BNG y Coalición Canarias mantienen su representación con tres, dos y dos, respectivamente.

Y entran en el Congreso otras tres formaciones nuevas con un diputado cada una: Compromis-Equo, Foro de Ciudadanos (el partido de Cascos) y Geroa Bai, la nueva coalición por la que se presentaba esta vez la diputada de Nafarroa Bai, Uxue Barcos.

Rajoy supera a Aznar con los mismos votos

Mariano Rajoy será el próximo presidente de España, el sexto jefe del Ejecutivo en democracia, en sus terceras elecciones generales como candidato a la Moncloa tras las derrotas ante José Luis Rodríguez Zapatero en 2004 y 2008.

Rajoy logra superar los 183 diputados que obtuvo José María Aznar en las elecciones del año 2000, hasta ahora el mejor resultado del PP hasta la fecha, con prácticamente el mismo porcentaje de voto.

La mayoría absoluta que obtiene el PP este domingo es la cuarta de la democracia y la segunda en número de escaños, solo por detrás de la conseguida por Felipe González en 1982, cuando se hizo con 202 diputados.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha aprovechado su primera comparecencia tras conocer los resultados, para hacer un discurso en clave institucional, como si ya fuera presidente, y lanzar un mensaje a Bruselas: "Dejaremos de ser un problema en Europa para ser parte de la solución".

Rajoy, que ha apelado constantemente a que gobernará para todos y contará con todos para salir de la crisis, ha asegurado que "no habrá milagros" y ha recordado que no los han prometido durante la campaña electoral.

Debacle socialista

Los socialistas, con 110 escaños, obtienen su peor resultado histórico al caer por debajo de los 118 de las primeras elecciones de 1977, cuando logró el apoyo del 29,32% de los votos.

Se quedan por lo tanto por debajo de los 125 que obtuvo Joaquín Almunia hace once años. Esos 125 diputados eran una línea roja para los socialistas. La derrota del año 2000 abrió una crisis interna que acabó con la convocatoria del 35 congreso extraordinario del que salió José Luis Rodríguez Zapatero.

El candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha comparecido solo para reconocer la derrota: "El PSOE no ha tenido un buen resultado, hemos perdido claramente las elecciones".

Rubalcaba ha anunciado que ha transmitido a José Luis Rodríguez Zapatero su "convicción" de la necesidad de convocar "un congreso ordinario lo antes posible", según los plazos que recojan sus estatutos.

CiU sigue siendo la tercera fuerza en escaños en el Congreso con 16 diputados, seis más de los que tiene actualmente (10) e Izquierda Unida es uno de los grandes triunfadores de la noche al pasar de dos escaños a 11, lo que le permitiría recuperar el grupo parlamentario propio que perdió hace tres años.

Amaiur logra entrar en el Congreso con grupo propio

Amaiur logra entrar en el Congreso con 7 diputados, lo que le permitirá tener grupo parlamentario propio. Los resultados de la coalición suponen el regreso de la izquierda abertzale a la Cámara baja después de la última vez que lo hizo Herri Batasuna en 1996.

El resultado de la coalición integrada por Bildu y Aralar, supera el mejor resultado histórico de HB que logró 5 diputados en 1986.

El PNV pierde un diputado pero conservaría 5 lo que le permitiría conservar su grupo parlamentario. Quien también lograría grupo parlamentario propio sería UPyD que pasaría de un diputado a 5 y supera el millón de votos.

Esquerra (ERC) mantendrían sus tres esacños y el BNG conservaría los dos que obtuvo en 2008. Coalición Canaria pasaría de 2 a 3.

Además de Amaiur, entrarían en el Congreso Foro de Ciudadanos, el partido de Francisco Álvarez Cascos, con un diputado y Compromis-Equo entraría también con uno.

Debacle socialista en Andalucía y Cataluña

El debacle del PSOE tiene su origen en el descalabro en Andalucía y Cataluña, donde deja de ser la fuerza más votada. Los socialistas solo conservarían en toda España las provincias de Sevilla y Barcelona como partido más respaldado.

En Andalucía con el 74,57% del voto escrutado, el PP lograría 33 escaños, el PSOE 25 e Izquierda Unida, 2. Este resultado da la vuelta a los resultados de 2008.

En Cataluña, el PSC dejaría de ser la fuerza más votada en favor de CiU. Los socialistas solo conservarían la provincia de Barcelona.

RTVE