Cárteles en Bolivia

cárteles Demasiadas señales acusaban el problema ya, cuando también las Naciones Unidas se sumaron a las voces que advierten sobre la creciente presencia de los grandes cárteles del narcotráfico en Bolivia.

“Vemos con preocupación, pero no hay que quedarnos en la preocupación, hay que investigar (…) Esperamos que las autoridades bolivianas puedan hacer una investigación y determinar si estos datos son correctos”, dijo el representante de la agencia antidroga de la ONU en Bolivia, César Guedes.

Las declaraciones se produjeron a raíz de un informe de inteligencia de la DEA, sobre la expansión de los narco-cárteles mexicanos en Bolivia y Perú.



Según este reporte, Bolivia se ha vuelta atractiva para estas organizaciones criminales transnacionales, ya que en el territorio nacional el cultivo de coca aumentó más de 35% entre 2006 y 2010 (gobierno de Evo Morales), hasta alcanzar 35.000 hectáreas de sembradíos de cocales.

El asunto no puede limitarse a una mera influencia externa en el narcotráfico, sino que se trata de un resultado de la política estatal de tolerancia al crecimiento de cultivos de coca-para-cocaína.

Es decir, que el país se ha vuelto en los últimos años un imán para las mismas fuerzas criminales que volvieron a México una zona de guerra, con un verdadero genocidio de 50.000 víctimas. Esperemos no estar encaminándonos hacia eso…

Lo cierto es que, a más producción de coca, mayor fabricación de cocaína. Ecuación inexorable que el régimen evista intenta soslayar.

Todo lo demás, desde las fintas retóricas para encajar ecología con desarrollo hasta las diversas descalificaciones hacia los indígenas del oriente, no son otra cosa que parte del maquillaje que intenta encubrir esa cruda realidad…

[email protected]