La oposición cree que cumbre social sólo validará políticas de Evo

Convergencia no participará en la construcción de la nueva agenda y el MSM cree que el encuentro oficialista con los movimientos sociales de diciembre será una reunión “entre amigos” para legalizar decisiones.

imageLos diputados Dorado y Adrián Oliva, de la opositora CN. APG

Página Siete / La Paz



Las fuerzas de oposición consideran que la invitación del presidente Evo Morales a construir una nueva agenda económica en una cumbre social es una decisión gubernamental para validar medidas, como una eventual alza en el precio de los combustibles.

La bancada de Convergencia Nacional anunció que no asistiría a la cita anunciada para diciembre, así reciban una convocatoria desde el Palacio de Gobierno. Similar posición asumió el Movimiento Sin Miedo, que critica que el oficialismo defina sus próximas políticas públicas “a puertas cerradas con sus movimientos sociales”.

El Ejecutivo alista una gran cumbre social para fin de año, en la cual se definirán los ejes de la nueva agenda económica y política para los próximos años. El llamado a redefinir el horizonte del proceso de cambio fue hecho por el Mandatario el 12 de octubre, horas antes de la elección judicial y con la marcha indígena por el TIPNIS en las puertas de la ciudad de La Paz.

En aquella oportunidad, Morales pidió la ayuda de las organizaciones sociales para construir un “nuevo plan” debido a que -según él- la agenda de octubre había sido cumplida.

El Movimiento Sin Miedo decidió utilizar otros espacios para plantear sus observaciones sobre el futuro modelo de desarrollo, los proyectos estratégicos para el país, la construcción del Estado Plurinacional, la política de tierras o la implementación del régimen autonómico.

Fabián Yaksic, diputado de aquel partido, expresó que la cumbre social de diciembre será un encuentro de “amigos”.

“Ojalá que el Presidente no se equivoque y genere las condiciones para un gran debate nacional en el que buscaremos contribuir. La agenda que pueda surgir entre el Jefe de Estado y sus organizaciones será producto de un diálogo entre amigos”, manifestó el diputado “sin miedo”.

Mientras que el parlamentario de Convergencia Nacional Adrián Oliva indicó que la cumbre oficialista es una estrategia de la plana mayor del Ejecutivo para corresponsabilizar a la ciudadanía de las fallas en la administración del Estado.

“Nosotros tenemos mucho que decir en ese diálogo, pero no participaremos porque ese proceso servirá para transferir los errores de la gestión gubernamental a los sectores que participen en él”, afirmó.

El opositor tarijeño puso como ejemplo la posible alza de carburantes. Afirmó que un nuevo gasolinazo puede salir desde aquel encuentro y el Gobierno podrá validar aquella decisión escudado en los sectores sociales.

Mientras tanto, Unidad Nacional señaló que el Ejecutivo no ha cumplido con los grandes objetivos de la agenda de octubre. El diputado Jaime Navarro manifestó que es “poco creíble” que el oficialismo plantee la creación de un nuevo plan de Gobierno cuando aún no ha terminado con los primeros objetivos.

Las posturas de la oposición

Movimiento Sin Miedo El partido que fuera aliado del Movimiento Al Socialismo señaló que el encuentro de diciembre es una “reunión de amigos” y no una verdadera convocatoria para un gran debate nacional. El partido opositor planteó cuatro ejes que deben ser desarrollados: autonomías, Estado Plurinacional, modelo económico productivo y construcción de la nueva institucionalidad del país.

Convergencia CN no participará de la cita, pues considera que el oficialismo busca corresponsabilizar a la ciudadanía de sus errores con esa clase de encuentros. Alista denuncias para presentar ante entes internacionales sobre malos manejos económicos.

Unidad Nacional El partido de Samuel Doria Medina indicó que el oficialismo no cumplió aún con su agenda.

El MSM ve cuatro ejes que se deben desarrollar

El Movimiento Sin Miedo señaló que existen cuatro ejes que se deben desarrollar en la nueva agenda nacional para evitar que en el país se vivan efectos de crisis económica.

Fabián Yaksic, diputado del Movimiento Sin Miedo, señaló que la Carta Magna es uno de los documentos que deben ser rescatados para profundizar los cambios planteados en el país.

“Tenemos una agenda con cuatro ejes estratégicos prioritarios de transformación que deben asegurarse. Estos ejes son los que encontramos en el desarrollo de la Constitución”.

El diputado del MSM apuntó que se debe consolidar la implementación del Estado autonómico en todos sus niveles; consolidar un nuevo modelo de desarrollo que “abandone el modelo extractivista monoproductor” y permita la creación de una nueva matriz energética; superar la crisis de identidad que supone la construcción del Estado Plurinacional y, finalmente, la formación de los cuatro órganos estatales “independientes”.

El Movimiento Sin Miedo anunció que participará con planteamientos en la construcción de un nuevo plan de desarrollo si es que se organiza un debate nacional amplio. El partido opositor considera que el encuentro gubernamental con las diferentes organizaciones sociales es una reunión “de amigos”.

La CSUTCB, las Bartolinas y la Confederación Nacional de Comunidades Interculturales de Bolivia (colonizadores) ya anunciaron que participarán en el encuentro convocado por el presidente Evo Morales.

Las tres entidades sindicales son los movimientos sociales más fuertes que tiene el oficialismo después de la ruptura con las organizaciones indígenas de tierras altas y bajas.