Nicaragua: OEA acusa al Consejo Supremo Electoral de incumplir acuerdo de observación

CAPUTO El representante de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Nicaragua, Dante Caputo, ha acusado al Consejo Supremo Electoral (CSE) del país centroamericano de incumplir el acuerdo de observación electoral suscrito con la OEA con motivo de las presidenciales de este domingo.

En una rueda de prensa, Caputo ha explicado que el CSE ha limitado el cometido de la Misión de Observación Electoral (MOE) de la OEA en un 20 por ciento, ya que ha impedido que sus integrantes supervisaran la conformación de diez de las 52 mesas electorales que tenían adjudicadas.

En opinión del representante de la organización regional, este impedimento es un obstáculo importante para garantizar la transparencia del proceso electoral, ya que "lo fundamental es saber cómo se inicia, cómo están las urnas".



"Estamos nadando sin radar. No lo rompimos, nos lo taparon y eso nos preocupa", ha dicho Caputo, en declaraciones recogidas por el diario nicaragüense ‘Prensa Libre’.

Además, ha denunciado que solamente en el 27 por ciento de las 52 mesas que han supervisado estaban presentes los fiscales de todos los partidos políticos que concurren a estos comicios, aunque con una mayor presencia del Frente Sandinista, partido en el Gobierno.

Estas irregularidades coinciden con las denunciadas por algunos candidatos opositores, como el del Partido Liberal Independiente (PLI), Fabio Gadea. "Hemos recibido denuncias de partidos políticos que tenían problemas para que sus fiscales pudieran integrarse (en las mesas)", ha señalado.

Si bien, ha indicado que también han recibido información positiva sobre el transcurso de la jornada electoral, por ejemplo, sobre el material con el que han contado las mesas. "Quiero decir que no todas las informaciones van para el mismo lugar. Hay contradicciones", ha admitido Caputo.

Europa Press / Latam

La sombra del fraude persigue a Ortega

Los nicaragüenses acudieron ayer a las urnas en los que se consideran los comicios presidenciales más cuestionados y menos transparentes de los últimos veinte años. Han llovido las denuncias de irregularidades por la supuesta actuación de las autoridades electorales a favor del candidato del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional, Daniel Ortega.

Al cierre de esta edición no se conocían todavía los resultados, pero las encuestas coincidían en que Ortega será fácilmente reelegido presidente. El último sondeo de opinión de la empresa Cid-Gallup arrojó una intención de votos del 48 por ciento para Daniel Ortega, seguido de Fabio Gadea, candidato del Partido Liberal Independiente (PLI), 30 por ciento, y de Arnoldo Alemán, del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), 10 por ciento.

Horas antes de que se abrieran los colegios electorales se produjeron disturbios en algunas ciudades protagonizados por simpatizantes del empresario Fabio Gadea que protestaban por las maniobras del Consejo Electoral en favor de Ortega. Tres vehículos quemados, decenas de personas lesionadas y cuatro policías heridos fue el resultado de una ola de protesta registrada en el septentrional departamento de Matagalpa.

Esto no impidió que la población saliera ayer a votar a pesar de las denuncias de actos en favor del partido en el gobierno. El jefe de la misión de Observación de la Unión Europea, el eurodiputado español Luis Yáñez, lamentó el domingo que el Consejo Supremo Electoral se haya negado a acreditar a organismos locales de observación y añadió que investigarían las denuncias de la oposición que afirma que se obstaculizaba el trabajo de sus fiscales en las Juntas Receptoras de Votos.

ABC – Madrid