NNUU: Ven “manoseo” en salida y retorno del país a la Convención de Viena

NNUU advierte sobre consecuencias de la denuncia del tratado antidrogas. Causas. Para César Guedes el problema no es el acullicu, sino que al aceptar la figura se abriría paso a que otros países usen este antecedente para hacer otros cambios.

imageCampesinos bolivianos en jornada de acullicu de coca. Foto archivo La Razón

Página Siete / La Paz



El representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, César Guedes, dijo que aceptar el retiro y reingreso de Bolivia a la Convención de Viena sobre estupefacientes “sería manosear mucho el espíritu del acuerdo”.

Guedes hizo estas declaraciones a Página Siete tras expresar la preocupación de la ONUDC (por su sigla en inglés) por la denuncia de Bolivia al instrumento internacional antidrogas.

A fines de junio de 2011, Bolivia presentó en Nueva York la denuncia a la Convención de 1961 de NNUU por su desacuerdo con el artículo que prohíbe el acullico o tradicional masticado de la hoja de coca.

El canciller David Choquehuanca anunció entonces que el retiro del instrumento internacional sería efectivo al 31 de diciembre de este año y que, inmediatamente, en enero se pediría el reingreso del país, con la observación del polémico artículo.

El representante de la ONUDC manifestó que “ello causará un efecto negativo” entre los otros 183 países miembros.

“La ONUDC y los países cercanos entendemos el planteamiento de Bolivia sobre el acullicu, pero si uno va al África, Oceanía, el Medio Oriente o Asia Oriental, no saben qué es el acullicu”, dijo Guedes a este diario.

“La denuncia de la Convención es legal; Bolivia no ha hecho nada en contra de los acuerdos internacionales, pero quizá no era necesario llegar a ese extremo”, preciso el funcionario internacional.

Durante la entrevista con Página Siete, Guedes recordó que Bolivia ya intentó modificar la Convención antidrogas por esa misma razón, pero el planteamiento no fue aceptado.

Ahora, el país requiere que dos tercios de los 184 países miembros de este instrumento voten por la readmisión de Bolivia a la Convención, trámite que puede tomar hasta un año, para lo cual es imprescindible un sostenido trabajo diplomático, según el funcionario internacional.

Sin embargo, Guedes dijo que éste es un tema de principios y no se trata solamente de que los países voten por Bolivia; “eso es sólo ver el árbol y se debe ver el bosque, y éste nos muestra que lo que se quiere es evitar el cambio del espíritu de la modificación de un acuerdo”, sostuvo.

Hay países que podrían utilizar este antecedente. Así se abriría una puerta difícil de cerrar.

“De lo que se trata es de evitar que se abra una caja de Pandora con nuevas excepciones. Se manosearía mucho el espíritu del acuerdo”, concluyó.

Convención del 61

Espíritu. La Convención Única de Estupefacientes de las Naciones Unidas fue firmada el 30 de marzo de 1961 y entró en vigor en 1964. Es el instrumento multilateral más importante en la lucha contra el narcotráfico en distintas áreas y lo integran 184 países.

Rechazo. Bolivia rechaza el artículo que prohíbe la práctica del acullicu.

Minoría. Ocho son los países que no son signatarios del acuerdo: Islas Salomón,Kiribati, Nauru, Palau, Papua Nueva Guinea y Tuvalu de Oceanía; Timor-Leste de Asia y Guinea Ecuatorial de África. Bolivia sería el noveno de materializarse su retiro.

Tratamiento. Los 184 países signatarios deben considerar el retorno de Bolivia a la Convención -con una observación- y eso no es algo que Bolivia pueda manejar de una manera muy simple, según Guedes.

Riesgo. Si hay un tercio de los estados miembros de la convención que se oponen, Bolivia no entra.

Mensaje. Como ONU no queremos dejar a Bolivia sola, vamos a apoyarla dentro de nuestras posibilidades, por un lado para que no sea estigmatizada y por el otro para que se informe que el control de drogas es fuerte y vigente.   

ONUDC. La ONUDC no se cierra por esa razón (por el tiempo que dure el retiro de Bolivia de la Convención), según el representante de la oficina en Bolivia.