UE propone ‘control social por pares’ en el cultivo de coca

Vigilancia. Europa pide que la fiscalización sea entre productores.

En el marco de la lucha contra el narcotráfico, la Unión Europea (UE) socializa la propuesta de “control social por pares”, destinada al control de cocales en el país, para que este proyecto forme parte de la futura Ley General de la Hoja de Coca y evite los cultivos excedentarios.

image Erradicación. La Fuerza de Tarea Conjunta destruye cultivos excedentarios de hojas de coca en la región de los Yungas de La Paz.



La Razón – Miguel A. Melendres – La Paz

El mecanismo, trabajado con las organizaciones productoras del trópico de Cochabamba y Yungas de La Paz, se presentó ayer en un taller auspiciado por la Comisión de Tierra, Territorio, Recursos Naturales y Medio Ambiente del Senado, el mismo que se realizó en la Asamblea Legislativa.

“La propuesta de control social es entre pares; es decir, de productor a productor; de sindicato a sindicato, de central a central y de federación a federación. Estamos capacitando y dando instrumentos para que se aplique este mecanismo de control que incluso, puede hacerse sin la participación de la Fuerza de Tarea Conjunta”, explicó Reynaldo Molina, director del Programa de Apoyo al Control Social.

Control. Añadió que si un productor o miembro de una central cocalera quiere expandir su producción con el pretexto de renovar sus cultivos, el control social se aplicará para evitar que se amplíen los sembradíos excedentarios que se proponían tener.

El proyecto enfoca su estrategia en el entendido de que la nueva ley aprobará una extensión de hasta 20.000 hectáreas (ha) de coca legal, aunque depende del estudio del consumo en su estado tradicional del arbusto.

En el trópico de Cochabamba habría 7.000 ha para 43.750 afiliados, con una distribución equitativa de un cato (1.600 m 2) por afiliado o familia. En Caranavi, 1.000 ha para 5.500 productores distribuidos de acuerdo a registro catastral, con una extensión máxima de 2.500 m 2 por familia.

Al margen, para Yungas, se dejarían las mismas 12.000 ha que reconoce la Ley 1008, previo establecimiento de una extensión máxima de cultivo por familia que esté registrado, en función de la productividad de cada zona.

Durante la presentación de la propuesta, Frederick Vofer, jefe de Asistencia Técnica del Programa de Control Social, destacó que Bolivia acepte la colaboración de la UE en el tema. “Es difícil entender de que uno tiene que autocontrolarse, pero finalmente vimos que la gente toma conciencia de que sí es un problema y un desafío controlar las superficies y mantener en forma digna, los cultivos de coca que es una tradición ancestral”, dijo.

La Ley 1008 y los cultivos de coca

La Ley 1008 vigente actualmente reconoce que hay 12.000 ha de coca legal en los departamentos de La Paz y Cochabamba. No obstante, el último estudio de la ONU sostiene que en Bolivia existen 31.000 ha de cultivos de esta hoja.

La FELCN se incauta de 99,6 kilos de cocaína

Lo hizo en regiones de Tarija y La Paz, durante tres operativos distintos.

Policías de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) confiscaron durante el último fin de semana 99,6 kilos de cocaína en tres operativos realizados en los departamentos de Tarija y La Paz.

El operativo más importante, según un reporte de la Unidad de Comunicación de la FELCN, se efectuó el 13 de noviembre en el departamento de Tarija. En la tranca Santa Bárbara, en la carretera  a Potosí,  efectivos antidroga detectaron la droga oculta a lo largo del piso de la parte trasera de una camioneta marca Ford color blanca. La cocaína tenía un peso total de 62,66 kilos. Fueron detenidos Hernán M. G. (28 años) y César C. B. (37).

En el segundo operativo, el mismo día, en el puesto de control de Konani, provincia Aroma de La Paz, policías de la FELCN decomisaron 16,42 kilos de cocaína ocultos en el filtro del aire acondicionado de una vagoneta. En ese vehículo viajaban dos personas, Nicolás F. C. (26) y Luisa M. S. (27), las mismas que fueron detenidas.

En otro operativo, desarrollado el 12 de noviembre en la plaza 2 de Febrero de Ancoraimes, provincia Omasuyos de La Paz, la Policía antinarcóticos detectó la presencia de dos baldes de plástico con 20 paquetes forrados con cinta masquin dentro de un minibús. En este caso no se detuvo a nadie porque el motorizado estaba vacío. Lo que llamó la atención eran los faroles encendidos. La Razón.