La extradición de Sánchez de Lozada queda en suspenso

Uno de los puntos que quedó en suspenso después de la firma del acuerdo marco de relacionamiento entre Bolivia y Estados Unidos es la extradición de Gonzalo Sánchez de Lozada.

Si bien el documento que se rubricó a principios de semana en Washington incluye disposiciones referidas a la “cooperación en materia judicial”, no existe ningún punto sobre las extradiciones ya que hace más énfasis en la lucha antidroga.

imageGonzalo Sánchez de Lozada. Archivo



El canciller David Choquehuanca, al referirse al tema, manifestó que se estableció con claridad la necesidad de ampliar la cooperación en la aplicación de la ley, incluyendo la extradición y asistencia legal mutua en temas de narcotráfico y otros.

Señaló que en este acápite se abordará el tema del retorno del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, quien tiene procesos pendientes por la muerte de 67 personas durante sus últimos días en el país, en octubre de 2003.

Choquehuanca, en una entrevista con el programa Todo A Pulmón, no quiso descartar la posibilidad del retorno del ex jefe del Movimiento Nacionalista Revolucionario. Gonzalo Sánchez de Lozada cuenta con ciudadanía estadounidense, por lo que juristas en la potencia norteamericana y en el país manifestaron en varias oportunidades que una eventual extradición es muy difícil.

Incluso el vicepresidente Álvaro García Linera, en una entrevista que concedió a mediados de 2010, desahució la posibilidad de que el ex mandatario retorne al país debido a que estaría protegido por Estados Unidos.

Página Siete