Corea del Sur quiere ampliar comercio e inversiones con Bolivia

embajador-corea-bolivia-ibce Corea del Sur tiene el interés de aumentar el volumen de comercio y de cooperación para la inversión en Bolivia pese a tener una balanza comercial deficitaria bilateral.

“Corea del Sur exporta anualmente al mundo 500.000 millones de dólares, e importa más o menos 450.000 millones de dólares; dentro de ese contexto, el déficit de la balanza comercial con Bolivia no representa nada, no hay problema si se aumenta el déficit en contra de Corea, lo que quisiéramos es incrementar el volumen comercial bilateral, la cooperación y la inversión en proyectos bolivianos”, sostuvo el Embajador de la República de Corea en Bolivia, Chun Young Wook en oportunidad de realizar una visita protocolar al Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), habiendo sido recibido por su Presidente, Wilfredo Rojo Parada, quien destacó la visión del representante coreano, así como el vertiginoso desarrollo de Corea del Sur que -pese a no contar con recursos naturales- en poco tiempo pasó de la pobreza al "estrellato" del desarrollo industrial y del conocimiento a nivel mundial

Un acuerdo comercial beneficioso

Corea del Sur exporta a Bolivia principalmente productos electrónicos y de la industria automotriz, e importa desde Bolivia mayormente minerales. “Propongo un acuerdo comercial bilateral que beneficie, por ejemplo, a los campesinos bolivianos en la venta de sus productos agrícolas, como los granos, soya y otros. Un acuerdo que libere el comercio entre ambos países que resulte mutuamente beneficioso. Que el gobierno boliviano considere cuáles son los proyectos más factibles, y los representantes de los empresarios coreanos y de los Ministerios estaremos presentes para conversar, negociar y concretar”, afirmó.



El milagro de Corea del Sur

Consultado sobre cuál fue el secreto para lograr el milagro desarrollo económico coreano, hasta ser el 13º país más rico del mundo en solo 30 años, el diplomático señaló tres factores: a) el liderazgo político del Gral. Park Chung-Hee que fuera presidente de ese país asiático por los años `60 y parte de los `70, cuya filosofía y estrategia contribuyó a erigir la economía coreana con una apertura comercial con EEUU y Europa; b) la pasión de los coreanos por el trabajo, dedicando más horas de lo que comúnmente se utiliza para producir y desarrollar el país; y, c) el estudio, como forma de capacitarse y buscar la competitividad laboral.

La mística competitiva coreana

Pero hay un elemento más, que el diplomático coreano destacó: la transparencia en la selección de funcionarios del gobierno, que perdura desde el siglo X, cuando un rey de la dinastía coreana, adoptó un esquema de selección de sus funcionarios. “A partir de aquel momento el rey actuó con transparencia y muchos expertos participaban en la selección de los candidatos. Hasta hoy se sigue ese tipo de tradición transparente para la elección de funcionarios públicos en Corea del Sur, dentro de un sistema de igualdad para todos, donde se evalúan sus capacidades y habilidades muy rigurosamente. Un Presidente o un Ministro no pueden emplear a su juicio a cualquier persona, está totalmente prohibido; puede designar un funcionario, señalar, pero no emplear porque la elección debe ser transparente y objetiva, aún en un cambio de gobierno el funcionario es permanente. Hay un esquema muy firme para que la política sea consistente”, explicó. Este esquema de selección de funcionarios que perdura desde hace mil años, ha pasado al sector privado que actúa de la misma manera.

Corea del Sur: un país industrial

“En Corea no hay ni una gota de petróleo, ni gas, muy poco hierro, ni carbón, casi nada de recursos naturales; entonces, la planificación fue en un cien por ciento importante para el desarrollo de las industrias de todos los sectores” refiere Young Wook. Desde los años `70 la economía de Corea del Sur creció aceleradamente, y hoy está clasificado como un país desarrollado por la ONU, el Banco Mundial y el FMI. Según el representante diplomático, el motor de la economía de Corea del Sur es la manufactura, pero hay muchas industrias en que el país lidera los ranking en la producción de automóviles, astilleros, electrónica, farmacéutica, petroquímica, refinería, tecnología de comunicación y otros.

Presencia coreana en Bolivia

Desde hace tres años Corea tiene presencia en Bolivia a través del consorcio Kores, de 4 empresas coreanas, en Corocoro en la exploración de cobre, con una inversión de 100 millones de dólares. Ya finalizó la exploración y los resultados están siendo analizados; una vez concluido en aproximadamente 6 meses, tiene previsto invertir 200 millones de dólares para producir cobre. Hay otra empresa que ha invertido 3 millones de dólares para la construcción de una planta procesadora de concentrado de zinc en Potosí. Las empresas coreanas aguardan la aprobación en Bolivia de la nueva Ley de Inversiones para invertir más en el país.

Interés de invertir en el litio

Corea del Sur tiene interés en la industrialización del litio del Salar de Uyuni. El Embajador coreano dio a conocer que recientemente se ha tenido contacto con altas autoridades bolivianas del rubro de la minería con las que se ha considerado con profundidad factores importantes para llegar a un acuerdo final. Explica que para ejecutar la industrialización de la “batería-litio” se requiere cubrir aspectos técnicos importantes como extraer grandes volúmenes de materia prima de litio; tecnología que implica un alto costo, y muchos capitales para la planta de industrialización del litio y analizar el futuro mercado para la venta del producto. “Aunque se produzca litio, si no hay demandantes o mercado, no resultará”, enfatiza.

Ampliar la cooperación

Finalmente el Embajador Chun Young Wook, dijo que Corea del Sur desea ampliar la cooperación con Bolivia no sólo en el campo minero, sino en otros sectores de la economía boliviana, lo que dependerá del requerimiento del gobierno boliviano. “Las industrias coreanas tienen toda la capacidad y los capitales necesarios para ofrecer, dentro de un “beneficio compartido”, cooperación en otros rubros como el de la construcción vial y otros. Esperamos la promulgación de la nueva Ley de Inversiones para avanzar con más inversiones, comercio y cooperación”, concluyó.

Prensa – IBCE