Fabriles piden renuncia de Ministro con bloqueo

El corte de carreteras se realizó en cinco regiones de Bolivia, según los dirigentes fabriles.

Por mandato del último ampliado realizado el pasado viernes en Cochabamba, ayer cientos de fabriles bloquearon durante 10 horas nueve puntos de las tres principales avenidas de ingreso a la ciudad.

image Fabriles cierran nueve puntos de avenidas de la ciudad de Cochabamba.



Entre las demandas de los trabajadores está la renuncia del ministro de Trabajo, Daniel Santalla; el desconocimiento al dirigente de la Confederación de Fabriles, Ángel Asturizaga, y el reconocimiento del comité transitorio del ente matriz de los obreros de las fábricas.

La razón para pedir la destitución de Santalla, según los fabriles, es que el ministro habría despedido a varios dirigentes de ese sector sin respetar el fuero sindical.

El bloqueo de los fabriles pidiendo la renuncia del Ministro de Trabajo se realizó en cinco regiones del país. Además de Cochabamba, los bloqueos se realizaron en Pando, Santa Cruz, La Paz y Riberalta (Beni).

A partir de las 16:00 horas, las carreteras quedaron expeditas y las líneas de buses del transporte interdepartamental iniciaron la venta de pasajes de manera normal, según confirmó el director de Tránsito de la Terminal de Cochabamba, Daniel Mérida.

“Estamos en estado de emergencia todos los compañeros de La Paz, Riberalta, Pando, Santa Cruz y Cochabamba. Creo que ha sido un paro contundente sobre todo en el eje central. En Santa Cruz nos reportaron que incluso tomaron las oficinas de la Dirección Departamental del Trabajo. El próximo martes estamos convocando a la Asamblea y ahí determinaremos si continuamos con bloqueo, huelga de hambre hasta logra nuestros objetivos”, dijo anoche el secretario general de los fabriles de Cochabamba, Ángel Camacho, quien se encontraba en la ciudad de Sucre junto a los representantes de las cinco federaciones.

El dirigente descartó algún acercamiento con el Gobierno y denunció que muchos dirigentes están siendo perseguidos políticamente y que darán a conocer durante los próximos días los detalles de lo que están pasando, “peor que en 1972”, sentenció.

“Pedimos la renuncia del Ministro de Trabajo por entrometerse en el  sindicalismo y tratar de dividir a la clase obrera de Bolivia.

No aceptamos la posición el Ministro. Desconocemos a la confederación general de trabajadores fabriles de Bolivia, no como institución, pero sí a los dirigentes que en este momento no nos representan”, dijo.

 Los Tiempos – 3/12/2011