Critican insensibilidad del gobierno con la marcha de discapacitados en Bolivia

Discapacitados vuelven a bloquear. Inmolados: En el puente de Puerto Pailas se recostaron en el asfalto a media mañana. La protesta podría masificarse ante la negativa de un bono por parte del Gobierno.

Critican insensibilidad de García con la marcha de discapacitados

La marcha de personas con discapacidad podría masificarse en el país ante la negativa de un bono por parte del Gobierno.

Tras el anuncio del vicepresidente Alvaro García Linera quien manifestó la imposibilidad de dar un bono de Bs 3.000 a las personas con capacidades especiales, la Federación Departamental del sector advierte masificar medidas de presión desde mañana.



El presidente del Comité pro Santa Cruz, Herland Vaca Díez Busch, llegó hasta el Pailón, lugar donde descansaban los marchistas, llevándoles agua y con la promesa de enviar una brigada médica para la atención de los discapacitados que al parecer se encuentran desamparados por las autoridades nacionales y departamentales.

El dirigente cívico anunció que hará las gestiones necesarias para que en primer lugar, todo el país conozca de la penosa situación por la que atraviesan los discapacitados y el sufrimiento que conlleva realizar una marcha de esta naturaleza.

Al ser consultado sobre la negativa del Gobierno al bono que exigen los discapacitados y tildar de política la marcha, el presidente cívico calificó al Vicepresidente Álvaro García Linera de ser un discapacitado de sentimiento y de no tener sensibilidad social.

Por su parte, Mario Torrico, representante del sector de Santa Cruz, en su descanso en Pailón, agradeció la visita del dirigente, calificándola de vital para ellos, porque “infunde ánimo y aliento para seguir con la marcha”. El Diario

Discapacitados vuelven a bloquear

Inmolados. En el puente de Puerto Pailas se recostaron en el asfalto a media mañana.

image Súplica. Tomaron una medida extrema para sensibilizar a la población y a las autoridades sobre su principal demanda

Aida Domínguez. Puerto Pailas, El Deber

Íbamos al encuentro de la marcha de discapacitados, cuando al llegar al puente de Puerto Pailas nos encontramos con una dantesca escena: estaban cabeza abajo con sus espaldas sobre el ardiente asfalto, como si hubiesen caído hacia atrás. El bloqueo se había iniciado y repetían que se inmolarían luchando por sus derechos.

No resistieron más de treinta minutos, están cansados, enfermos y mal alimentados. Similar estrategia del bloqueo ya fue utilizada en Cuatro Cañadas hace unos días.

Desde Trinidad partieron el 15 de noviembre y a las diecisiete personas que emprendieron la travesía se han sumado cincuenta más. Han recorrido muchas poblaciones, donde los han recibido con alimentos, como en Guarayos, y les han dado la espalda, como en Pailón.

“No es una marcha política, como ha dicho el vicepresidente García Linera, aunque sí es de derecha, porque es la derecha con la que empujo la silla, la derecha con la que ayudo a mis hermanos discapacitados, la derecha con la que manejo, porque la izquierda no la tengo”, dijo Mario Torrico, presidente de la Federación Cruceña de Personas con Discapacidad.

Tal vez por la temperatura de casi de 30ºc y el abrasador sol que calentaba el asfalto donde descansaba la cabeza de Juan José Barreda, este minusválido expresó con fervor que hace cuatro años han ganado un fondo de 40 millones de bolivianos, de donde piden que les paguen el bono. “El Gobierno nos está discriminando y pisando su constitución; le pedimos una oportunidad al Presidente, no lástima ni misericordia”, dijo.

Hoy seguirán hacia Cotoca y mañana llegarán a la ciudad.

   Testimonios  

Patricia Orellana. Aquí estoy peleando por mis derechos y por aquellos niños que no pueden hablar. Mi esposo, también discapacitado, me espera en Santa Cruz, junto a mis dos hijos. Tengo poliomielitis de nacimiento.

Limbert Santos Montaño. Me sumé a la caravana en Puerto Ibáñez para luchar por el bono y atención médica. Tuve un accidente y quedé paralítico. Voy con mi familia.

Elisa Salvatierra. Desde Trinidad vengo en caravana, para reclamar el bono que nos corresponde. Soy inválida, no puedo caminar.

Julia Corrillo. Mi hijito es un niño especial y sé que lo estoy sacrificando, pero es por una causa justa. Él enfermó y lo internaron en Los Troncos.