Discapacitados satirizan a Evo con el fútbol

Los marchistas eligen el humor para criticar la indiferencia del Presidente. Ayer reanudaron su marcha hacia La Paz.

image



Antes de emprender su marcha hacia La Paz, las personas con discapacidad, jugaron fútbol improvisadamente en la rotonda del Cristo Redentor, por la tarde, satirizando al presidente Evo Morales, que arribó a la ciudad para jugar fútbol en un evento de YPFB. Los manifestantes dieron a conocer su desaprobación a esta actitud del mandatario.

Desde hace 33 días los discapacitados exigen a las autoridades nacionales, la aprobación de la Ley de Trato Preferencial, que incluye el pago de un bono de 3 mil bolivianos para las personas que cuentan con problemas de salud más severos. Sin embargo, hasta el momento solo reciben respuestas negativas. Así como lo hizo ayer Morales, cuando fue cuestionado por un periodista sobre la movilización del sector y le respondió: “¿Usted tiene plata para darles? El Gobierno ya no tiene recursos".

Asimismo, la ministra de salud, Nila Heredia, indicó que "ellos no necesitan bono, sino una rehabilitación".

Partida a Warnes.  Agradeciendo el apoyo y regalos de la población cruceña, los discapacitados abandonaron la ciudad ayer por la tarde, sin embargo, no llegaron hasta Warnes, sino que el punto de parada fue Ciudad Satélite, considerando que muchos de los miembros de la caravana se encontraban cansados. Hoy parten hacia Warnes, donde esperan descansar y posteriormente continuar hasta otra localidad, para así llegar a Cochabamba y después a La Paz, según informó el representante de este sector a nivel nacional, Carlos Mariaca.

Durante su estadía en el Comité Cívico, fueron atendidos por personal médico y recibieron la solidaridad de personas que llegaban con ropa y alimento.

El día a día de los afectados. "Mi día se inicia a las 6 de la mañana, cuando voy a despertar a mis dos hijos, primero es mi niña porque a ella, además de asearla tengo que peinarla y dejarla bonita, después sigo con mi hijo de 13 años, que también es enfermo y tiene parálisis cerebral, aunque menos peor que su hermanita".

Éste es el relato de Cristina Torres, de 55 años, que tiene que mantener y cuidar a María Lorena de 15 años y a Lisandro de 13 años, con problemas de discapacidad, que viven postrados en una silla de ruedas.

Así como ella, hay muchas personas que se encuentran en la caravana con problemas similares por el alto nivel de discapacidad de sus hijos. Torres señaló que una de las actividades más difíciles que le toca padecer es atenderlos cuando ambos se enferman y necesita llevarlos al centro de salud. Primero tiene que dejar a uno solo en su casa, para después volver por él y de la misma forma el regreso del centro de salud. Así pasa todos los días cuidando a sus hijos. Otro caso similar es el de Salomón Salvatierra, con 35 años de edad no encuentra trabajo y vive aferrado a sus padres porque no tiene dinero para vivir separado. "Yo trabajé un tiempo en la Alcaldía de Santa Rosa, en la época de otro partido, pero cuando asumió el MAS, me despidieron", añadió.

Regalo del Concejo Municipal, es considerado un aliento. La aprobación de la resolución municipal, para destinar el 5% de los puestos que se encuentran en los nuevos mercados, para los discapacitados de manera gratis para que éstos puedan vender y ganar dinero, fue recibido por este sector entre medio de aplausos.

Patricia Orellana sufre de la impotencia de no poder criar a sus hijos con más comodidades y mejores beneficios, debido a que ella y su esposo sufren de discapacidad y solo venden dulces en las rotondas.

"Mis hijos necesitan estudiar, ellos no son enfermos, tienen el derecho de salir adelante, es por ellos que pedimos al Gobierno que entregue el bono a esos niños que no pueden ir a estudiar y que recién están creciendo, pero nosotros no tenemos dinero", agregó Orellana.

Piden intervención del Defensor

Los parlamentarios opositores exigen que el Defensor del Pueblo, intervenga en la caravana de los discapacitados, ya que la situación se agrava más a diario.

"Yo no necesito el bono, porque aún puedo trabajar en mi casita, pero lucho  por esta gente que lo necesita, por esos niños que no pueden estudiar".

Rubén Ardaya

Discapacitado Trinidad

PUNTO DE VISTA

René Bilbao Médico

Con un seminario no solucionan sus problemas, precisan más atención"

Lamentablemente el Gobierno no los está tomando en cuenta, y ellos son parte de la población considerada más crítica.

Son los más preocupantes de la ciudadanía, porque ellos actúan sin pensar y razonar, no saben discernir lo bueno con lo malo.

Ellos no pueden hacer lo que quieren, se privan de muchas cosas que normalmente hace la población. Necesitan de más cuidados y no solo de sus familiares, sino de las mismas autoridades, sus músculos no les responden.

Las personas que viven así, lamentablemente viven mal, porque deben de tener controles permanentes y vivir con medicamentos, más aún cuando tienen parálisis cerebral. Un tratamiento de este tipo, por lo menos sale 2 mil bolivianos al mes.

Necesitan un trato preferencial en todos los rincones y un respeto a sus derechos. Con un seminario o taller, no le van a solucionar la vida a alguien, ellos necesitan más capacitación, rehabilitación constante y ayuda económica.

Fuente: El Día