Indígenas critican sobrevuelo de Evo por el Tipnis

Fernando Vargas, dirigente del Tipnis, criticó la inspección aérea que realizó el presidente a la zona, por no haberla coordinado con los indígenas. Los indígenas exigen aprobar reglamento.

El Día

Crítica indígena a sobrevuelo de Evo

El sobrevuelo del presidente Evo Morales al Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) fue considerado "ilegal" y "abusivo"  por Fernando Vargas, presidente de la Subcentral Tipnis.



Vargas criticó la decisión del mandatario de visitar el lugar, ya que no fue consensuada con los interesados.

"Cómo es posible que vaya a ser campaña y adular a los invasores de nuestro territorio, cuando la inspección debió hacerla una comisión mixta para expulsar a los ilegales", afirmó Vargas.

Aseguró que mientras no se apruebe el reglamento de la ley corta, cualquier acción del Ejecutivo nacional es nula, como el caso del retiro de las licencias ambientales de las empresas que se encuentran en esa reserva biológica.

Otra vez la carretera. Después de que el jefe de Estado sobrevoló el Tipnis, volvió a Chimoré para afirmar que la gente del lugar le pidió carretera.

El dignatario aseguró que el Gobierno cumplirá la "intangibilidad" del Isiboro Sécure, pero reiteró sus críticas a las acciones de los dirigentes indígenas que estarían frenando el desarrollo, además del acceso a salud y educación de los habitantes de la reserva.

Morales visitó cinco comunidades donde sus habitantes se comprometieron a denunciar avasallamientos más allá de la línea demarcatoria del área protegida.

Afirmó que solo vio un campamento con tractores cerca de la comunidad de San Antonio.

Lamentó la ausencia de los dirigentes indígenas Adolfo Chávez, Fernando Vargas, Mirian Yubanore y el diputado Pedro Nuni.

Cidob prepara Asamblea Nacional. Por otro lado, desde el sábado 19 al lunes 21 de noviembre, la Confederación Indígena de Bolivia (Cidob) realizará una Asamblea Nacional en sus oficinas centrales con las 12 regionales.

La finalidad de esta reunión, será definir las estrategias de movilización en caso de que el Gobierno incumpla su compromiso.

Critican demora del reglamento

El dirigente Chimán, Alejandro Cayuba, dijo que hay preocupación en la demora del reglamento de la ley 180 o ley del tipnis.

Los vaivenes del presidente

QUEJA DEL CONFLICTO EN CUMBRE. El 30 de octubre acusó a los medios de comunicación, ONGs y a los opositores de no querer la integración de las regiones, pidiendo la paralización de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos.

INSTA A COCALEROS PELEAR POR LA VÍA. El 10 de noviembre, Morales incitó a los cocaleros a que luchen por la carretera. Asimismo,  dijo que fue engañado por la marcha indígena que recorrió 600 km desde Trinidad a La Paz.

SUSPENDE ACTIVIDADES EN EL TIPNIS. El 11 de noviembre, el jefe de Estado suspendió la licencia de funcionamiento de la única empresa de turismo que opera en el Tipnis, la Untamed Angling, porque supuestamente incumplió las normas.

SOBREVUELO. La dirigencia indígena cuestionó la inspección del primer mandatario al  territorio del Parque Isiboro Sécure, ya que no consultó ese viaje y tampoco esperó la aprobación del reglamento de la ley corta que prohíbe la vía Cochabamba – Beni.

PUNTO DE VISTA

Humberto Vacaflor

Analista Político

Morales demostró ser el presidente de la República independiente del Chapare’

"Desde la promulgación de la Ley del Tipnis, el presidente Evo Morales con su comportamiento está demostrando que es el presidente de la República Independiente del Chapare.

Haciendo caso al desconocimiento de los cocaleros, a esa normativa que prohíbe la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, que pretendía atravesar  el corazón del Parque  Nacional Isiboro Sécure.

EL Chapare obligó al jefe de Estado a revisar esa ley y está decidido a vengarse de los indígenas de tierras bajas con el tema de intangibilidad.

Morales está convertido en jefe  y ejecutor de las políticas del Chapare, ya que su gente no renunció a la idea de conquistar el Tipnis y convertirlo en el Chapare para los hijos de los actuales cocaleros del trópico cochabambino. Esa es la herencia que quiere dejar el mandatario a sus bases políticas".

El Presidente afirmó que ‘pasó a la historia’ vía por el TIPNIS

Un grupo de indígenas del parque demandó al Jefe del Estado reactivar el proyecto de construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por sus territorios.

La Razón, A. Melgarejo – Cochabamba

image

Inspección. El mandatario Evo Morales sobrevoló ayer en helicóptero la región del parque y detectó operaciones ilegales.

El presidente Evo Morales afirmó ayer que “pasó a la historia” la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

Morales sobrevoló en helicóptero la región del parque y visitó la comunidad San Antonio, en la que dirigentes de la zona demandaron la construcción de la vía por su territorio, que implicaría anular la ley corta de protección del parque.

“Hoy no vengo a hablar de camino, veo el interés de ustedes pero debo salvar la responsabilidad, pensé en ver cómo mejorar la situación social, económica; garantizamos recursos y tuvimos este problema”, sostuvo en alusión a la marcha indígena que materializó la vigencia de la ley que además declara intangible al TIPNIS.

La movilización logró, mediante la aprobación de la norma, vetar la construcción de la vía Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por sus territorios, pero ahora otros grupos están a favor de la obra.

“El tema de la carretera para mí ha pasado a la historia”, respondió el Mandatario cuando se le consultó en una conferencia de prensa sobre su opinión respecto a los anuncios de movilización en demanda de la obra en el parque.

“Las reuniones siempre están abiertas, pero yo salvo mi responsabilidad sobre el tema camino. Hemos garantizado financiamientos. Si algunos dirigentes no quieren, pues los que quieren que pidan camino a los dirigentes, no al Presidente”, insistió.

Del sobrevuelo y la inspección no participaron los dirigentes de la marcha indígena, como estaba previsto en el acuerdo firmado entre ambas partes. Dirigentes como  Fernando Vargas explicaron en reiteradas ocasiones que no participarían porque aún no fue reglamentada la ley corta para fijar los alcances de la intangibilidad.

APOYO. Morales indicó que invitaron a los dirigentes Adolfo Chávez, Pedro Nuni, Fernando Vargas y Miriam Yubanube a la inspección, pero la noche del lunes —explicó— los invitados anunciaron que no asistirían porque no hubo coordinación ni apoyo logístico. “Hemos escuchado a los cinco corregidores reclamando el camino, tal vez por eso no vienen acá”.

Emilio Vilche, corregidor de una comunidad indígena, cuestionó la ley de protección del TIPNIS. “Vamos a hacer el camino aunque a machetazos; nosotros vamos a dar el permiso, no otra gente, no la gente que vive afuera, a nosotros nos debían consultar antes de aprobar la ley, pero nunca se ha hecho tal cosa”, advirtió.

El Presidente sostuvo que en el sobrevuelo detectaron actividades de explotación ilegal de los recursos naturales del parque. “Hemos visto más allá de San Antonio como un pequeño campamento, con algunos tractores, se siente que se explota ilegalmente”.

Para el Mandatario, los pedidos para la habilitación de la vía por el parque son, ahora, un problema interno de las organizaciones sociales de los indígenas.

Iglesia pide no poner en debate los acuerdos

La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) advirtió, en las conclusiones de la 92 Asamblea Ordinaria, de posibles enfrentamientos si es que el Gobierno no respeta los acuerdos firmados con los dirigentes de la marcha  indígena de tierras bajas.

“Que nadie promueva iniciativas que pongan en discusión esos pactos, actitud que puede provocar divisiones y enfrentamientos, y que se opone al espíritu de paz que les ha guiado durante toda su marcha”, refiere el mensaje católico que fue leído por el secretario general de la CEB, Óscar Aparicio.

Una marcha indígena concluyó con la aprobación de una ley que vetó la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), que también fue declarado intangible. Ahora, otros sectores cuestionan la ley y exigen  retomar el proyecto vial.

El mensaje de la CEB expresa “gratitud” a la marcha indígena, ya que, según la Iglesia, la movilización “contribuyó en el despertar de la conciencia de nuestro país”.

El presidente Evo Morales afirmó en reiteradas oportunidades que harán respetar el carácter intangible del parque. Suspendieron las licencias ambientales de las actividades de turismo y de extracción de madera. En 2012 no renovarán la licencia para el plan de cuero de saurios.

La dirigencia de la marcha indígena, entre ellos Fernando Vargas, cuestionó la decisión del Gobierno, sobre todo cuando está en discusión el alcance de la intangibilidad. Defienden que el carácter especial sólo se aplique al núcleo del parque.

La Iglesia pide “preservar” los recursos naturales.

Al menos tres contradicciones marcan la investigación

Al menos tres contradicciones marcan el curso de la investigación sobre el caso Yucumo, que busca establecer quién o quiénes ordenaron la represión a la marcha indígena.

Una primera contradicción surgió un día después de la represión del 25 de septiembre. El hoy exministro de Gobierno Sacha Llorenti afirmó que fue el exviceministro Marcos Farfán quien dio la orden. Éste negó la acusación y señaló que la acción respondió a una “decisión operativa”.

Otro elemento que generó contradicciones fue la participación fiscal. Llorenti aseguró que se actuó bajo la orden de la Fiscalía, pero Farfán, al igual que el fiscal general, Mario Uribe, negaron, por separado, tal situación.

Un contingente policial reprimió el 25 de septiembre la marcha indígena por el TIPNIS. Golpeó, maniató y amordazó con cinta adhesiva a los caminantes.

La tercera contradicción resalta en las declaraciones del suspendido subcomandante de la Policía, general Óscar Muñoz, y la Fiscalía. Muñoz afirmó que recibió la orden de intervención del Ministerio de Gobierno, pero la indagación fiscal concluyó que Muñoz ordenó el operativo.

El 29 de septiembre, el vicepresidente Álvaro García indicó que sabe quién dio la orden de intervención. “Nosotros ya sabemos lo que ha sucedido, nosotros ya tenemos (el nombre), internamente hemos hecho un conjunto de averiguaciones, pero aguántese, no sea desesperado”, dijo a un periodista.

El Gobierno niega la existencia de una orden política; sin embargo, Llorenti señaló en reiteradas ocasiones que Farfán es quien dio la orden para el operativo.

El presidente Evo Morales denunció el 3 de octubre que algunos policías buscaron dañar su imagen con la violenta intervención a la marcha indígena. “Siento que hay algunos policías que no quieren al Presidente, que no quieren al Gobierno y se aprovechan de este tipo de movilizaciones para calumniar”, denunció ese día.