Cumbre paralela. La Cidob cursa invitaciones

Cita. Los sectores llevan al encuentro diferentes propuestas, que van desde la generación de empleos hasta la reversión de tierras para favorecer a colonizadores y campesinos.

imagePreparativos. El representante de la Cidob, Adolfo Chávez, muestra la carta de invitación al presidente Evo Morales

La Cidob cursa invitaciones



El presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), Adolfo Chávez, mostró ayer la carta de invitación que se comenzó a distribuir al presidente Evo Morales, el vicepresidente Álvaro García, a los alcaldes, entre otros representantes,  para que participen de la Cumbre Indígena a realizarse en la capital cruceña, desde este martes.

“Hacemos conocer la invitación extensiva al primer encuentro nacional de los pueblos indígenas y originarios, que se realizará en la Casa Grande”, afirmó  Chávez.

La organización de la Cidob hizo conocer el listado donde incluye a los nueve gobernadores del país, alcaldes, universidades públicas y privadas, la Central Obrera Boliviana (COB), juntas vecinales, cooperativas de servicio de agua y luz, colegios de profesionales, dirigentes de gremios periodísticos y la sociedad organizada para analizar y plantear propuestas para las políticas del 2012, argumentó el dirigente.

Aunque no están definidos todos los ejes temáticos del encuentro, la dirigencia indígena manifestó que en una de las mesas de trabajo se incluirá el tema económico, el respeto a los derechos humanos, la seguridad jurídica y la seguridad ciudadana. Adolfo Chávez subrayó que este encuentro es una muestra de que los pueblos indígenas pueden contribuir en agendas conjuntas con el Gobierno nacional, departamental y municipal. 

El dirigente Lázaro Tacoó descartó que se intente medir fuerza con el Gobierno y que lo único que se intenta es hacer conocer las necesidades de los diferentes sectores, dado que la cumbre de Cochabamba solo reunirá a sectores afines al Gobierno.

Por su lado, el senador del MAS. Isaac Ávalos, adelantó que el presidente estará en Cochabamba, por lo tanto será imposible acudir al encuentro en Santa Cruz, al que  calificó como político, dado que algunos opositores han manifestado su intención de participar.

Está prevista que la inauguración del evento se haga en la sede de la Cidob, pero que luego se trasladen a los pabelllones de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, donde instarán las mesas de trabajo. El Cabildo se lo realizará el jueves en la plaza principal de la capital cruceña.

La agenda va por lo económico

Aunque los cuestionamientos de la oposición apuntan a que la cumbre pretende lavar la imagen presidencial, dejar sin efecto la ley de protección del Tipnis y coartar el trabajo de los medios de comunicación, el factor económico dominará en la presentación de propuestas de los sectores.

Las Bartolinas Sisa, por ejemplo, propondrán el debate sobre construcción de carreteras y atención de salud, mientras que los colonizadores y campesinos va por mayor dotación de tierras -especialmente en el oriente del país- para su sector.

Los empresarios privados alistan propuestas en conjunto y el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Armando Gumucio, adelantó hablarán de la generación de empleos, salarios, caminos y energía eléctrica.

A su turno, el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Daniel Sánchez, explicó que el principal pedido de su gremio será la liberación de las exportaciones. Igual de puntual, el sector petrolero demandará la industrialización de los hidrocarburos y priorizar la exploración en el país, mientras que el transporte busca que sus afiliados sean incluidos en el sistema nacional de salud.

Errores no se subsanan en tres días

Gonzalo Rojas / Politólogo

No me queda claro el denominativo de ‘cumbre’, porque no se sabe quiénes son las ‘cimas’ que fueron convocadas, pero hacer un programa de gobierno para una segunda fase tiene, como muchas cosas del oficialismo, una fuerte parte de retórica.

Sobre las ausencias de importantes sectores, está relacionada con la suspicacia que levanta el Gobierno, porque en algún momento todas estas organizaciones eran muy cercanas al oficialismo, porque muchos bolivianos tenían la esperanza de que sea un verdadero proceso de cambio para mejorar Bolivia, pero estas esperanzas se agotaron.

Creo que el MAS trata de recuperar algo de su credibilidad, pero no me hago ilusiones al respecto. El Gobierno cometió graves errores que no van a ser subsanados en un evento de tres días.

El Deber