El Gobierno boliviano dice que se investiga a exmilitar argentino

Posible vínculo con Rózsa. El ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez, no quiso asegurar que el exmilitar argentino y excarapintada Luis Enrique Baraldini, deportado a su país el pasado domingo, perteneciera al grupo de Eduardo Rósza Flores y se limitó a señalar que la investigación está en curso dentro del caso Rózsa II.

image

Luis Enrique Baraldini, en Buenos Aires, el domingo. Agencias



Aseguró que  Bolivia investiga y rastrea a esos personajes que se esconden en el país, protegidos por grupos de poder.

La ministra de Seguridad argentina, Nilda Garré, afirmó que Baraldini –a quien calificó de muy peligroso– participó en 2009 de una tentativa de magnicidio contra el presidente Evo Morales.

Actuaba junto a grupos de extrema derecha locales y otros carapintadas ex oficiales argentinos, dijo. "Hay investigaciones abiertas que darán cuenta del grado de implicancia de las personas que participaron en esos hechos", subrayó Chavez.

En el caso Rózsa II, el Ministerio Público investiga a los presuntos financiadores del grupo irregular. Presentó una nómina de 35 investigados entre los que figuran el gobernador cruceño Rubén Costas y los expresidentes del Comité pro Santa Cruz Branko Marinkovic y Luis Núñez. No aparece el nombre de Baraldini.

En abril de 2009 la policía incursionó violentamente en un hotel de Santa Cruz y dio muerte al boliviano-húngaro Eduardo Rózsa, al irlandés Michael Dwyer y al rumano Arpad Magyarosi y los acusó de buscar dividir Santa Cruz de Bolivia. En el caso, no aparece ningún “carapintada” pese a que al inicio de las investigaciones se mencionó una posible vinculación.

Chávez desvirtuó que la detención de Baraldini sea “política” y dijo que el Estado cumplió con la orden de captura internacional en el marco de la cooperación judicial y policía internacional.

La Ministra argentina remarcó que Baraldini tenía ayuda de su yerno, quien como director de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía de Santa Cruz tenía a su cargo “1.000 efectivos de control y vigilancia urbana”, que le daban “especial cobertura para ocultarse”.

Por este parentesco, Chávez dijo que era irresponsable hablar de una detención política, y recordó que “grupos de la ultraderecha protegieron, encubrieron en el pasado a represores, torturadores y masacradores que participaron en la dictadura nacional e internacional, entre ellos Baraldini, Jorge Baldiano y otros”.  “Son los mismos grupos de poder que se opusieron a la Constitución al proceso de cambio y que están vinculados con autoridades locales”, puntualizó.

Baraldini era prófugo de la justicia de su país desde 2003, acusado por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura 1976-1983, cuando fue jefe de la Policía de La Pampa, donde ahora enfrenta un proceso judicial. El exmilitar declarará hoy en indagatoria ante el juez federal de Santa Rosa, Pedro Vicente Zabala.

Según Oxígeno, publicación digital, la Corte Suprema de Justicia hace tres años dispuso la extradición del exmilitar. El auto supremo 182/2008 de 13 de agosto de 2008 dispone la “detención preventiva con fines de extradición de Luis  Enrique Baraldini”.

Piden destitución del yerno

El concejal del municipio de Santa Cruz, Saúl Ávalos, informó ayer que la bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS) ha exigido, vía minuta de comunicación dirigida al alcalde Percy Fernández, la destitución del funcionario municipal Raúl López por haber protegido al exmilitar argentino Luis Enrique Baraldini, recientemente entregado a las autoridades de su país.

López, quien ocupa la Dirección de Seguridad Ciudadana del municipio de Santa Cruz, admitió que su suegro (Baraldini) estaba en el país desde 2003 y que su presencia era de conocimiento de las autoridades argentinas ya que asistía a la Cancillería a normalizar su situación.  "Proteccionismo no pudo haber, acogida o cobijo creo que estaba en la obligación moral y familiar de hacerlo. Estaba en la obligación de tenerlo en casa", declaró López.

"El señor López ha admitido ser el protector y de cobijar en su domicilio a Baraldini, un señor que es prófugo de la justicia argentina, una persona en la que pesan en su contra delitos de lesa humanidad. No podemos tener en Santa Cruz como Jefe de Seguridad Ciudadana, a alguien que proteja a prófugos de la justicia" internacional, argumentó el concejal del MAS.

Asimismo, pidió que se inicie una investigación para saber qué bienes municipales han sido utilizados para la protección de Baraldini en su estadía en Santa Cruz. "Como se observan en las fotografías, Baraldini portaba una gorra con logotipos del Gobierno Departamental de Santa Cruz. Entonces surgen muchas interrogantes que deben ser aclaradas", dijo.

Los Tiempos – 29/12/2011