15 de diciembre en memoria de José, primer indignado

Alfredo Leigue

LEIGUE Catorce años pasaron de aquel día en que el primer movimiento de indignados del mundo llenó un estadio, hastiados del abuso, para decirle no a una administración arbitraria en Cotas copada por las logias y grupos de poder.

Mucha agua bajo el puente ha corrido desde entonces pero la historia ha dado la razón a José Gutiérrez Gutiérrez, líder de aquel movimiento:



1. Cotas montó un tongo de democratización y transparencia y lo que hizo fue fortalecer la lógica interna de sucesión. Gatopardismo puro, que todo cambie para que nada cambie.

2. Cotas en estos catorce años perdió su indiscutible liderazgo empresarial y tecnológico en Santa Cruz.

3. Los grupos de poder entregaron Santa Cruz. Ahora somos un departamento “opa fuerzudo”, con gran aporte económico pero sin ningún aporte político propositivo al país.

4. La razón de ser discursiva de las logias quedo desmentida. Se suponía que estaban para defender la región. Simplemente la entregaron. Sin abundar más todos conocemos los resultados.

En la perspectiva de la historia, la razón de ser de ese movimiento “Chompa Roja” como se lo quiso denominar para descalificarlo, cobra forma de un proceso precursor de participación ciudadana, de movimiento de auténticos indignados que lucharon por sus derechos, sus sueños y su idea de justicia.