Clanes de narcos en todo Bolivia; el negocio de la cocaína se expande

Un informe de la DEA establece que en Bolivia operan cárteles colombianos y mexicanos, provocando alerta. La Policía dice que en todo el país existen clanes familiares dedicados al narcotráfico. Su relación con las mafias es cada vez más estrecha. El Gobierno prefiere no hablar del tema.

Clanes de narcos en todo el país

La FELCN advierte que el negocio de las drogas se expande.

image Ref. Fotografia: INCAUTACIONES DIARIAS DE DROGA. La fuerza antidroga incautó ayer 210 kilos de droga en la carretera a Oruro.



En todo el territorio nacional se pueden encontrar clanes familiares vinculados a mafias del narcotráfico, según los reportes de Inteligencia de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), informó el jefe de relaciones públicas de esta unidad policial, teniente coronel Julio Alarcón Valdivia.

De acuerdo con el informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), Bolivia es el tercer país abastecedor de cocaína en el mundo y que esa producción es destinada a los mercados emergentes como Argentina, Brasil, Paraguay y Chile. “En todo el país hay pequeñas y grandes organizaciones ligadas al narcotráfico, pero lamentablemente no se tiene una ubicación exacta de estos clanes”, informó el jefe de relaciones públicas de la FELCN.

Cárteles cerca al Tipnis. El representante de la ONUDD en Bolivia, César Guedes, aseguró que los cárteles criminales tienen conexión con clanes familiares del país.

“Al parecer existe la presencia de los cárteles en Bolivia y lo hemos visto en la zona cercana al Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) donde se encontró a un ciudadano colombiano muerto y a un boliviano también. Posteriormente se detuvo a un colombiano y esto hace ver que hay indicios de conexión y filiación con estos”, afirmó.

Los medios buscaron el criterio del ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez, sobre el tema, pero con cierta molestia con los periodistas solo atinó a decir que no tenía información de los cárteles en Bolivia.

Brasil confiscó 111 toneladas de droga en su frontera. La presencia de las Fuerzas Armadas de Brasil en las fronteras con Perú, Bolivia y Paraguay logró incautar en el último semestre 95.6 toneladas de marihuana y 15.7 toneladas de cocaína, lo que derivó en el incremento de los precios de la marihuana y la pasta base de cocaína, además de la detención de muchos narcotraficantes, según informó la embajada brasilera en Bolivia.

El informe señala que gracias al control militar prácticamente ninguna sustancia ilegal llegó a las organizaciones criminales que actúan en los estados brasileros fronterizos. Como resultado, el costo de la pasta base de cocaína aumentó un 60 por ciento en Cáceres y 65 por ciento en oro. El precio de la marihuana aumentó 100 por ciento en Cuiabá y Campo Grande.

Durante las operaciones, se incautaron 10 vehículos ligeros, 27 motos y cinco buses y camiones (uno de ellos cargado con alrededor de 10 toneladas de explosivos), dinero, droga y armas.

Según la Fiscalía de Distrito de Santa Cruz

Los colombianos, peruanos, brasileños y paraguayos lideran el negocio del tráfico de estupefacientes en Santa Cruz, dijo Isabelino Gómez.

"Es importante caracterizar la operación como un elemento de disuasión que demuestra que el Estado brasilero existe y que actuará".

Celso Amorim

Ministro de Defensa Brasileño

6.977 Kilómetros es la frontera que comparte Brasil con Perú, Bolivia y Paraguay.

DETALLES

Las incautaciones fueron 14 veces superiores a meses anteriores

GOBIERNO. El vicepresidente, Álvaro García Linera, aseguró ayer que el Ejecutivo reforzará mecanismos para combatir de forma más efectiva el narcotráfico, en alusión a la supuesta presencia de cárteles mexicanos en Bolivia.

INCAUTACIONES. Se estima que las incautaciones de narcóticos fueron catorce veces superiores a las de los seis meses anteriores a la aplicación del Plan Estratégico de Fronteras. En los primeros seis meses de este año, se incautaron 7.85 toneladas de marihuana y cocaína, mientras que en el segundo semestre, ese total llegó a 111.4 toneladas.

PUNTO DE VISTA

Hernán Cabrera

Defensor del pueblo en Santa Cruz

El narcotráfico está dañando la democracia"

‘El narcotráfico en Bolivia daña a la democracia, porque no solo se trata de ajustes de cuentas o tráfico de sustancias, sino principalmente de corrupción y ello implica desdibujar la democracia.

El narcotráfico se ha convertido en una situación de riesgo no solo para la vida de las personas, sino para la misma democracia, porque en la medida que el narcotráfico crece, aumenta, delinque, prostituye, corrompe, obviamente afecta al cimiento de una democracia. El narcotráfico no es solamente ajustes de cuentas o tráfico de sustancias controladas, es también corrupción ante instancias policiales, judiciales y otras por favorecer a los peces gordos’