Ministro Arce descubre el hilo negro

Jimmy Ortiz Saucedo

jimmy-ortiz1 “Ministro Arce descubre que la agricultura ofrece buenas perspectivas comerciales.- La Paz.- El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, dijo el viernes que la agricultura ofrece buenas perspectivas comerciales para Bolivia e instó a sumar las inversiones en ese rubro. ´La producción agropecuaria, alimentos, es un rubro donde todos los bolivianos deberíamos apostarle`, dijo en declaraciones a una televisora local”. (HoyBolivia)

Son, por decir los menos, sorprendentes las declaraciones del Ministro de Economía y Finanzas Públicas sobre la agricultura, ya que Arce forma parte de un gobierno que ha bloqueado sistemática y sostenidamente la agropecuaria y la agroindustria cruceña. Que prohíbe las exportaciones de nuestros productos, que permite y hasta fomenta los avasallamientos de tierras, generando inseguridad jurídica.



Sin tener en cuenta que ellos producen el 70% de los alimentos baratos con los que se alimenta Bolivia, pilar básico de la seguridad y la soberanía alimentaria, la creación de empleo barato, y la generadora de un fuerte efecto multiplicador en la economía de la República.

Bolivia es un país sin mentalidad agropecuaria. Cualidad que tienen todos los Estados exitosos y serios del mundo. Ellos entienden que la agropecuaria es la base de todo desarrollo. Lo saben también los países, que por temas bélicos, sufrieron de hambre.

Las palabras del Ministro corroboran esta falta de mentalidad agropecuaria. El, como hombre del occidente y parte del centralismo tradicional, conoce más de minas que de agricultura, como lo fue siempre en este país, hasta que el Plan Bohan de los gringos, les mostro el camino de la supervivencia del Estado boliviano.

El Plan Bohan es tan desconocido en Bolivia, que un artículo mío, que lleva este nombre, es el más leído de mi blog con 2.741 veces al presente.

Decía en otro artículo de mi autoría titulado "La necesidad de generar una mentalidad agropecuaria del Estado", publicado el año 2003:

"Generar esta mentalidad es concientizar a un país, que fue minero por 450 años, que no lo es más. Es mostrar que Bolivia es hoy un país agropecuario, sin ser consciente de ello. Es mostrar que la agropecuaria; sumada a la agroindustria, generan 400 millones de $us. por exportación (244 millones el gas) y emplea el 44 % de la población económicamente activa. Que genera un gran efecto multiplicador en los sectores secundarios y terciarios. Que da seguridad alimentaria a Bolivia. Que es centinela de la nacionalidad en nuestras fronteras y es coadyuvante de la cultura popular.

Para países con mentalidad agropecuaria, como EUA, Francia, Japón, esto es una verdad de Perogrullo y por eso la subvencionan abiertamente. EUA reduce por esta vía 40 por ciento en promedio los precios agrícolas. Europa la subvenciona a razón de 1.000 millones de dólares por día; incluido sábados y domingos. Todos estos países saben por experiencia propia, ´que la agropecuaria es la base de todo desarrollo`. Todos ellos tienen el progreso que tienen, por su motor agropecuario y agroindustrial. Países de nuestro continente, como Brasil y Argentina que también tienen esta mentalidad, declaran por ejemplo la lucha contra la fiebre aftosa; que viabilizar la exportación de carne, como un instrumento que ´hace a la defensa nacional, a la defensa del trabajo y a las exportaciones`, como lo expresó, el gobernador bonaerense, Felipe Solá.

Llegó el momento que el Estado boliviano tome conciencia y valore la real dimensión del sector agropecuario, con su aporte económico, social, estratégico y cultural a la Patria. Crear esta conciencia es un desafío importante para el Ministerio del ramo, para la CAO y para los medios de comunicación, para bien de la nueva Bolivia. Esta Tercera República basa su desarrollo en un rubro noble, sostenible y redistribuidor de riquezas, que es el nuevo motor de nuestro desarrollo, como lo fue para otros".

Después de 8 años reitero lo dicho: es necesario generar una mentalidad agropecuaria del Estado, aunque sea del plurinacional.

Ayer critiqué a los neoliberales de Goni Sánchez de Lozada, hoy critico a los populistas de Evo Morales Ayma. El centralismo miope es siempre lo mismo, sean de derecha, de izquierda o populista.

El Ministro Arce va por buen camino, más vale tarde que nunca.