Bolivia pide incluir a la coca en declaración de CELAC

bolivian-coca Bolivia planteará en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) incluir en la declaración final los beneficios de la planta de quinua en la alimentación y las cualidades curativas de la hoja de coca.

Según el embajador de Bolivia en Venezuela, Jorge Alvarado, los cancilleres asistentes a la magna cita aceptaron incluir el tema en la Declaración de Caracas.

La Cumbre de la CELAC analizará ese documento que establecerá los lineamientos fundamentales del accionar de la organización.



Con relación a las propuestas bolivianas en la cita constitutiva de la CELAC, Alvarado vaticinó que se declarará la quinua como producto muy importante e igualmente se recibió apoyo para la hoja de coca, según un reporte de radio Patria Nueva desde la sede del evento.

La quinua es un grano originario de los Andes, con amplia variedad genética y capacidad de adaptación a climas adversos y hábitats diferentes, que por sus propiedades nutricionales y pocos requerimientos de suelo y agua, tiene gran potencial para fortalecer la seguridad alimentaria.

Bolivia también defiende las tradiciones culturales de masticación de la hoja de coca (akulliku o pijcheo), como un estimulante suave y no adictivo que se mantiene como un hábito, sobre todo entre sectores populares del país del altiplano.

Usada como energético por los indígenas y en medicinas y rituales por pueblos andinos desde tiempos precolombinos, la hoja de coca, en cuya composición aparecen carbohidratos, vitamina B1, calcio, potasio, hierro, sodio y otros oligoelementos, tiene gran antigüedad de uso como producto natural del trópico boliviano.

El embajador señaló que es la primera vez en la historia que se da esta unidad de países de Latinoamérica y el Caribe.

Alvarado agregó que altos funcionarios de cada uno de los 33 países participantes discutieron por tres días los acuerdos desde el jueves, y el debate fue a nivel de cancilleres antes de pasar a conocimiento de los presidentes.

Prensa Latina – La Habana