El despertar federal

Rolando Schrupp

SCHRUPP Los miembros del Estado Unitario Neocolonial boliviano construyen el mito de que la política está reservada para los políticos profesionales en ejercicio del poder basado en que la política no es más que la distribución del poder sobre el Estado como organización administrativa institucionalizada con el monopolio del uso "legal" de la fuerza y dominación entre grupos humanos.

El modelo unitario es el extremo al elegir un rey, más aún en un régimen neocolonial que usurpa todos los recursos de las colonias internas para el aprovechamiento de las clases privilegiadas palaciegas. También es verdad que la ley de acción y reacción es aplicable al comportamiento humano y mientras más se oprime a un pueblo este tiende a acumular debajo de la piel su deseo de rebelión hasta el punto de explotar en una revolución.



Mientras más duro y recalcitrante se torne el centralismo explotador más rápido llegará la revolución federal de los provincianos periféricos sometidos a los caprichos de los colonizadores. Mientras más consolide el Estado una nueva estafa histórica con las regiones luego de destrozar el pacto autonómico, mas las regiones contemplarán nuevamente el principio del autogobierno ejercido a través del pacto federal.

Ya hace mucho que se estafó a este país con una supuesta guerra federal que solo derivó en mudar el poder centralista y autoritario a una hoyada, ya hace mucho que el modelo autonómico cambió todo para en el fondo no cambiar nada, ya hace mucho que se saquean los recursos y se suman las traiciones, ya hace mucho tiempo que las regiones miran el éxito de los regímenes federales de Argentina, Brasil, México, Estados Unidos, Alemania y Suiza, y acumulan la energía potencial de un despertar federal.

El Sol de Santa Cruz