Scarlett Johansson: «No exploto mi vida personal»

«Este fue simplemente un año de locos». Scarlett Johansson hizo así el balance de su 2011, que comenzó con una separación y continuó con uno de los escándalos que más ruido hizo en Hollywood. La actriz fue víctima de un hacker, quien consiguió imágenes íntimas de ella y las filtró en la Web. La reflexión de fin de año de la protagonista de Match Point llega justamente a la edición de diciembre de Interview, donde habló de la invasión a su privada.

«Espero que no se convierta en normal el sentirse juzgado. Valoro mi privacidad y mi vida personal…y ciertamente no exploto mi vida personal. Pero eso no siempre está en tu control. Desafortunadamente, hay gente interesada en entrometerse.», dijo Johansson en la entrevista realizada por Arianna Huffington. Las fotos difundidas (que luego ella confesó que se las había sacado para su entonces marido, Ryan Reynolds) terminaron con un hombre en prisión, mientras que la actriz supo transformar su bronca en picardía.

«Así que tenés que proteger tu vida privada lo mayor posible, y, al mismo tiempo, encontrar formas de redireccionar ese foco y convertirlo en algo positivo. No sé cómo se hace. No sé cómo alguien lo hizo alguna vez.», continuó la actriz, poco antes del estreno de su film We bought a Zoo, en una nota acompañada por provocativas fotos.



«Creo que cuanto menos sé de un actor, tengo más chance de meterme en el personaje que están interpretando, y cuanto más la gente cree que sabe sobre tu vida personal, más difícil es lograr eso. Así que cuando no estoy trabajando o promocionando algo, trato de pasar desapercibida.», añadió Johansson.

Además, la actriz se refirió a las redes sociales, que se transformaron en una rápida vía de difusión y opiniones respecto de sus controvertidas fotos. Johansson rescató su uso para fines sociales o políticos (durante la entrevista volvió a hablar de su fuerte compromiso político), aunque aclaró que le resulta un «extraño fenómeno» cuando la gente lo aprovecha para relatar su vida privada.

«Siempre me sorprendió que algunos actores tengan cuentas de Twitter. Imagino que ellos la usan de alguna manera que les funciona. Pero yo prefiero que la gente tenga menos acceso a mi vida personal. Si pudiera mantenerlo así, sería una mujer feliz.».

Fuente: www.lanacion.com.ar