Pacto. Aliados de Evo exigen mayor poder de decisión, el cambio de 4 ministros y juicios a “opositores”

Piden crear un Consejo Mixto de Control Social con representantes del Pacto de Unidad y de los órganos del Estado. Wálter Delgadillo, Carlos Romero, Nemesia Achacollo y Teresa Morales, en la mira de los masistas. El Pacto de Unidad exige procesos a medios y disidentes.

image



El presidente Evo Morales participa del acto de clausura de la reunión del Pacto de Unidad en Sucre, ayer. Foto ABI.

Aliados del MAS exigen mayor poder de decisión

Por Co­rreo del Sur y Los Tiem­pos

Debilitados por el conflicto por el Tipnis que alejó a los indígenas de tierras bajas y a parte de los ayllus andinos, las tres organizaciones —Csutcb, Bartolinas Sisas y Confederación de Comunidades Interculturales— que aún apoyan al presidente Evo Morales y que forman parte del Pacto de Unidad pidieron ayer mayor poder en las decisiones gubernamentales, la renuncia de ministros y ratificaron la defensa del proceso de cambio, durante la clausura de su ampliado nacional de dos días en Sucre.

En el acto de cierre, el presidente Evo Morales dijo sentirse alentado “porque no se ha fraccionado al Pacto de Unidad” pese a que la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) no asistió orgánicamente y desde ayer se reúne por separado en Santa Cruz.

Además, no todos los dirigentes del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq) estuvieron presentes en la reunión salvo aquellos que se mantuvieron a lado de Morales durante el lío por el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

En el encuentro estuvieron algunos representantes moxeños y caciques del Consejo de Indígenas del Sur (Conisur) que viven en el área colonizada del Tipnis y apoyaron la construcción de la carretera a Beni.

Los aliados de Morales le pidieron crear el Consejo Supremo Mixto de Seguimiento y Control Social con el Pacto de Unidad que tendría la misión de participar una vez por mes en los consejos de ministros, para conocer si estos informan correctamente al Presidente sobre lo que pasa en el país, además de conocer qué políticas nacionales se emplearán en beneficio de los bolivianos.

Otra de las resoluciones del ampliado fue el pedido de renuncia de los ministros de Estado que no estén trabajando por el proceso de cambio. La delegación de La Paz en la plenaria solicitó la renuncia de todas las autoridades.

Pedidos

El Pacto de Unidad emitió dos documentos que entregó al Presidente: el primero con 23 resoluciones y otro con una propuesta de agenda para el diálogo nacional convocado para diciembre próximo.

Las organizaciones pidieron, entre otros: acopiar alimentos; dar un plazo de 60 días para la presentación de una propuesta sobre la ley integral agroambiental; saneamiento de tierras con mayor capacidad productiva; y descentralización del Fondo de Desarrollo para los pueblos indígenas y comunidades interculturales.

Morales destacó las resoluciones del Pacto de Unidad, pero aclaró que no todas las peticiones serán cumplidas ya que se debe analizar y ver si son viables.

Durante su discurso, el Presidente —que más temprano en Collana (La Paz) dijo que el Pacto de Unidad es más importante que la Asamblea Legislativa— habló sobre la represión en Chaparina a los indígenas marchistas del Tipnis y reiteró que la intervención fue montada. Agregó que policías quisieron vengarse de él.

Apoyo a Evo y carretera

El ampliado del Pacto de Unidad determinó apoyar al proceso de cambio amenazado por el conflicto por el Tipnis y convocar a un congreso del instrumento político dentro de 30 días para debatir sobre nuevas políticas. También exigió la construcción de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos.

Los dirigentes de las organizaciones aliadas del Gobierno y el presidente Evo Morales reiteraron sus acusaciones contra los medios de comunicación a los que calificaron como los “primeros enemigos del proceso de cambio”. Señalaron que por esta razón analizan crear medios para las organizaciones sociales.

Asimismo, el plenario aprobó procesos para Yolanda Herrera y Amparo Carvajal  por difamación y calumnias al Presidente por culparle de las muertes durante la marcha del Tipnis y la expulsión de los “traidores al proceso de cambio”.

En los últimos minutos de su alocución, Morales, sobre el conflicto del Tipnis, volvió a negar que haya sido responsable de la intervención policial a los indígenas. “Cómo ustedes pueden creer que el Presidente, Vicepresidente, los ministros puedan dar orden para semejante intervención, jamás”, dijo.

SUBVENCIÓN

Sobre el tema dela subvención a los combustibles, el ampliado de las organizaciones sociales afines al Gobierno determinó por unanimidad suspender el tratamiento del tema y pedir al Presidente no subir los precios de los carburantes hasta que la economía del país mejore.

El presidente Evo Morales indicó que la elevación no está en sus planes, pero dijo que algún día la población pedirá que se elimine el subsidio.

“La subvención es un cáncer para la economía del país, y vamos a pasar de los 700 millones de dólares y esto es gracias a los decretos del MNR y ADN (…) Lo que me complace es que la gente se está dando cuenta”, agregó.

Pacto de Unidad pide cambiar a 4 ministros

Wálter Delgadillo, Carlos Romero, Nemesia Achacollo y Teresa Morales, en la mira de los masistas. El presidente responde que analizará la solicitud.

EFE – Agencia – 20/11/2011

Los asistentes al encuentro del Pacto de Unidad solicitaron ayer oficialmente al presidente Evo Morales el cambio de los ministros Wálter Delgadillo, Nemesia Achacollo, Carlos Romero y Teresa Morales. Fue la principal conclusión de la reunión de dos días que sostuvo el debilitado organismo que reúne a las organizaciones sociales del MAS.

El Pacto de Unidad fue compuesto por las organizaciones sociales de trabajadores del agro, quienes se reunieron en defensa de del proceso de cambio en 2008, cuando el Gobierno era atacado desde cuatro regiones opositoras.

La respuesta presidencial. En tono más bien conciliador, el presidente Evo Morales respondió a los delegados asistentes al encuentro que analizará el pedido, aunque, en todo caso, se aproximan las fiestas de fin de año, cuando se evalúa la labor de todas las autoridades de libre designación en el Ejecutivo.

Otras conclusiones. Los asistentes al encuentro solicitaron la creación de un sistema único integral de salud, la distribución de tierras fiscales, el desarrollo rural y agropecuario, así como recomendaron trabajar con mayor ahínco y decisión a favor del proceso de cambio.

El acto se cumplió en el Coliseo Bolivariano, de Sucre.

Al concluir la reunión, Evo Morales dijo que se sentía “un poco alentado porque no se ha fraccionado al Pacto de Unidad. Hay que partir de esta evaluación porque los enemigos eternos de los pobres, especialmente del movimiento campesino indígena originario, no solamente en Bolivia, sino en todo el mundo, tienen la estrategia dividir y dividir”.

Empero, en la reunión no participaron los indígenas de tierras altas y bajas, agrupados en la CIDOB y el Conamaq.

2.000 delegados de las confederaciones de campesinos, colonizadores y mujeres participaron en el acto.

El Pacto de Unidad resuelve procesos a medios y disidentes

Líderes de Conamaq y Cidob no estuvieron presentes en el encuentro.

Tipnis. Esta entidad que agrupa a organizaciones afines al MAS asumió la defensa del presidente Evo Morales “en todos los ámbitos” en que haya sido demandado.

Página Siete / La Paz – 20/11/2011

El Pacto de Unidad pidió ayer procesos legales en contra de activistas de derechos humanos, medios de comunicación, disidentes y dirigentes no afines al oficialismo, por su actuación durante el conflicto en defensa del TIPNIS.

El punto número 17 de las resoluciones del “Encuentro Nacional Ordinario del Pacto de Unidad”, que se realizó en Sucre, señala que esa entidad resuelve procesos en contra de Yolanda Herrera, presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, y contra la activista Amparo Carvajal, “por difamación y calumnia sobre la falsa acusación de nueve muertes en la marcha del TIPNIS”.

Así mismo, también se determina procesos contra los medios de comunicación “que emitieron mentiras durante la marcha del TIPNIS”. De igual manera se exige el procesamiento legal de Alejandro Almaraz, Lino Villca, Rafael Quispe, entre otros -que no se precisa-, por “instigar a la violencia y confrontación de los movimientos sociales”.

El Pacto de Unidad también resolvió la expulsión “a todos los traidores al proceso de cambio sin importar cargos, rangos jerárquicos o diligenciales”

Otra de las resoluciones señala que esa entidad “asume la defensa en los ámbitos nacionales e internacionales en que haya sido demandado” el presidente Evo Morales. Para tal cometido, se determina que en el escenario internacional se lo realizará por medio de la “vía campesina”; y en el ámbito nacional a través del Pacto de Unidad .

De igual manera se exige la construcción de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos, y la de La Paz-Beni-Pando.

Esa organización también exige la renuncia de los ministros “que no estén trabajando” por el proceso de cambio, aunque no precisa quiénes son esas autoridades que están en esa situación. El Pacto de Unidad, entre otros puntos, resuelve la “aceleración inmediata” del Mutún, la nacionalización e industrialización “del niquel de la Chiquitania”, la conclusión del saneamiento de las tierras “con mayor capacidad productiva para su posterior reversión y redistribución a favor de las comunidades campesinas indígenas originarias, comunidades interculturales, sin tierra o con tierra insuficiente”.

Durante el viernes y el sábado el Pacto de Unidad se reunió en Sucre sin la presencia de los lideres de las organizaciones indígenas de Conamaq y CIDOB, bajo la premisa de “defender y profundizar” el proceso de cambio.

“(Proceso) a los medios de comunicación que emitieron mentiras durante la marcha del TIPNIS”.

Resolución del Pacto de Unidad