20% de cocaína boliviana va por río Bermejo a Salta, Argentina

No hay control al pasar. Por el río Bermejo pasa la cocaína que llega a Argentina (Salta), y en esta zona actúan bandas de colombianos.

image



Puente argentino en Aguas Calientes.

Revelan que 20% de droga va por río Bermejo a Salta

Por el río Bermejo pasa el 20 por ciento de la cocaína que llega a Argentina, concretamente a la localidad de Aguas Blancas (Salta), y en esta zona actúan bandas de colombianos que operan sin ningún control de las autoridades, informó el diario argentino La Nación.

Revelan que los contrabandistas cruzan el río Bermejo con bultos que contienen todo tipo de mercadería, incluida la droga.

En esta parte de la frontera entre Bolivia y Argentina, la droga y otra mercadería pasan a escondidas o a la vista de los policías y funcionarios de la Aduana, señalan en la edición impresa del diario.

“Por el paso de Aguas Blancas los narcos trasladan el 20 por ciento de la cocaína que llega al país (Argentina), aunque la mayor parte del tráfico ilegal es canalizado por el paso de Salvador Mazza. Allí es donde se han realizado los grandes secuestros de droga”, dijo a La Nación un funcionario argentino que integró el grupo apoyado por la DEA (Agencia de Lucha contra las Drogas de los Estados Unidos), que operó en la capital provincial de Salta hasta abril pasado.

La publicación señala que uno de los factores que favorecieron el crecimiento del poder del narcotráfico en la zona fronteriza es que justamente en abril pasado dejó de funcionar una fuerza especial de tareas que la DEA había instalado en la capital salteña para colaborar con las fuerzas federales y la policía local.

La Nación agrega que no se conoce dónde fue a parar toda la información de inteligencia sobre las bandas de narcos que acumuló la DEA en 10 años.

Bandas

El diario indica que en la provincia de Salta, fronteriza con Bolivia, los jefes de las bandas de narcotraficantes amenazan a jueces federales, reclutan a policías y gendarmes y hasta a políticos para poder controlar el paso de la cocaína producida en Bolivia hacia los grandes centros urbanos argentinos y, de ahí, hacia Europa. Incluso dos jueces federales salteños fueron amenazados por bandas de narcotraficantes.

Pero lo más preocupante es que la mafia colombiana es la que se ha instalado en el área para trasladar la cocaína desde Bolivia.

La Nación revela que un grupo de colombianos reclutó a gendarmes para cruzar la frontera con casi una tonelada de cocaína y otra banda de delincuentes de la misma nacionalidad contrató al presidente del Concejo de la municipalidad salteña de Joaquín V. González para valerse de su empresa de exportación de carbón vegetal para enviar estupefacientes a Europa.

Un ejemplo de que Salta se ha convertido en un paso casi libre para la droga es el reciente hallazgo en un camión de una tonelada de cocaína en Buenos Aires. El producto que provenía de Bolivia pasó por Salta.

En el operativo denominado “Navidad Blanca” también fueron detenidas tres personas.

Radares funcionarán en 2013

Salta es también una zona de gran movimiento de aeronaves pequeñas que trasladan cocaína. Por este motivo, hace cuatro meses el Gobierno argentino instaló radares para la detección de avionetas con droga, pero habrá que esperar hasta 2013 para que el sistema sea efectivo, informó La Nación.

El diario cuenta el caso de un hombre sospechoso que se presentó en Salta como coronel de la Fuerza Aérea de Colombia para alquilar una pista de aterrizaje.

La persona ofrecía pagar el doble de los 50 mil dólares que los narcotraficantes abonan habitualmente por sitios para que sus avionetas dejen sus cargas.

“Este coronel buscaba un terreno con condiciones especiales. Necesitaba algo fuera de lo común porque el avión que aterrizaría en esa pista vendría con mucha carga y desde muy lejos. Cuando se intentó judicializar el caso ningún funcionario quiso ocuparse de conseguir el terreno para que el avión aterrizara y, cuando lo hiciera, secuestrar la carga”, dijo un exoficial a La Nación.

El periódico indicó que además el Poder Ejecutivo nacional decidió crear dos nuevos juzgados federales en la zona. Uno se instalará en Tartagal y el otro en la ciudad jujeña de Ledesma. Pero ninguno de los juzgados funciona aún, pues todavía no fueron designados los magistrados.

Los Tiempos – 27/12/2011