Beni en paro y alerta cívica en Santa Cruz por arremetida masista

Tensión en Beni. Pobladores simpatizantes de Suárez se enfrentaron con los policías que resguardaron al gobernador interino Haisen Ribera en la toma de la Gobernación.

image Apronte. Vecinos de la ciudad y comunidades aledañas se enfrentaron con agentes en la plaza principal de la capital beniana. Más gente llega para apoyar a Suárez

Beni en paro y alerta cívica en Santa Cruz

R.Navia/M.Melgar. Trinidad, El Deber



El centro de Trinidad amaneció con los nervios de punta. A las 5:10, la Policía irrumpió en el interior de la Gobernación y sacó por la fuerza y con gases lacrimógenos a las personas que hacían una vigilia a favor del suspendido gobernador Ernesto Suárez y expulsó a los que estaban en la vereda de ese edificio público.

Después, cerca de 300 uniformados cercaron la plaza principal y a las 13:00, el Comité Cívico de Beni declaró paro cívico indefinido movilizado en todo el departamento y estado de emergencia de sus instituciones hasta que se restituya como gobernador al hombre que ganó el cargo en las urnas.

La tensión se instauró en la capital de Beni después de que el viernes pasado la Asamblea Legislativa Departamental, controlada por el Movimiento Al Socialismo (MAS) y por el MNR, suspendió al gobernador electo Ernesto Suárez aduciendo que el Ministerio Público presentó acusación formal contra dicha autoridad por supuesta malversación de fondos públicos.

La violencia llegó ayer a su punto máximo cuando un grupo de personas que apoyan a Suárez llegó en la madrugada a la Gobernación y entró en ella para evitar que Haisen Ribera, asambleísta por el MNR que fue elegido por la Asamblea Legislativa Departamental como el gobernador interino, ocupe la silla donde hasta el pasado viernes se sentó Ernesto Suárez.

Así, la Policía llegó a a la Gobernación, expulsó con violencia a los hombres y mujeres partidarios de Suárez y a las 7:00 ya estaban expeditas las gradas que conducen al despacho del gobernador para que Ribera empiece a manejar la nave del poder departamental. “Yo no sé hasta cuándo me quedaré en el cargo, depende de cuánto dure el proceso jurídico contra Suárez. Esta mañana había gente saqueando el edificio y por eso la Policía los sacó y se precintaron algunas oficinas”, dijo Ribera desde su sillón de gobernador y protegido por media docena de policías.

También había uniformados en el patio de la institución y especialmente a la entrada. Un ambiente de confusión reinaba en el lugar. Por una parte, Ribera anunciaba que no habrá masacre blanca y que solo se cambiará a los funcionarios que no se hagan presentes en sus puestos de trabajo, y por otra, decenas de empleados  denunciaban a dos cuadras de ahí que la fuerza pública no los dejaba entrar para ejercer su derecho al trabajo.

“Voy a trabajar con visión de desarrollo y con todas las instituciones que quieran sumarse. No hubo ningún golpe de estado”, dijo Ribera, que anunció que si bien no habrá despidos nombrará a un nuevo gabinete con gente de su confianza. A las 19:00 habló a los medios de comunicación para pedir a la población que no se preste a la violencia.

Afuera de la Gobernación se gestaba una vigilia compuesta por unas 50 personas. Se trataba de empleados públicos que ingresaron por la tarde al edificio para cobrar su aguinaldo y se quedaron para protestar por la salida de Suárez.

En la Gobernación se comentaba que la Policía tiene un plan para evitar cualquier problema, sobre todo de parte de personas que estarían llegando de las zonas rurales para defender a Ernesto Suárez. “Estamos garantizando un ambiente de paz. Todo está tranquilo”, dijo el nuevo gobernador.

El centro de la ciudad se mantuvo paralizado. El comercio y los servicios financieros también reducidos incluso antes de que el Comité Cívico anunciara el paro indefinido y movilizado.

En la asamblea cívica que se realizó desde las 11:00 hasta las 13:00 estuvo presente Ernesto Suárez. No quiso referirse a la medida. Solo dijo que no se irá de Trinidad y que su permanencia es una prueba de que no tiene nada que ocultar a la justicia.

Eso sí, dijo que teme que el miércoles se dicte su detención en la audiencia cautelar que está prevista para las 15:00, donde se acusará por sobreprecio en la compra de equipos electrógenos.

El fiscal del distrito, Hugo Vargas, indicó que el Ministerio Público ha solicitado la detención de Suárez ya que tiene doble imputación de cargos y que será el juez quien decida este miércoles si Suárez queda libre o detenido. “Si tengo que ir a la cárcel voy a ir”, dijo Suárez al salir del Comité Cívico, antes de retornar a su casa donde dijo que iba a permanecer sin intenciones de salir del país. Ayer, desde la mañana, el perímetro del aeropuerto de Trinidad estuvo militarizado.

El Comité Cívico, a la cabeza de David Coca, también rechazó  al gobernador que eligió la Asamblea Legislativa Departamental, y exigió el repliegue de las fuerzas policiales y llamó a la población urbana y a las comunidades campesinas llevar a cabo una vigilia en la plaza principal de Trinidad. También amenazó con impedir el funcionamiento de las instituciones públicas y comerciales.

El alcalde Moisés Shriqui brindó su apoyo a Suárez y dijo que la Alcaldía también ingresa en estado de emergencia permanente.

El gobernador interino, Haisen Ribera, cuestionó al cívico Coca “por estar convocando a la sedición a la población”, llamando a los benianos a que no se dejen sorprender, porque la entidad  “de manera pública ha convocado a violentar el orden legal establecido en el país”.

En Santa Cruz, el comité cívico determinó convocar Asamblea de la Cruceñidad por la destitución del gobernador beniano Ernesto Suárez y la declaración en rebeldía de su par cruceño, Rubén Costas, indicó el presidente de la entidad, Herland Vaca Díez.

El Comité pro Santa Cruz también decidió enviar de inmediato una comisión a Trinidad, “con la finalidad de solidarizarse con ese hermano departamento y condenar el golpe a la democracia boliviana, afectando de esta manera al estado de derecho y al proceso democrático en el país”, indicó Vaca Díez.

El líder cívico dijo que se resolvió convocar a parlamentarios, asambleístas, concejales y autoridades electas a un pacto social en defensa del voto, las libertades ciudadanas y la democracia. La asamblea tendrá lugar el jueves, a las 19:00.

En la jornada

– El gobernador de La Paz, César Cocarico (MAS), afirmó que no hay irregularidades con la suspensión de su colega de Beni y que si le tocara a él pasar por un trance similar se sometería a las normas y leyes.

– El diputado de Alianza Social (AS) David Cortés apoya el cambio de gobernador en Santa Cruz, debido a que Rubén Costas no habría cumplido una buena gestión y por eso “está acusado de cometer supuestos actos ilícitos que no corresponden a una autoridad”, dijo el legislador, según la ANF.

– El gobernador cruceño, Rubén Costas, que anoche denunció en la cadena estadounidense de noticias CNN que la democracia peligra en Bolivia y que los opositores a Morales son objeto de persecución política, anunció que mañana estará en Beni para expresar su solidaridad con Ernesto Suárez, cuando la autoridad se presente en la audiencia cautelar.

– Diputados del oficialismo y de la oposición tuvieron ayer un cruce de declaraciones, unos atacando a Suárez y otros defendiéndolo.

La Policía le abrió el paso

La fuerza pública abrió camino a Haisen Ribera para que llegue hasta su sillón de gobernador sin ninguna piedra en el camino. Policías con equipos antimotines tomaron la plaza principal a partir de las 5:10 y se entraron a la Gobernación para gasificar a los hombres y mujeres que hacían una vigilia para evitar que se consolide que Ernesto Suárez sea sacado de su cargo.

“Había personas por todos lados, en la planta alta y en la baja. Aún no había aclarado y de pronto sentimos la bulla de los policías que sin decir nada arremetieron contra nosotros con gases lacrimógenos”, dijo Vania S. una de las que se encontraban dentro de la Gobernación.

“Hubo forcejeos de uno y otro lado. Nosotros peleábamos para que no nos sacaran y los policías nos empujaban hacia la puerta”, recordó Samuel que después de la represión de los uniformados se fue a la avenida 6 de Agosto para quemar llantas y protestar con una multitud en contra de lo que él considera otro atropello más de los policías. “Solo faltó que nos apaleen y que nos tapen la boca con cinta adhesiva tal como lo hicieron con los marchistas del Tipnis”, dijo un hombre que se cubría la boca con un barbijo.

Los amagos de enfrentamiento estuvieron latentes hasta las 14:00 a dos cuadras de la plaza principal, en la avenida 6 de Agosto. Ahí, 30 policías con equipos antimotines impedían que un centenar de personas con barbijo en la boca ingresara a la Gobernación. El ambiente pesado impedía respirar. Los gases lacrimógenos disparados por los uniformados se consumían a fuego lento en las llamas generadas por los protestante que se munieron de llantas de vehículo para contrarrestar la fuerza policial. En cada esquina de la plaza había una cuadrilla de otro similar número de policías y a dos cuadras de la Gobernación también había presencia de uniformados. Se especulaba que eran 300. Ese dato estuvo guardado bajo llave por la Policía.

A las 11:00 hubo otro amago de enfrentamiento en la avenida 6 de Agosto. Civiles y uniformados estuvieron pecho a pecho, diciéndose palabras de grueso calibre, mirándose a los ojos con furia. Los policías con sus cascos y escudos, los otros, con barbijos desechables y algunos palos en la mano.

Desde Beni

– Pago. Una de las primeras decisiones que tomó el gobernador interino de Beni fue ordenar que se pague el aguinaldo a los funcionarios. Muchos de ellos después se quedaron en la plaza para hacer una vigilia a favor de Ernesto Suárez.

– Medida. El paro cívico no contempla la suspensión de operaciones áreas en Trinidad ni el bloqueo de carreteras.

– Protección. Los barbijos se vendieron como pan caliente en las farmacias aledañas a la plaza principal. A las 11 ya no había y la gente que se cubría la boca y la nariz con pañuelos porque el ambiente estaba saturado por los gases lacrimógenos.

– Atención. Varias instituciones bancarias que funcionan en inmediaciones de la plaza principal beniana, como el banco Ganadero y Prodem, decidieron no atender al público, aunque otras, como el Banco de Crédito y banco Los Andes, funcionaron normalmente. La atención en los mercados fue regular. Taxis, microbuses y mototaxis ofrecieron servicios sin interrupción.

– Acoso. El subgobernador de  la provincia Vaca Díez, Carmelo Lenz, dijo que la suspensión de la primera autoridad departamental es un hecho netamente político que no respetó   la legalidad y menos lo establecido por la propia Constitución Política del  Estado.

Hay dos ‘gobernadores’ en Beni, paro y vigilia de la población

Paro cívico en apoyo a Suárez. Convocan a una Asamblea de la Cruceñidad.

El Comité Cívico del Beni convocó a paralizar actividades y realizar una marcha para respaldar al gobernador suspendido, Ernesto Suárez. Existe un fuerte despliegue policial en Trinidad.

imageEl Día

Ref. Fotografia: TENSIÓN.Luego de ser gasificados un grupo de pobladores que defienden a Suárez instaló una vigilia y acatan un paro movilizado con marchas en contra del actual gobernador ‘suplente’.

La suspensión del gobernador beniano Ernesto Suárez y el mandamiento de aprehensión contra el cruceño Rubén Costas, motivó ayer una reunión de emergencia en el Comité pro Santa Cruz, en el que dirigentes de varios sectores después de hacer “un mea culpa” sobre los errores cometidos y sacarse “los trapitos al sol”, determinaron iniciar una cruzada en defensa de la democracia, el Estado de derecho, el respeto al voto y la revisión de la Ley Marco de Autonomía. Resolvieron también viajar al Beni y convocar a una asamblea de la cruceñidad para determinar algunas medidas de hecho, entre ellas un probable paro cívico.

El encuentro se puso “caliente” cuando el dirigente indígena Víctor Hugo Velasco propuso no defender a ninguna persona en particular, sino la institucionalidad democrática. Cuestionó las razones  por las que autoridades locales como el gobernador Rubén Costas y el alcalde Percy Fernández declararon que la autonomía había ganado al haberse escrito en la Constitución Política del Estado y no reclamaron en los hechos por la aprobación de la Ley Marco, que fue hecha para descabezarlos con la simple acusación de un fiscal.

‘Trapitos al sol’. En la cita también estuvieron legisladores de dos “bandos” diferentes como el senador Germán Antelo y el diputado Luis Felipe Dorado, quienes al final convergieron en que deberían unirse para recuperar la Brigada Parlamentaria Cruceña que se encuentra en manos del Movimiento al Socialismo, a pesar de ser la segunda fuerza política en el departamento.

De igual manera el dirigente de las juntas vecinales, Pedro Zabala, condenó la indolencia de algunos cruceños que solo aparecen cuando tienen mandamientos de aprehensión o son perseguidos y se quejó porque no dieron la atención a los discapacitados que hicieron una posta en Santa Cruz.

Asamblea de la Cruceñidad. Al final del debate resolvieron convocar “lo más pronto posible” a una Asamblea de la Cruceñidad  para definir algunas medidas a tomar, entre ellas un paro cívico.

Mientras tanto se resolvió exigir al Tribunal Constitucional, que volverá a trabajar después del 3 de enero, la revisión de la Ley Marco de Autonomías que establece la suspensión de autoridades electas con una simple imputación de un fiscal, contraviniendo a la Constitución Política del Estado que define que ésta procede con sentencia ejecutoriada.

Por otro lado, el gobernador Costas convocó para este miércoles a todos los líderes de la oposición a una reunión en Santa Cruz para salir en defensa de la Democracia y el Estado de Derecho.

‘No existe democracia en Bolivia’

El presidente cívico Herland Vaca Déez dijo que con las persecución a opositores, suspensión de autoridades electas y restricciones a la libertad de prensa  "se ha perdido la democracia".

Opositores

Van cinco gobernadores que caen

El revocatorio.  En el año 2008 el referéndum revocatorio tumbó a los entonces prefectos Manfred Reyes de Cochabamba y José Luis Paredes de La Paz.

Pando. El 16 de septiembre del 2008 el prefecto electo Leopoldo Fernández fue encarcelado.

Tarija y Beni. Con la Ley Marco cayeron el gobernador de Tarija, Mario Cossío, y hace poco Ernesto Suárez, del Beni.

Datos

21 de Diciembre, es la fecha tentativa de la Asamblea de la Cruceñidad que puede decretar paro cívico

6 Gobernaciones, de las nueve que hay en el país en el 2008 estaban en manos de los opositores, pero una a una cayeron.

Beni: cívicos en paro en defensa del Gobernador

INSISTEN EN LA ILEGALIDAD DE LA SUSPENSIÓN DE ERNESTO SUÁREZ.

image

Cívicos y policías, ayer en la Gobernación de Beni. – Apg Agencia

Los Tiempos – 20/12/2011

El Comité Cívico de Beni anunció para hoy nuevas movilizaciones y declaró un paro indefinido en rechazo a la designación de Haisen Ribera como gobernador interino en reemplazo de Ernesto Suárez Sattori. Durante un cabildo que se cumplió anoche en frente de la Gobernación beniana, tomada por la Policía, los cívicos convocaron para hoy a una concentración en la plaza central de Trinidad y a una caravana en la tarde.

Después del cabildo, Trinidad volvió anoche a la tranquilidad, tras una jornada con algunos choques entre policías y seguidores de Suárez.

Los cívicos y seguidores de Suárez se congregaron la jornada anterior en la Gobernación para impedir el ingreso de Ribera, pero que fueron desalojados con el uso de gases lacrimógenos.

El cuestionado gobernador interino, tras la represión policial, ingresó a las instalaciones de la Gobernación para asumir funciones. En horas de la tarde, los policías abrieron el acceso a la plaza principal y se replegaron a la Gobernación, donde se mantenían anoche, mientras la gente que se encontraba en los alrededores en vigilia también se retiró.

Suárez afirmó ayer que la presencia policial en la Gobernación es una muestra del "golpe de Estado orquestado por el Gobierno del MAS", pues ahora le seguiría la Gobernación de Santa Cruz para "copar" todos los gobiernos departamentales que están en manos de los opositores al partido oficialista.

El Gobernador beniano reiteró que su suspensión fue ilegal porque la Asamblea Legislativa Departamental no votó por su suspensión, razón por la sigue como autoridad.

"Yo creo que la próxima Gobernación que está en la mira del Gobierno es la de Santa Cruz, es una manera escalada como se han venido dando las cosas, por ello convoco a todos los líderes nacionales; este es el momento de defender la democracia, ojalá tengan la decisión de venir a hacerlo, no para defender a Ernesto Suárez, pero lo que sí se debe hacer es defender el voto, la democracia, porque para qué vamos a votar los bolivianos. Ojalá podamos hacer una defensa", sostuvo Suárez.

Por su parte, Ribera, asambleísta de Mamoré, descalificó las manifestaciones de respaldo a Suárez. Dijo que eran funcionarios públicos que defendían su pega y no la ciudadanía beniana.

"Si hay tensión, eso es lógico y natural dentro de estos procesos, la gente que está afectada en sus intereses trata de desestabilizar el orden público, no hay peticiones claras ni razonables, yo creo que los funcionarios están tratando de defender su fuente trabajo, que no se preocupen no va a haber masacre blanca, en este momento no son los ciudadanos que están defendiendo su voto, son los funcionarios", manifestó.

La noche del pasado viernes, la Asamblea Departamental de Beni, con los votos de los legisladores del MAS y del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), suspendió a Suárez de su cargo de manera temporal porque se lo acusa de una supuesta malversación de fondos de la entonces Prefectura beniana.

Los dirigentes cívicos benianos, que se declararon en reunión permanente, anunciaron que masificarán la protesta hoy con la llegada de distintas delegaciones de las provincias en rechazo “al atentado contra la democracia boliviana que se vivió en la región”.

Audiencia cautelar

El gobernador beniano Ernesto Suárez aseguró que no se irá de Trinidad y que su permanencia es una prueba de que no tiene nada que ocultar a la justicia. Asimismo, aseguró su asistencia a la audiencia de medidas cautelares fijada para mañana.

Eso sí, dijo que teme que el miércoles se dicte su detención en la audiencia cautelar que está prevista para las 15:00, por la acusación de presunta malversación de recursos fiscales en la compra de un motor para la generación de energía eléctrica en un municipio beniano.

El fiscal del distrito, Hugo Vargas, indicó que el Ministerio Público ha solicitado la detención de Suárez ya que tiene doble imputación de cargos y que será el juez quien decida este miércoles si Suárez queda libre o detenido. “Si tengo que ir a la cárcel, voy a ir”, dijo Suárez al salir del Comité Cívico, antes de retornar a su casa donde dijo que iba a permanecer sin intenciones de salir del país.

EXPULSIÓN DEL MNR

El Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) inició ayer el trámite para expulsar de sus filas al gobernador interino de Beni, Haisen Ribera, quien reemplazó a Ernesto Suárez, por romper el acuerdo firmado en mayo de 2010 con Primero el Beni, agrupación de Suárez.

El jefe nacional del MNR, Jhonny Torres, informó que el Tribunal Nacional de Honor deberá responder hasta el próximo viernes sobre el pedido de renuncia a Ribera al cargo de gobernador interino.

SANTA CRUZ

En Santa Cruz, el Comité Cívico determinó convocar a una Asamblea de la Cruceñidad por la destitución del gobernador beniano Ernesto Suárez y la declaración en rebeldía de su par cruceño, Rubén Costas, indicó el presidente de la entidad, Herland Vaca Díez.

El Comité pro Santa Cruz también decidió enviar de inmediato una comisión a Trinidad, “con la finalidad de solidarizarse con ese hermano departamento y condenar el golpe a la democracia boliviana, afectando de esta manera al Estado de derecho y al proceso democrático en el país”, indicó Vaca Díez.

El líder cívico dijo que se resolvió convocar a parlamentarios, asambleístas, concejales y autoridades electas a un pacto social en defensa del voto, las libertades ciudadanas y la democracia.

GOBIERNO

El ministro de la Presidencia, Carlos Romero, justificó ayer la suspensión del gobernador de Beni, Ernesto Suárez Sattori. "El Gobernador de Beni, que ha sido suspendido está enfrentando 13 procesos judiciales, por denuncias de diferentes características sobre asuntos administrativos, entonces es un tema que tiene que resolverse en ese ámbito, no es un tema político, no se lo ha suspendido por ser disidente", explicó.

Dijo que "pretender que el Gobierno esté detrás de una suerte de golpe de Estado", es sobre dimensionar su capacidad.

"Se ha utilizado mucho la supuesta persecución política para desviar las acusaciones que están en el ámbito de la justicia y no es correcto decir que sólo los gobernadores de la oposición tienen procesos", aclaró.