Evo defiende ruta por Tipnis y apoya a marchistas afines a su gobierno

Está previsto que los indígenas del Conisur lleguen hoy a Cochabamba. Demandan la anulación de la Ley de Protección del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) y la construcción de la carretera Cochabamba-Beni.

image

Los marchistas durante el trayecto hacia Sacaba después de descansar en una unidad educativa de la localidad de Melga, sobre la carretera a Santa Cruz, ayer. – José Rocha Los Tiempos



Evo defiende ruta por Tipnis y apoya a marchistas

La marcha del Consejo Indígena del Sur (Conisur), afín al Gobierno, prevé ingresar hoy a la ciudad de Cochabamba donde los dirigentes esperan al menos lograr un avance en la solución a su demanda de anulación de la Ley de Protección del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) y la construcción del tramo II de la carretera Cochabamba-Beni a través de esa zona.

El presidente Evo Morales, que   ayer entregó obras en Colomi, Aguirre y Sacaba, respaldó la movilización y criticó que no reciba más apoyo. Dijo que se trata de un movimiento de los "verdaderos habitantes" del Tipnis e insistió en la defensa del proyecto original de construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, a través del área protegida.

El cacique mayor del Conisur, Gumercindo Pradel, informó en Melga que los diputados indígenas Eleuterio Guzmán (yuracaré) y Juan Carlos Noe (yuqui) trabajan en el tema de la modificación de la ley corta y podría ser en Cochabamba donde se empiece a discutir el asunto.

El dirigente también dijo que se envió una carta a los líderes de la marcha indígena en defensa del Tipnis para que en Cochabamba expliquen a los marchistas pro carretera por qué incluyeron en la ley corta el término “intangible” y el veto a la construcción de cualquier camino por el parque.

El coordinador de la comisión de logística de la marcha, Antonio Guzmán, señaló que aunque los dirigentes se queden en la ciudad para negociar, la caminata continuará para asegurar una respuesta positiva.

No se sabe si los marchistas se quedarán en Cercado o continuarán. Pradel dijo que esperaban permanecer en Cochabamba tres días, mientras que Guzmán indicó que tal vez llegarían hoy hasta Quillacollo.

Entre 500 y 600 personas que forman la columna caminaron ayer desde Colomi, de donde salieron en la mañana, descansaron en Melga y cerca de las 15:30 volvieron a la carretera para llegar a Sacaba aproximadamente a las 19:00. Allí fueron alojados en el coliseo.

Apoyo y defensa

En Colomi, el presidente Evo Morales apoyó ayer la marcha del Conisur, cuyas comunidades indígenas viven en el área colonizada del parque junto con cocaleros, y dijo que es de “los verdaderos habitantes” del Tipnis. Además criticó que representantes de organizaciones de defensa de derechos humanos no apoyen esta movilización como hicieron con la octava marcha indígena que en octubre llegó a La Paz.

“En La Paz quiénes se han movilizado, toda la derecha, todos los opositores, claro no importa cualquiera que sea el tema, si hay un pequeño movimiento que se oponga a Evo Morales todos se suman a la cabeza de la Embajada de los Estados Unidos. Yo quisiera ver ahora que algunas ONG acompañen la verdadera marcha de los hermanos que viven ahí dentro y piden camino”, dijo el Presidente.

Morales insistió en la necesidad de la construcción de la carretera a Beni, pero por el Tipnis, y volvió a dejar en manos de los indígenas que quieren la carretera la modificación de la ley corta.

Reiteró que en caso de que el camino sea construido por el parque no se permitirá el asentamiento de cocaleros.

“Los compañeros decían que si va a haber camino los cocaleros se van a llenar, sin embargo, los cocaleros que están una pequeña parte en Isinuta han acordado no permitir más asentamientos”, agregó.

Recepción

En la Gobernación hay contradicciones sobre el recibimiento a los marchistas hoy en la plaza 14 de Septiembre.

Este miércoles pasaron la noche en el municipio de Sacaba y hoy tienen previsto llegar a Cercado.

La Gobernación se contradice

Altos funcionarios de la Gobernación se contradijeron sobre el recibimiento y el apoyo que el gobierno departamental dará hoy a la marcha del Conisur en la ciudad.

Mientras, el asesor general, Freddy San Millán, anunció el viernes pasado que la secretaria de Desarrollo Humano, Celima Torrico, y el secretario general de la Gobernación, Asterio Romero, fueron designados para alistar toda la logística de recibimiento y la infraestructura donde los marchistas recibirían desayuno, almuerzo, cena y alojamiento. “No sabemos nada. Si nosotros apoyamos dirán que es la marcha del MAS, pero la marcha es más legítimas y es de indígenas”, dijo ayer Romero.

Agregó que tal vez los dirigentes de la movilización envíen una nota a la Gobernación para pedir colaboración.

Una organización de apoyo a la marcha pro carretera convocó ayer por Internet a una concentración hoy a las 11:00 en la plaza 14 de Septiembre para recibir a los marchistas. “Gran recibimiento a la marcha de nuestros hermanos del Tipnis… Sólo el pueblo, nada de ONGs ni fundamentalistas ecologistas”, decía el mensaje.

El presidente de los empresarios privados de Cochabamba, Carlos Flores, sobre la marcha indígena, dijo el martes que apoyan la construcción de la carretera, pero respetan la ley corta.

30 PERSONAS ABANDONAN LA CAMINATA

Unos 30 marchistas, la mayoría mujeres, abandonaron ayer la marcha del Conisur a favor de la carretera por varios problemas.

El coordinador de la comisión de logística de la marcha, Antonio Guzmán, informó que unas 10 embarazadas, 10 adultos mayores y otras marchistas a las que les afectó la altura entre Colomi y Melga fueron llevadas en ambulancia hasta el hospital de Sacaba.

Uno de los médicos del centro de salud de Melga, Eddy Sejas, dijo que ayer se atendió a unas 30 personas con dolores de hueso y musculares. “Los problemas de dolor de músculos y huesos son comunes por el enfriamiento y la caminata. Tratamos con antiinflamatorios y muchos niños están con cuadros de infecciones respiratorias agudas y diarreas”, indicó. Señaló que los medicamentos para los niños están garantizados, pero que para los adultos marchistas será necesario que la población colabore con antiinflamatorios, medicamentos para la diarrea y otros. Ayer los médicos revisaron en Melga a dos mujeres embarazas y les aconsejaron no continuar la caminata por precaución.

Guzmán pidió la colaboración de la gente especialmente de agua que es lo que más necesitarían los marchistas. El representante de la marcha dijo que hasta Melga llegaron unas 1.300 personas, aunque Los Tiempos sólo observó algo más de 500 personas.

Los Tiempos – 29/12/2011