Expertos afirman que el Gobierno creó empleos precarios y temporales

Radio noticias. Sólo el 20 por ciento de la masa de trabajadores con empleos formales satisfacen sus necesidades de acuerdo a la canasta básica familiar.

clip_image001

La Paz.- Los analistas económicos, Julio Alvarado y Carlos Arce, coincidieron en que la tasa de desempleo en el país se redujo en la gestión 2011, hasta llegar a 5,5 por ciento según cita el gobierno en su informe económico, pero aclaran que las nuevas fuentes laborales son precarias, porque no hay garantía de que sean sostenibles, además del cumplimiento de los derechos laborales.



Alvarado argumentó en entrevista con Erbol que un empleo digno, como pregona el gobierno, debería comenzar por ser formal.

“Primero que sea un empleo formal, tenga seguridad social que es importantísimo y además que sea permanente en el tiempo, por lo menos entre tres a cinco años que se tenga la seguridad que se va a mantener ese empleo”, sostuvo.

Por su parte Carlos Arce explicó que la calidad del empleo no ha variado sustancialmente y que el 80 por ciento tiene de la masa laboral del país tiene que “buscarse la vida” en condiciones de gran precariedad y sin ningún tipo de protección laboral.

Arce agregó que sólo el 20 por ciento de la masa de trabajadores con empleos formales satisfacen sus necesidades de acuerdo a la canasta básica familiar.

Es cierto que hay algunos sectores muy dinámicos que están ligados fundamentalmente a la explotación de recursos naturales y en el caso de la construcción donde si hay una dinámica de generación de mayor empleo pero siguen siendo todavía de muy baja calidad”, aseveró.

Remarcó que “son empleos que no tienen beneficios sociales, seguridad social, son de ingresos muy bajos, hay poca estabilidad en el empleo, falta de contratos, siendo los estratos particularmente más golpeados por esta situación los jóvenes en su mayoría y las mujeres”.

De acuerdo a los datos presentados por el Ministerio de Economía y Finanzas, la tasa de desempleo experimenta un descenso continuo, ubicando su punto más alto en 9,3 por ciento en 2004, para llegar luego a 6,9 por ciento en 2008 y con una mayor reducción en 2011 con 5,5 por ciento. (Erbol)