Caen narcos con 210 kilos de cocaína en la tranca de Suticollo

Serían parte de una organización criminal dedicada al tráfico de cocaína entre Bolivia y Chile.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) logró la captura de una organización criminal dedicada al tráfico de cocaína entre Bolivia y Chile, en un operativo realizado en la tranca de Suticollo, que culminó con la incautación de 210,655 kilogramos de sulfato base de cocaína y la detención de siete personas.

imageLos 200 paquetes de pasta base de cocaína, incautados en Suticollo.



El operativo comenzó con la revisión de una lujosa vagoneta, marca Land Cruiser 2310-ZUN, en la tranca de Suticollo, el jueves. Los traficantes intentaban burlar el control de la Felcn haciéndose pasar como turistas locales, que iban a realizar un camping, para lo cual llevaban una serie de implementos en una chata remolcada por el motorizado.

Según el comandante de la Felcn, Vladimir Pol, en la chata llevaban garrafas, carpas, linternas y bolsas para dormir. Pese a todo este camuflaje, los policías de la Felcn procedieron a revisar el cargamento y descubrieron un doble fondo en la chata, con tres compartimentos secretos, cada uno con una capacidad de 100 kilos.

Dentro de este compartimento se encontraron 200 paquetes con sulfato base de cocaína, que contenían 210,655 kilos de la droga.

Los pasajeros, cuatro varones y tres mujeres, tenían como destino Oruro, por lo que se maneja la hipótesis de que la droga iba a ser enviada a Chile.

Los detenidos, de entre 20 y 35 años, con relaciones de parentesco y lazos de padrinazgo, fueron conducidos a la Felcn y ahora afrontan cargos por tráfico de droga. De ser hallados culpables, sobre todo por la flagrancia, podrían ser condenados hasta 25 años de cárcel.

La detención de los siete traficantes derivó en el hallazgo de una presunta organización criminal con nexos internacionales, por lo que la Felcn abrió una  investigación que ayer se plasmó en el allanamiento de tres domicilios, de donde se secuestró documentación vital para las averiguaciones.

Los Tiempos – 10/12/2011