Unasur analiza la instalación de observatorios antidrogas

Acciones. Once países de la zona quieren compartir información.

El Consejo Sudamericano sobre el Problema Mundial de las Drogas (CSPMD), dependiente de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), analiza, en La Paz, la instalación de un observatorio sudamericano antidrogas para evitar el tráfico de cocaína.

image



Encuentro. Representantes antidrogas de 11 países de la Unasur se reúnen en la ciudad de La Paz para adoptar medidas conjuntas.

El observatorio regional, que será creado a partir de la puesta en marcha de observatorios nacionales, generará una red que promoverá el intercambio de información del crimen organizado relacionado con el narcotráfico.

La propuesta se desprende del Plan de Acción del CSPMD, que se debate desde ayer en la sede de gobierno, donde participan autoridades relacionadas a la lucha contra el consumo de drogas y el narcotráfico de 11 países que integran la Unasur.

“Uno de los grandes problemas comunes que enfrentan nuestros países es la oferta de la droga, que puede ser aplacada con la creación de una institución que concentre la información en la que se identifiquen a personas que se dedican a la importación y exportación de esta lacra”, sostuvo el ministro de Gobierno de Bolivia, Wilfredo Chávez, al inaugurar la reunión.

Droga. Este registro compartido, añadió, llegará a ser un método de reducción de la oferta de drogas en el mundo. La propuesta es compartida por Alberto Otálora, viceministro del Interior de Perú, quien informó de que en su país hay un observatorio dirigido por el Ministerio del Interior, que sistematiza la información y el movimiento del crimen organizado que gira en torno al problema de las drogas.

“Queremos que esta experiencia sea continental. Con el intercambio de información se alcanza al crimen organizado que se ha internacionalizado y permite instruir y capacitar a nuestros policías, a nivel sudamericano, en tareas de Inteligencia, de observación y movimientos del crimen en nuestros países”, dijo Otálora a La Razón.

La reunión del Consejo se enfoca en cinco temas estratégicos: la reducción de la demanda de droga, el desarrollo alternativo integral y colectivo, la reducción de la oferta, las medidas de control y el lavado de activos.

El vicecanciller Juan Carlos Alurralde, quien participó del evento, destacó el momento histórico en que la Unasur se reúne en Bolivia para avanzar en un plan de cooperación contra este ilícito “en el marco de la responsabilidad común y compartida contra las drogas y sus delitos conexos”.

Los delegados de los países reconocieron que Sudamérica se convirtió en productor, zona de tránsito y consumidor de drogas y, por lo tanto, había la necesidad de trabajar en forma conjunta contra el narcotráfico. Coincidieron en que se debe ejecutar un plan humanitario, autónomo y soberano que reduzca la influencia externa. El evento concluye esta tarde.

Contra el lavado de activos

El Consejo sobre el Problema Mundial de las Drogas quiere fortalecer el intercambio de información sobre el lavado de activos en los países miembros, crear mecanismos de control, indagar a sectores y labores susceptibles de este delito, además de aportar al sistema judicial.

La Razón, La Paz