3.500 estudiantes se gradúan como brigadistas para prevenir el delito en La Paz

Luciendo sus chalecos que identifican a las unidades policiales donde fueron preparados en Seguridad Ciudadana, 3.500 niños y adolescentes de núcleos educativos de La Paz y El Alto se graduaron el sábado como brigadistas para prevenir el delito y se declararon libres de pandillas y otros factores que causan inseguridad.

image Los brigadistas graduados desfilan por el centro de la ciudad (Foto: Daniel Espinoza)

"Comprendimos que la seguridad ciudadana es deber de todos, por eso, estoy orgullosa de ser parte de las brigadas porque me enseñaron principios, superación, la disciplina, respeto, responsabilidad, trabajo entre otras cosas, expresó Lizeth Mendizabal, del núcleo educativo 6 de junio de Alto Obrajes.



    Otro brigadista del Macro Distritito Max Paredes, declaró que en el tiempo de instrucción aprendió a cuidarse, alejarse de las pandillas, sus derechos, deberes y obligaciones con sus padres, su entorno, con su familia y ser solidario.

     El viceministro de Seguridad Ciudadana, Miguel Vásquez, quien fue el promotor de la capacitación de niños y jóvenes de unidades educativas en seguridad ciudadana, expresó que "la educación es la herramienta para construir una cultura de seguridad en la sociedad".

    Elogió a los estudiantes que recibieron sus certificados del Ministerio de Gobierno y la Policía, que los acredita como "brigadistas", y demandó que el aprendizaje sea aplicado en sus colegios, sus vecindarios y hogares.

    A diferencia de las 700 pandillas que hay en el país, dijo Vásquez, que los brigadistas fueron capacitados durante toda la gestión 2011, con la finalidad de prevenir el delito, las problemáticas de inseguridad vial, violencia, consumo de drogas y bebidas alcohólicas.

    El Viceministerio de Seguridad Ciudadana y a Policía han desarrollado un proyecto preventivo de medidas de resguardo para niños, niñas y adolescentes basado en: la educación vial, alcoholismo, drogadicción, pandillas, violencia, primeros auxilios físicos y psicológicos, trata y tráfico de personas, protección del medio ambiente, derechos humanos, emergencias y desastres.

    En criterio del Viceministro los resultados obtenidos por este proyecto fueron óptimos, dado que las y los estudiantes al graduarse lograron advertir y prevenir los peligros que atentan contra la seguridad de la población estudiantil, lo cual demostró su aprovechamiento.

    Los graduados están en condiciones de brindar servicios en sus colegios con responsabilidad, en horarios de entrada y salida de clases.

    "La capacitación recibida podrá ser replicada en su entorno familiar y social; contribuyendo de esta manera a una cultura de seguridad ciudadana", afirmó el Viceministro.

    Los brigadistas marcharon por la avenida Mariscal Santa Cruz, la Plaza Venezuela, el Paseo El Prado, Plaza del Estudiante y la Plaza Mayor, y a su paso fueron aplaudidos por sus padres y la ciudadanía, porque hicieron gala por sus uniformes y de la destreza de levantar las rodillas hasta a la altura del abdomen, similar a policías y militares.

Fuente: ABI