Presidente Morales preocupado por levantar su imagen

En tanto, dirigentes indígenas denunciarán en cumbre climática de Sudáfrica el “doble discurso” ambiental del Mandatario boliviano.

image

El presidente Morales departió el sábado 26 de noviembre con el grupo Calle 13, en Palacio de Gobierno. Foto ABI



La campaña del Gobierno central para tratar de subir la deteriorada imagen del mandatario Evo Morales apuntaría a restablecer su decaída imagen interna y externa, según analistas. El bono Juancito Pinto sugiere que Morales “pensó” en los niños bolivianos, mientras cualquier escenario es aprovechado para este fin, es el caso del encuentro del mandatario con el grupo Calle 13 de la anterior semana.

La campaña mediática del Ministerio de Comunicación muestra a un mandatario que comparte con los niños en edad escolar a quienes les pide “cuidar su dinero”. La imagen del mandatario también se refuerza como mensaje mediático con los spots de cada repartición estatal e incluso su efigie fue estampada en las computadoras que los maestros recibieron del Ministerio de Comunicación.

Todas estas formas de utilizar la imagen del mandatario son una muestra de la preocupación que existe en el Gobierno por la caída y desgaste que sufre el régimen del Movimiento Al Socialismo (MAS) según explicó el politólogo Franklin Pareja.

“El gobierno del presidente Morales ha hecho énfasis a niveles de generar un culto a la personalidad porque el cambio, en realidad se ve en el presidente indígena, porque en términos de política, progreso es poco visible en términos visibles y este cambio se centra en el mandatario, en su figura. Todos los méritos parecieran que no son de un gobierno sino de una persona y esto es excesivo y exagerado y como él encarna todos los méritos así asume todo el descontento de la población y ese es el costo político que ahora preocupa al Gobierno”, dijo.

DENUNCIA INTERNACIONAL

Sobre el viaje de los dirigentes campesinos e indígenas a la cumbre climática de Sudáfrica donde Rafael Quispe del Consejo nacional de Markas y Ayllus del Qullasuyu (Conamaq) y Adolfo Chávez de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) expondrán el caso del TIPNIS y la reacción violenta del mandatario, el analista Pareja aseguró que esto dejará entrever que existe un doble discurso desde el Ejecutivo.

“El presidente ha sido uno de los abanderados de la defensa de la Madre Tierra y cuando se ve que hace una campaña contra una reserva natural, su discurso cae en la falsedad además si esto queda en evidencia en la comunidad internacional se verá que se actúa con doble moral”, sostuvo.

BAILE EN PALACIO

Con el argumento de reivindicar a la diablada como danza nacional, autoridades del Ministerio de Culturas programaron la visita del juvenil grupo puertorriqueño Calle 13 a Palacio de Gobierno el pasado sábado.

Como en ninguna otra ocasión, ni siquiera con músicos nacionales o de la denominada “música protesta” como Piero, estos músicos fueron recibidos por los mandatarios Evo Morales y Alvaro García, se les brindó comida típica, regalos, ponchos, caretas y un grupo de danza folklórica demostró, no precisamente la diablada, pero sí otros ritmos del folklore nacional.

De acuerdo al analista Iván Arias, el Gobierno puede buscar mecanismos para levantar su imagen internacional y optó por este grupo que se caracteriza por letras y composiciones que hablan de los grupos marginados, para lograr “cámara internacional”.

El Diario, La Paz