Bolivia emite sellos postales para promover valores nutritivos y medicinales de la coca

La Empresa de Correos de Bolivia y el Viceministerio de Coca y Desarrollo Integral presentaron el lunes dos sellos postales para promover las bondades y los valores nutritivos y medicinales de la hoja de coca.

image

Las autoridades departamentales en la presentación de los sellos postales (ABI)



"Ante el desconocimiento sobre lo que significa la hoja sagrada para los bolivianos, estamos emitiendo estos dos sellos postales para hacer conocer al mundo que la coca en su estado natural no es cocaína", remarcó en la presentación, el viceministro de Coca y Desarrollo Integral, Germán Loza.

    A su juicio, la coca es alimento y salud como sustentan estudios científicos implementados en laboratorios internacionales de Europa y Estados Unidos.

     Resaltó que son varios los derivados que se obtienen de la coca, como licores, vinos, pastillas, panes, galletas, tortas y refrescos, además de medicamentos para el tratamiento de enfermedades como la presión alta, diabetes, artritis, reumatismo, gota y otros males.

    Por su parte, el gerente de la Empresa de Correos de Bolivia (Ecobol), Constancio Choque, informó que se emitieron 30.000 unidades por cada sello postal, con un tamaño de 32 por 43 mm, en papel couche engomado.

    Informó que los sellos postales circularán en más de 220 países del mundo, con los que Ecobol tiene relación, además de organismos internacionales como la Unión Postal Universal.

    "Bolivia debe enseñar al mundo entero a tomar el mate de coca", instó.

    Según un estudio científico  denominado "valor nutricional de la hoja de coca", la masticación de 100 gramos de coca por día satisface la ración alimentaria recomendada para hombres y mujeres, y 60 gramos colman las necesidades de calcio.

     Por su parte, el Gobernador de La Paz, César Cocarico, dijo que la emisión de los sellos postales es una acción concreta en favor de la hoja de coca que está constitucionalizada como un patrimonio cultural.

    Dijo que ese trabajo forma parte de las acciones que impulsa el Gobierno y las organizaciones sociales para exigir la despenalización de la hoja de coca, entre ellas, las jornadas de "acullico o pijcheo" (masticado de hoja de coca).

    Félix Barra, ejecutivo de la Confederación de Federaciones Campesinas de los Yungas (Cofecay), destacó esa iniciativa para hacer conocer al mundo que la "coca en su estado natural no es cocaína".

    Felipa Huanca, ejecutiva de la Federación Departamental de Mujeres Campesinas Indígenas Originaria Bartolina Sisa, felicitó la iniciativa a favor de la hoja de coca, para evitar que "sea satanizada como cocaína".

La Paz, ABI