Crece subvención a combustibles en Bolivia y llega a $us 1.447 MM

Por incremento de demanda hasta 2015. El incremento en la demanda de diésel oil, gasolina y de GLP será del 7% para los dos primeros y en 3% para el último en 2012.

image



CAMPO DE GAS. Técnicos en la planta de Río Grande.

Subvención de $us 1.447 MM a combustibles

La Prensa

La demanda de diésel oil y de gasolina en la próxima gestión muestra un crecimiento del 7 por ciento. La adquisición de GLP aumentará en un 3 por ciento.

El incremento en la demanda de diésel oil, gasolina y de gas licuado de petróleo (GLP) será del 7 por ciento para los dos primeros y en 3 por ciento para el último en 2012, situación que determinaría un aumento en la subvención a los hidrocarburos, así se establece en el Plan de Inversiones 2009-2015 de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos Corporación (YPFB).

El documento institucional detalla las proyecciones en producción, demanda, oferta y proyectos a ejecutar para enfrentar la crisis energética en líquidos sobre la base del gas natural.

“En caso de no tomar acciones en el corto plazo, la importación de diésel oil, como porcentaje de la demanda interna, se incrementaría de 53 por ciento el año 2009 a 100 por ciento el año 2026, de acuerdo a la proyección de demanda y producción de hidrocarburos líquidos explicada en el presente documento. El déficit en la oferta de hidrocarburos líquidos se incrementa sustancialmente a partir del año 2015”.

En el plan de inversiones de YPFB se proyecta que la subvención estimada a los carburantes llegaría hasta 1.447 millones de dólares en 2015.

Déficit y proyecciones. Según datos, para 2012 se establece el déficit que se tendrá en los productos mencionados, en porcentajes diferentes, porque la demanda es superior a la oferta.

La estatal petrolera realizó las proyecciones, considerando un modelo econométrico con una serie de datos históricos del periodo 1985-2009, incorporando variables específicas que afectan el consumo de cada uno de los productos terminados objeto de la proyección, siendo el precio y el Producto Interno Bruto (PIB) las variables comunes incluidas para todos estos productos.

Diésel oil. Según el estudio de YPFB, este combustible mostrará durante 2012 un incremento en su consumo en un 7 por ciento, pese a un mayor aumento en la producción.

“La tasa de crecimiento del consumo de diésel oil proyectada es del 7 por ciento. En un periodo determinado, el déficit del combustible disminuirá de 12,4 miles de barriles por día (Mbpd) hasta 10,6 Mbpd en el año 2012”.

En porcentajes, la demanda, pese a disminuir en 2 Mbpd, muestra un déficit del 39 por ciento al 44 presentado en este año.

Hasta el tercer trimestre de 2011, se comerció un promedio de 24.064 barriles por día (Bbl/día). La comercialización de este combustible se centralizó mayormente en los departamentos de Santa Cruz, en un 40,31 por ciento; La Paz, en 17,05 por ciento, y Cochabamba, en 16,18 por ciento, representando estos tres departamentos el 73,54 por ciento del consumo total.

Gasolina. De acuerdo con el plan de inversiones de YPFB, el consumo de gasolina mostrará un crecimiento del 7 por ciento en relación con 2011.

Para abastecer el consumo interno de gasolina, el país deberá importar alrededor de mil barriles por día (0,8 Mbpd), significando un déficit del 4 por ciento.

Este hidrocarburo es el segundo de mayor consumo en el mercado interno. Hasta el tercer trimestre de 2011, se comerciaron un promedio de 18.570 Bbl/día de este combustible. El mayor consumo se registró en los departamentos de Santa Cruz, 32,40 por ciento; La Paz, 29,55 por ciento, y Cochabamba, 15,22 por ciento, representando el consumo de estos tres departamentos, aproximadamente, el 77,17 por ciento del consumo total.

Gas licuado de petróleo (GLP). La demanda proyectada de GLP para 2012 muestra un incremento del 3 por ciento, un déficit de 22 por ciento. Según las estadísticas de YPFB, a septiembre de 2011 se comerciaron 853,37 toneladas métricas por día (Tmd). Los departamentos del eje consumen del total el 71,5 por ciento.

500 millones de dólares sería el costo para la instalación de una planta de GTL, según el estudio de YPFB.

364 millones es la deuda externa, a junio de 2011, del país con Venezuela por la importación de combustibles.

La construcción de una planta de GTL determinará producción de diésel, para poder suspender la subvención.