Discapacitados de Bolivia exponen su dolor en Santa Cruz; mañana saldrán rumbo a Cochabamba

Dramático. Manifestantes arribaron a Santa Cruz después de marchar durante un mes. La gente los recibió con aplausos y llantos. Proponen referéndum para su Ley. Asambleístas los invitaron a un diálogo hoy en La Paz.

Discapacitados exponen su dolor y remprenden la marcha mañana

image



Ref. Fotografia: CONMOVEDOR. Así llegaron las personas con discapacidad al centro de Santa Cruz, unos se arrastraban y otros eran alzados por sus familiares y amigos que los acompañaban.

El Día, Santa Cruz

Un mes marchando no causó tanto impacto como la entrada que hicieron los discapacitados ayer al centro de Santa Cruz, arrastrándose y semidesnudos. Tras esa dramática protestas, lograron captar la atención de las autoridades. Los parlamentarios convocaron a un diálogo a los dirigentes de la caravana de  los discapacitados, para  poder consensuar la Ley de Trato Preferencial que proponen modificar y así poner un alto a las medidas de presión que llevan adelante desde el 15 de noviembre cuando la caravana que partió desde Trinidad hacia La Paz. "Analizaremos que las disposiciones legales declarativas estén en cumplimento a la Constitución Política del Estado. Respecto a los aspectos económicos se requiere el informe del Ejecutivo para dar una solución al tema de la jubilación y el bono que están solicitando", explicó, Juan Carlos Sejas, presidente de la Comisión Integrada de Política Social y Derechos Humanos de la Cámara de Diputados.

Ante ello, los afectados aceptaron ir a La Paz para tratar la ley 1838, que los beneficiará y alivianará su situación. El diálogo se realizará hoy en la Cámara de Diputados, para lo que ya confirmaron la presencia de 3 representantes de Santa Cruz y 2 de La Paz.

Emociones encontradas

Entre llantos, gritos, ánimos, alientos, aplausos y bocinazos de vehículos, así fueron recibidos los discapacitados por la población que observaba como ingresaban a rastras y semidesnudos, señalando que se sienten desprotegidos por la falta de atención de las autoridades nacionales. Entre ellos estaban los representantes de este sector a nivel departamental y nacional, además del diputado discapacitado, Jaime Estívariz. Muchas personas se acercaron ofreciéndoles agua y alimentos, otras no lograron contener las lágrimas de lo estremecedor que fue ver a niños, hombres, mujeres y ancianos arrastrarse en el suelo. "El Gobierno nos está desprotegiendo, por eso vamos a llegar hasta lo último", expresó Estívariz.

La meta de la movilización. El objetivo de la movilización es llegar a La Paz, después a Lima Perú y posteriormente a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para denunciar las vulneraciones a sus propios derechos, según manifestó Mario Torrico, representante departamental, además del bono de 3 mil bolivianos que beneficiará a quienes estén en un estado de salud más crítico.

Presupuesto destinado. El registro nacional de personas discapacitadas es de 40 mil, de los cuales 9 mil se encuentran de estado muy grave, 11 mil graves y 20 mil de leves a moderados. Según Estívariz, la donación del bono a las personas con más gravedad en el país, solo demandará un total de 27 millones de bolivianos de un total presupuestado de 40 millones que el Gobierno tiene destinado para ellos.

Impedidos marcharon en el centro paceño

El mismo sector en La Paz, también marchó ayer por el centro paceño. Anuncian que se están movilizando para unirse a la caravana  que irá desde Santa Cruz.

"Lo único que hemos pedido desde el principio, es un poco de ayuda y compresión

Con ese dinero yo podría estudiar, pero no lo hago por falta de dinero".

Bismark Mendoza

31 Años Trinidad

"Estamos luchando por algo justo, necesito ese bono para dar de comer a mis hijos

A mi nadie me da trabajo, porque no puedo caminar".

Eugenio Toborga

37 Años Santa Cruz

"El Gobierno debe escucharnos, con el bono vamos a hacer estudiar a nuestro hijos

El bono es para los que tienen peores condiciones".

María Sánchez 33 Años

Trinidad

95 Marchistas

Están participando de la caravana, exigiendo un bono de 3 mil bolivianos.

6 Bajas

Hasta el lunes se registraron 15 bajas en la caravana, pero ayer eran menos.

CRÓNICA

El sector mantiene su lucha desde el 2008

2008. REPRESIÓN EN EL COMANDO. En este año los impedidos iniciaron sus pedidos por medio de una masiva movilización que tuvo como epicentro las afueras del Comando Departamental de La Policía, donde fueron gasificados por los uniformados.

2009. SE COLGARON DE LOS PUENTES. Los discapacitados años atrás ya pedían a las autoridades nacionales, la donación de un bono, para ello en dicho año se colgaron del puente Urubó y también se enterraron en las arenas del río Piraí.

2010. MANIFESTACIONES. Impedidos tomaron pacíficamente las instalaciones de la anterior Renta Interna.

2011. CARAVANA. Por medio de esta medida esperan ser escuchados por las autoridades nacionales y recibir el bono de 3 mil bolivianos.

Marchistas llegan a la ciudad y piensan en su nuevo destino

Movilizados. Hoy descansarán y mañana saldrán rumbo a Cochabamba.

image Dolor. Una madre se tapa el rostro mientras llora sobre la calle Bolívar, a pocos metros de la plaza 24 de Septiembre, donde llegó arrastrando a su hijo sobre las losetas

El Deber

Rodando por el piso, jalados en mantas por sus madres o gateando como niños, así llegaron las personas con discapacidad al corazón de la capital cruceña, luego de marchar por casi un mes desde Trinidad exigiendo al Gobierno una ley de trato preferente.

La escena de dorsos descubiertos tirados sobre las ‘ardientes’ losetas castigadas por el sol del mediodía silenció a la gente que pasaba por la calle Bolívar. Se paraban a mirar con asombro lo que ocurría y hubo algunos que lloraron al ver a los marchistas tirados en el piso, una acción planificada por las personas con discapacidad para llamar la atención de la opinión pública y recordar sus pedidos. 

Los hombres y mujeres que tienen capacidades diferentes afirmaron que así los quiere ver el Gobierno, puesto que se niega a aceptar su propuesta de crear un bono que los ayude a paliar sus necesidades diarias.

Los marchistas salieron de Trinidad el 15 de noviembre y ya recorrieron más de 580 kilómetros en medio de necesidades y enfermedades.

“Hemos llegado hasta Santa Cruz y ahora la marcha no parará. Vamos a descansar y luego reiniciaremos nuestra caminata hasta Cochabamba”, aseguró Jaime Estívariz, diputado cruceño y dirigente de las personas con discapacidad. Según el parlamentario, no habrá más cuartos intermedios y dijo que su sector está dispuesto al diálogo, pero que este debe realizarse donde ellos se encuentren.

Mario Torrico, otro de los dirigentes, indicó que los más de 90 marchistas se quedarán hasta hoy en la capital y que mañana retomarán la carretera para iniciar su periplo hacia Cochabamba, para luego continuar hasta La Paz.

La dirigencia espera sumar más apoyo en la ruta, ya que creen que en cada uno de los municipios donde descansen, más gente con discapacidad se plegará a la caravana.

En contrapartida el presidente de la Comisión de Política Social y Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, Juan Carlos Sejas, manifestó que citarán a los representantes de la marcha para debatir la norma, aunque días atrás los movilizados criticaron a los legisladores.

Desde la carretera

– Visita. Cuando las personas con discapacidad llegaron a la plaza principal, representantes del Arzobispado y el presidente del Comité pro Santa Cruz, Herland Vaca Díez, dieron su voz de aliento a los marchistas.

– Ausencia. Las personas que tienen capacidades diferentes reclamaron la no presencia del gobernador Rubén Costas y del alcalde Percy Fernández, que no se acercaron a recibirlos.

– Solidaridad. La gente que se topó con los marchistas se acercaba a saludarlos y a entregarles alimentos y bebidas. 

– Marchistas. El sector exige la jubilación a los 45 años, descuentos en el pago de servicios y transporte, bolsas de trabajo y un bono del Estado. Los movilizados son de Beni, Santa Cruz y algunas personas de La Paz. Ayer marcharon desde Guapilo hasta el corazón de la urbe cruceña.

   Cuatro historias    

Carlos Mariaca A.

Tiene 43 años y desde los 10 empezó a sufrir la parálisis de sus extremidades. Vive bajo el cuidado de su madre, hermanos y sobrinos. Se gana la vida dando seminarios de filosofía y sicología. Trabajó en un ministerio, pero dice que lo retiraron por no seguir la línea política del actual Gobierno.

Beimar Huarachi

El lunes cumplió 13 años, comió galletas y tomó soda, porque ese día no alcanzó para un almuerzo. Sufre de parálisis cerebral y su madre, Julia Corrillo, lo cuida sola desde hace cinco años, luego que su marido murió. A Beimar le gusta jugar con muñecas y a diario toma medicinas por un valor de Bs 50, dinero que su madre consigue lavando ropa.

Jorge Suca G.

Jorge Mauricio padece un mal congénito, que desde que cumplió cinco años ha ido minando su salud. Tiene dificultad para caminar y no habla. Su madre, Zulema Suca Argote, ya perdió a dos hermanos de Jorgito por la misma enfermedad, Nayerly (9) y Nelson (10). Ella espera conseguir el bono para dar mejor calidad de vida a su niño, que tiene 6 años.  

María L. Roca

Cumplió 15 años en plena movilización. Tiene hidrocefalia y pese a lo delicado de su estado de salud, cada vez que ve una cámara sonríe. Su mamá, Cristina Roca, empuja su silla de ruedas y dice que trabaja en lo que puede para poder cubrir las necesidades de la adolescente.